Icono del sitio Crónica Uno

Ajustes de tarifas en los servicios por años de rezago encarecen el costo de la vida en dólares

aumento del dólar

Foto: Luis Morillo/Crónica.Uno

Pese a que la inflación va por delante del tipo de cambio la economista Nathaly Oronoz dice que manejarse en divisas sigue siendo más provechoso para la gente, debido a que una moneda como el dólar tiene más estabilidad. Hasta junio de este año la inflación acumulada se ubicó en 270 %, mientras que el aumento del dólar paralelo en ese mismo periodo fue de 215 %, según cálculos de Econométrica.

Caracas. El aumento de los precios de bienes y servicios le lleva unos pasos adelante al ritmo en que lo hace el dólar en el mercado oficial o paralelo. Para la población es común revisar a diario cómo amanece el mercado cambiario en un país donde alrededor de 70 % de las transacciones se hacen en divisas.

Los restaurantes dolarizaron los menú, zapaterías, panaderías y carnicerías exhiben cartulinas con el signo de la moneda estadounidense, algo que le ha permitido a la población manejar un poco de estabilidad en los precios, pues debido a la hiperinflación que existe desde finales de 2017 es rápido perderse entre ceros cuando se habla de bolívares. 

A pesar de que el dólar se convirtió en una alternativa a la crisis, este ha ido perdiendo poder de compra, motivado a que la variación de la tasa de inflación ha estado por encima que la del tipo de cambio, lo que en economía significa “una apreciación del tipo de cambio real”. Cálculos de Econométrica muestran que entre junio de 2019 y junio de este año el poder de compra del dólar paralelo cayó un 63 %. Hoy los venezolanos necesitan más divisas para pagar un mismo bien.

La economista Nathaly Oronoz de Econométrica explica que una de las causas es que las tarifas de algunos servicios, que estuvieron por años congeladas y con subsidios, se han ido ajustando. En distintos servicios observan aumentos elevados, que han influido en que el costo de la vida en dólares se encarezca. Por ejemplo, menciona que hace un año una consulta médica costaba 20 dólares y hoy está alrededor de 50 dólares o más. 

La especialista indica que “existía una inflación represada” en el sector servicios, que está empezando a tener peso en el bolsillo de la gente. Cita que comunicaciones, transporte o esparcimiento, son algunos de los rubros que más rápido se han venido ajustando, y que lo han hecho paulatinamente, a pesar de que se encuentran fuertemente restringidos. “Inter, por ejemplo, hizo ajustes significativos este año y enseguida las autoridades les pidieron contener las tarifas, a pesar de esos ajustes aún se encuentran por debajo de sus pares internacionales, eso explica el rezago entre sectores”, dice.

Gloria Acosta es una de las que ha visto cómo los servicios de salud se han incrementado de manera elevada en pocos meses. “Las consultas aumentaron, la internista de mis papás pasó de $30 a $60 y el pediatra de mi hijo de $30 a $50”. Gloria comenta que los precios del internista cambiaron entre marzo y julio de este año. “En el caso de la salud hay que pagarlo si está dentro de las posibilidades, aunque todos los servicios en general han subido. Esto afecta totalmente el presupuesto familiar del mes, sin considerar que los estudios también han tenido un aumento considerable”, indica.

Aunque en algunos meses de este año el tipo de cambio ha sido superior a la tasa de inflación, la economista señala que al analizarlo de manera acumulada la inflación está muy por encima, no obstante, explica que las tasas se han ido acercando cada vez más. La inflación acumulada hasta junio de este año se ubicó en 270 %, mientras que el aumento del dólar paralelo en ese mismo periodo fue de 215 %, según cálculos de Econométrica

La brecha entre el tipo de cambio y la inflación ha sido menor desde 2019, debido a la desaceleración de la inflación, pero continúa presente, asegura la especialista. Asimismo, indica que la dolarización transaccional ha permitido que esta brecha se reduzca y que los precios de bienes transables se estabilicen con mayor rapidez.

Los servicios continúan presentando un rezago, así que estos seguirán ajustando sus tarifas, advierte la economista Nathaly Oronoz.

