Icono del sitio Crónica Uno

Cobra Kai, nostalgia y curiosidad por una vida pasada

Cobra Kai

La serie basada en Karate Kid ahora está disponible en Netflix, donde se ha convertido en una de las más populares recientemente en la plataforma.

Caracas. La nostalgia da buenos frutos a la industria. No hay que mentirse. Es común en cada conversación entre amigos, como aquellos que evocan los tiempos del colegio o del trabajo en el que se conocieron. Sería una pérdida no aprovecharla para crear obras para el entretenimiento. 

Cobra Kai es una serie dirigida a esa generación que creció con la saga de películas Karate Kid. Personas que vieron en Daniel LaRusso (Ralph Macchio) y su maestro, el señor Miyagi (Pat Morita), un ejemplo de templanza, perseverancia y entereza. Mientras, del lado contrario, Johnny Lawrence (William Zabka) era la peor imagen para el arte marcial, una disciplina que deshonró con trampas y fechorías. 

Es la respuesta a aquellos que extrañan a un personaje luego de un cierre, a esos que se preguntan qué será de la vida de esa figura de ficción que dejaron atrás luego de cerrar un libro, terminar una película, una serie o una canción. 

Ralph Macchio vuelve a interpretar al famoso personaje de Daniel San. como también se le conoce

Ahora la historia, como la vida, da un vuelco para una percepción sobre estos icónicos y arquetípicos personajes en esta serie estrenada en 2018 en YouTube Premium, y que ahora se encuentra en Netflix, plataforma en la que se ha convertido en uno de los programas más vistos en días recientes.

Como se esperaba Daniel LaRusso es un hombre exitoso, disciplinado, con valores morales que sirven de ejemplo en un entorno en el que todavía es recordado como el karateca de constancia y valor. Mientras, Johnny Lawrence es un fracasado, que aparentemente sufre las consecuencias de una vida entregada al alcohol y la vileza. 

Sin embargo, en Cobra Kai Johnny es el protagonista. Es la serie para su reivindicación. Es cierto, no es un hombre con fortuna ni estabilidad, la forma en la que vive no es la más deseable. Pero los creadores de la serie poco a poco muestran a un personaje por el que se siente empatía.

El actor William Zabka es uno de los guionistas del cortometraje Most, que en 2004 fue nominado al Oscar

Vive a la sombra de Daniel, quien si bien no vive de las artes marciales, tiene una presencia casi omnipresente en la ciudad, en la que es dueño de un concesionario de carros, cuya publicidad satura las vallas del lugar, un ejemplo de prosperidad con el que Johnny no se siente a gusto. No por envidia, precisamente. Y ese es un punto a favor, pues la historia evita caer en el victimismo. 

Pero ese no es el verdadero conflicto de la serie que hasta los momentos tiene dos temporadas. Los problemas comienzan cuando él ayuda a Miguel Diaz (Xolo Maridueña) un joven que es acosado por otros, y decide reabrir el dojo Cobra Kai. 

Cuando Daniel se entera, y ve que su hija Samantha LaRusso (Mary Mouser) está involucrada en nuevos personajes que entrecruzan la vida nuevamente de los viejos rivales, surge nuevamente la desconfianza. El próspero hombre de negocios lo ve como una afrenta a la disciplina, pues cree que Johnny solo quiere formar a peleadores que terminen en maleantes de poca monta, como los que él enfrentó en su adolescencia. Pero en esta ocasión, son estos supuestos peligrosos karatecas que tienen una historia mucho más interesante, apegada a dramas de la adolescencia como la soledad, la inseguridad y la ansiedad por pertenecer. 

Cobra Kai revive esa tensión atractiva del enfrentamiento entre ambos personajes. Claro, no es del todo ajena a su pasado. No solo están los actores que interpretaron a estos dos rivales, sino también en el equipo de escritores está Robert Mark Kamen, guionista de la saga original, incluido ese intento por resucitarla en 1994 con The Next Karate Kid con Hilary Swank en el papel principal, así como también ocurrió en 2010 con The Karate Kid con los rostros de Jaden Smith y Jackie Chan. 

Esta vez las caras conocidas tienen mejores resultados. Esos intentos de refrescar la franquicia con otras figuras no tuvieron mayor vuelo, y es ahora con la respuesta sobre qué pasó con Daniel y Johnny  donde recaerá mayor interés, y por eso el furor de quienes se han tomado el tiempo de indagar en lo ocurrido.

La serie presenta a nuevos personajes que podrían dar continuidad a la franquicia sin los actores originales

Cobra Kai anota puntos en mostrar otras perspectivas de los hechos, y no solo de lo que ocurre en la vida adulta de sus protagonistas, sino que incluso revisa momentos del pasado que brindan otra versión, y que hacen cuestionar a Daniel, quien por momentos luce insoportable por la superioridad moral con la que mira a Johnny. 

Sí, hay momentos en los que la historia luce forzada para justificar estas nuevas visiones. Y el guion a veces busca soluciones rápidas que se ajusten a esta dualidad en la que uno quiere reivindicarse y el otro de una manera obtusa se niega a ir más allá de sus antiguas percepciones. Sin embargo, la serie resulta un ejercicio interesante que no solo se enfoca en la nostalgia, y se adentra en cómo las opiniones nunca son definitivas, y los hechos tienen sombras que no todos ven. Cobra Kai sabe además cómo agitar emociones propias de los enfrentamientos, las peleas callejeras, la reivindicación del vencido y las relaciones tóxicas siempre dispuestas a perjudicar.

Salir de la versión móvil