Icono del sitio Crónica Uno

15.000 migrantes esperan retornar en medio de restricciones de transporte e ingreso hacia Venezuela

Simón Bolívar

Foto cortesía: Migración Colombia

Migración Colombia anunció la reducción de buses con migrantes venezolanos hacia los puntos fronterizos ante la decisión de Venezuela de limitar la entrada de connacionales. El organismo intenta “desahogar” estas zonas, pues desde hace días miles aguardan por ingresar a Venezuela. Les darán prioridad a las familias con menores de edad.

Caracas. El director general de Migración Colombia, Juan Carlos Espinoza, calcula que “15.000 ciudadanos venezolanos buscan el retorno hacia su país”. Sin embargo, estas personas se enfrentan a las restricciones de transporte para su salida y a las nuevas disposiciones de Venezuela de limitar a tres días a la semana el ingreso de solo 300 retornados.

Espinoza explicó que en Bogotá estuvieron saliendo hacia los puntos de frontera siete buses diarios, cuatro hacia el Norte de Santander, tres hacia el Arauca. “Hemos tomado la decisión de restringir la posibilidad de migrantes en buses hacia puntos de frontera tras la decisión de Venezuela de restringir el ingreso”, dijo.

Migración Colombia emitió un comunicado el 7 de junio en el que informa a partir del 8 de junio el gobierno de Nicolás Maduro limitará el retorno de venezolanos a lunes, miércoles y viernes con un cupo de 300 personas. Sobre esta situación el gobierno de Maduro no se ha pronunciado.

Por esta razón, señaló Espinoza, se ha restringido la movilidad hacia la frontera para no cargar estas zonas. Un colapso inminente se avecina en el sector de La Parada, en la fronteriza ciudad de Villa del Rosario, dado el represamiento de más de mil venezolanos. Esta situación ha generado un embudo en el área. Todos los días continúan llegando más personas que consiguen cerrado el paso hacia su país. Se mantienen a la espera por cruzar bajo el sol. También están expuestos al contagio del COVID-19, no hay distanciamiento social ni cumplimiento de medidas de higiene. Espinoza informó que el ministro de Salud, Fernando Ruiz, visitará la zona de frontera.

En Bogotá 380 venezolanos se encuentran en la autopista norte a la espera de salida hacia Venezuela. El organismo ha ofrecido traslados hacia otros lugares, “pero no han aceptado”.

La segunda medida de Migración Colombia es proceder a un “desahogo de los puntos de los puntos de fronteras para dar prioridad la población migrante que se encuentra ahí desde hace varios días”. Por último, fortalecer la atención en salud y alimentación por parte de la cooperación internacional.

Espinoza aseguró que los venezolanos podrán retornar de “manera gradual”, tienen prioridad las personas que ya están en la frontera y con menores de edad. Ante la posibilidad de que Venezuela decida cerrar el corredor humanitario, dijo: “Venimos trabajando en alternativas de respuesta, no es un escenario deseado. Es inaudito que un país no les permita el acceso a sus connacionales”.

Las ciudades de Colombia donde se han producido más retornos son Bucaramanga, Medellín, Bogotá y Cali. Espinoza alertó a las comunidades migrantes sobre personas que podrían estar haciendo tráfico de migrantes. Estos grupos ofrecen kit de salud, transporte e ingreso garantizado. El organismo hace las investigaciones y se procederá a la captura.

Fundaredes denunció que hay 12 personas desaparecidas en las trochas que conectan a Venezuela y Colombia por el Táchira desde que se inició la cuarentena. Ocho de ellos vistos por última vez en estos pasos clandestinos y donde el control recae en grupos armados.

La Gerencia de Fronteras, según Espinoza, está coordinando cooperación internacional para la asistencia de la población migrante en la frontera. No aclaró si se dispondrán de albergues para los venezolanos que esperan cruzar hacia Venezuela.

Espinoza ofreció algunas cifras. En marzo salieron de Colombia 30.000 venezolanos, en abril fueron 16.000; en mayo, 23.000 y en lo que va de junio, 4600. “La tendencia es a la reducción por la reactivación de la economía en Colombia”.

En total, desde el 14 de marzo a la fecha han salido un poco más de 74.000 venezolanos y se han dispuesto para ello de 945 buses. En medio de la pandemia por el COVID-19 muchos intentan volver a su país. El largo confinamiento y la no generación de ingresos ha hecho que pierdan sus hogares y no tengan garantía del consumo diario de alimentos.

Salir de la versión móvil