Un informe publicado en junio por Aristimuño Herrera & Asociados sostiene que la dinámica inflacionaria en Venezuela ha distorsionado los precios relativos de la economía. “Si bien en los últimos años, progresivamente hemos visto un equilibrio en algunos precios de bienes en dólares, principalmente en el sector alimentos y de electrodomésticos, por las menores presiones parafiscales de importación, aún vemos mucha confusión en el concepto de dolarización de precios, con la cobertura al 100 % sobre la inflación”. 

En 2020 Aristimuño Herrera & Asociados señala que el poder de compra en dólares disminuyó un 40 %, porque la inflación fue 2959 %, contra la variación de tipo de cambio paralelo en 1733 %. “Esto crea un desfase de los precios en dólares, por lo cual, si sus servicios o bienes mantuvieron durante todo el año el mismo precio equivalente en dólares, usted tuvo una pérdida real acumulada de 40 % en su poder de compra”, advirtieron.

En un país en hiperinflación desde finales de 2017 y con los salarios más bajos de la región la gente hace magia para costear cosas esenciales como la comida o las medicinas. Pero la pandemia también ha traído nuevos gastos a las familias, motivado al trabajo y las clases a distancia. El año pasado el rubro de comunicaciones fue uno de los que más aumentó al ubicarse en 4085,25 %, según datos del Banco Central de Venezuela.

Para Oronoz, hoy algunas tarifas de servicios siguen siendo bajas cuando las comparan con países vecinos como Colombia. Sin embargo, señala que las autoridades también deben adoptar un conjunto de medidas que aumenten la producción y el poder adquisitivo de la población para que de esta forma los hogares puedan hacerle frente a los aumentos que se están dado en servicios como agua, electricidad o aseo.

Auspy Villegas, quien trabaja como abogado desde casa debido a la pandemia, cuenta que los servicios de telefonía celular han aumentado “de manera descarada” y que no han traído mejoras en la conectividad. Explica que a principio de año gastaba unos siete dólares por usar 15 gigas al mes, mientras que hoy el mismo paquete le cuesta entre 15 y 20 dólares. Los aumentos también los ve en otros ramos, por ejemplo, dice que en 2020 una póliza de salud con cobertura de 5000 dólares para una persona de 40 años costaba alrededor de 150 y 170 dólares, este año la misma póliza tiene un valor de entre 280 y 300 dólares.

Aunque algunos hagan el esfuerzo de adquirir un seguro privado esto no garantiza una atención adecuada. Villegas dice que como abogado le ha tocado atender casos de pacientes a quienes las aseguradoras les han negado cartas avales para hacer algún estudio. “El paciente necesitaba hacerse una resonancia magnética y el seguro indicaba que lo hiciera contrarrembolso, tuve que asistirlo y enviar un correo indicando que eso violaba su derecho como asegurado, que cambiaba las condiciones del contrato. Finalmente le dieron el servicio 25 días después de una larga pelea”.

Pese a que la inflación va por delante del tipo de cambio, la economista dice que manejarse en divisas sigue siendo más provechoso para la gente, debido a que una moneda como el dólar tiene más estabilidad y es la que más reciben en los comercios, aunque cada vez estos han adoptado más formas de pago como Zelle, criptomonedas o pago móvil.

El dólar aún es una moneda que da estabilidad a pesar de que el poder de compra se ha ido perdiendo. Hoy la vida es más costosa por los ajustes, que no se habían hecho y que tienen que ocurrir. Hubo muchos años de controles de precios y las tarifas quedaron rezagadas”, dice.

Para que el país logre tener estabilidad en el tipo de cambio y estabilidad en los precios de bienes y servicios las autoridades económicas deben aplicar un programa de medidas, que pasan por reducir la excesiva emisión de bolívares para cubrir el déficit fiscal. “Eso debería desaparecer a largo plazo, eso fue lo que originó este proceso hiperinflacionario y es lo que provoca distorsiones en los precios y en el tipo de cambio. La estabilidad de la moneda son objetivos de la banca central”, comenta la economista.

La especialista descarta que la gente pierda la confianza en una moneda como el dólar, lo que sí prevé es que los servicios sigan ajustándose y que se mantenga el encarecimiento de la vida en dólares.

Lea también:

Cantv ha aumentado cuatro veces las tarifas en lo que va de año y sus trabajadores siguen en el olvido 

Ingresos del Metro de Caracas por cobro de pasaje solo alcanzan para reparar algunas escaleras mecánicas

Salir de la versión móvil