Los marabinos que no pudieron viajar a la Toma de Caracas, respaldaron la acción entre concentraciones y marchas en las adyacencias de la 5 de julio.

Maracaibo. Una iniciativa de la sociedad civil que no pudo asistir a la Toma de Caracas se hizo presente en la Plaza de la República de Maracaibo como forma de respaldo a quienes se manifestaron en la capital del país. Alrededor de 300 personas se concentraron en el lugar y marcharon en las calles adyacentes en representación de los zulianos.

“Tratamos de llamar la atención del Gobierno Nacional para que vea que es un clamor popular la necesidad de un referéndum revocatorio, que no es nada de esos inventos de la guerra económica, del imperialismo e invasiones”, asegura Carlos Contreras, abogado. A pesar de que no pudo trasladarse en uno de los buses de su partido, Primero Justicia (PJ), explica que hizo todo lo que estuvo en sus manos para movilizar gente a la protesta principal.

La comisión del partido que viajó hasta Caracas experimentó problemas desde que atravesaron el puente sobre el lago, cuando los retuvieron cerca de una hora para la revisión de sus documentos. En horas de la noche ocurrió lo mismo en el peaje Caseteja en Yaracuy, donde más de 70 funcionarios de la policía regional obstruyeron el paso.

El padecimiento de los buses en los que se transportaban más de 200 personas no culminó allí. En el peaje de Guacara, en el estado Carabobo, fueron recibidos por la Policía Nacional Bolivariana (PNB) con gas lacrimógeno. Más adelante, fueron retenidos en el túnel La Cabrera y finalmente, en La Victoria, estado Aragua, colectivos oficialistas bloquearon el paso con camiones de agua y rompieron vidrios de las unidades contratadas por el partido.

Lee también
Colectivos atacan con piedras a autobuses y opositores en La Victoria

“Hemos vivido la mayor muestra de que este gobierno es arbitrario, abusivo y violenta todas las leyes y la Constitución sin ningún tipo de vergüenza”, dijo Juan Pablo Guanipa, diputado a la Asamblea Nacional (AN). Responsabilizó a Tareck El Aissami, gobernador de Aragua, de la presencia del grupo violento. A pesar de salir con 25 horas de anticipación, llegaron tarde a Caracas.

“El Gobierno de Maduro ha sido el peor de los 200 años de la historia republicana de Venezuela”, afirma Nelson Alvarado, uno de los manifestantes de la Plaza de la República. Señala que aunque es un empresario, sus comidas se reducen únicamente a arroz con carne molida para el almuerzo y pan o arepa con mantequilla para la cena. “Los precios cambian constantemente y tienes que cambiar la dieta porque a veces no puedes comprar las cosas”.

Por su parte, la estudiante de derecho, Vanessa Quintana, expresó: “Yo no conozco otro Gobierno que no sea el de Hugo Chávez y el de Nicolás Maduro”. La joven de 24 años lamenta que su generación no tenga acceso a oportunidades de estabilidad económica luego de su graduación: “Yo me quiero quedar porque no me veo en otro país, ese es el motivo primordial por el que los jóvenes queremos salir del Gobierno, porque queremos crecer y ellos no nos dejan”.

Foto: Cortesía Twitter


Participa en la conversación