Crónica Uno

Alena Douhan, relatora de la ONU: “Las sanciones no son la única razón de los problemas que sufren los venezolanos”

Foto: Carmen Victoria Inojosa

Douhan exhortó a los gobiernos de Estados Unidos y Europa a “reconsiderar y levantar las sanciones impuestas” y a descongelar los activos del Banco Central de Venezuela en los bancos respectivos.

Caracas. La relatora especial de las Naciones Unidas, Alena Douhan, se refirió al impacto de las medidas coercitivas unilaterales y reconoció que las sanciones impuestas por Estados Unidos y la Unión Europea “han exacerbado las calamidades” del país con un “efecto devastador

Pero advirtió que “las sanciones no son el único problema ni la única razón de los problemas que sufren los venezolanos hoy en día y que ha tenido tanto impacto humanitario”. Aseguró que antes de las sanciones, la situación económica del país “ya presentaba muchísimos desafíos”. 

Douhan ofreció una conferencia de prensa para dar sus observaciones preliminares tras 12 días de visita en el país. La relatora no logró determinar un porcentaje real de los efectos de las sanciones, pero afirmó que las consecuencias son “gigantescas” en alimentación, educación, salud. 

“La situación de Venezuela, como cualquier otro país, no se ve solamente afectada por las sanciones, sino también por una cantidad de otros factores. Y es imposible tratar de saber el porcentaje real que han producido las sanciones. Sí puedo decir que la implementación de estas sanciones unilaterales han tenido un impacto gigantesco en el acceso a la vida, educación, comida y medicina”, dijo Douhan. 

Explicó que el declive de la economía comenzó en 2014 con la caída de los precios del petróleo y otros factores: “Se mencionan la mala gestión, corrupción y controles de precios por parte del Estado”. 

Douhan indicó que Venezuela vive con el 1 % del ingreso que tenía antes de las sanciones. Los activos congelados en bancos de Estados Unidos, Reino Unido y Portugal representan 6000 millones de dólares. Las consecuencias de las sanciones también se traducen en bancos extranjeros que rechazan o aceptan con reticencia la solicitud de abrir o mantener cuentas bancarias, dificultad para obtener visas o boletos aéreos. 

También manifestó que entre los efectos está la merma en la capacidad del Estado para mantener la infraestructura y ejecutar proyectos sociales. Mencionó impedimentos para la importación de alimentos y medicamentos, falta de recursos para vacunas, disminución del apoyo gubernamental al sector educativo, ante la falta de disponibilidad de recursos financieros y la reticencia de las compañías extranjeras a comerciar con las instituciones públicas. 

“Los intentos por liberar los fondos congelados en el Banco de Inglaterra para comprar medicinas, vacunas, equipos de protección y equipos médicos a través del PNUD y la OPS, en 2020, fueron infructuosos. No se han liberado los fondos para la compra de COVAX a través de la OPS en 2020-2021”, mencionó.

La recomendación de Douhan es que los fondos sean liberados y que estos se utilicen bajo el monitoreo de las instituciones y agencias de Naciones Unidas y la Organización Panamericana de la Salud. “Creo que deben utilizarse todos los mecanismos legales para reestructurar las relaciones normales del país y permitirle al gobierno reestructurar sus proyectos sociales y de desarrollo”, dijo. 

Douhan exhortó al gobierno de Estados Unidos a terminar la emergencia nacional relativa a Venezuela, “reconsiderar y levantar las sanciones impuestas al sector público”. También pidió a los gobiernos de Reino Unido, Portugal y Estados Unidos “descongelar los activos del Banco Central de Venezuela para la compra de medicinas, vacunas, alimentos, equipos médicos”. 

El informe de la relatora será presentado en septiembre ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Expresó que no es de su competencia remitir el documento a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, donde Venezuela hizo una denuncia en febrero de 2020 por considerar que las medidas unilaterales son crímenes de lesa humanidad. 

Douhan expresó que “técnicamente es posible” que regrese a Venezuela. También recomendó que el gobierno de Venezuela y el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos convengan la visita, según el acuerdo establecido, de otros relatores: “Es vital para que puedan evaluar la situación relativa a la seguridad habitacional, alimentaria y otros sectores”.

Observaciones preliminares en cifras 

Foto: Carmen Victoria Inojosa

Salir de la versión móvil