Crónica Uno

Colombia evalúa mecanismos para que desplazados de Apure accedan al TPS

la frontera

Foto: Monitor SocialAC

El gobierno de Iván Duque analiza mecanismos para otorgar el beneficio del TPS a los venezolanos que así lo deseen, pero hacen la salvedad de que entrarían en las mismas condiciones que los otros 1.742.000 migrantes venezolanos que ya están en territorio colombiano y no en campos de las zonas fronterizas. Gobierno de Maduro solicitó a la ONU canal directo para mediar con Colombia.

Caracas. Colombia está evaluando mecanismos para que desplazados venezolanos por la violencia en Apure puedan acceder al Estatuto de Protección Temporal, TPS, en caso de que así lo deseen.

El gerente de fronteras del país vecino, Lucas Gómez, así lo informó en entrevista a VPI, y explicó: “Aquel que decida quedarse estamos evaluando la fórmula para que eventualmente acceda al Estatuto de Protección Temporal. Pero entraría en las mismas condiciones que los otros 1.742.000 migrantes venezolanos que ya están en nuestro territorio y no en campos de las zonas fronterizas, porque no es la vocación que nosotros tenemos”.

Como se sabe, desde el 21 de marzo se registran fuertes enfrentamientos en La Victoria, estado Apure, entre las FANB y grupos irregulares de Colombia.

Este conflicto bélico ha provocado el desplazamiento de más de 5000 personas desde esta población venezolana limítrofe con Arauquita en la otra orilla del río Arauca, en el lado colombiano. Sin embargo, el ministro de la Defensa, Vladimir Padrino López, no reconoce esta cifra de refugiados.

Gómez aclaró que la primera opción de su gobierno es promover el retorno voluntario de los desplazados por el conflicto, pero, al ser conscientes de que las detonaciones en el lugar continúan, ya comenzaron a estudiar de qué manera se puede apoyar a la población.

Estas personas, de acuerdo con el Estatuto de Protección Temporal, TPS, están fuera de los límites, porque nosotros habíamos hablado de una fecha límite, el 31 de enero de 2021. Luego mencionamos que aquellos que entren de manera regular pueden acceder al estatuto. Pero estas personas no están entrando por el paso fronterizo, están entrando de manera irregular”, detalló en VPI.

“Si deciden quedarse no se van a quedar en campos de concentración. Estas personas entrarían en una vía de migración tradicional en la que buscaríamos el mecanismo para que puedan acceder al Estatuto de Protección”, explicó.

Y reiteró: “No es que ahora cualquiera puede llegar y decir que viene de La Victoria, Apure, y pedir el estatuto, no. Hemos sido muy rigurosos. Colombia ha sido muy generosa con la migración venezolana pero también queremos que eso se dé en un contexto de normas para lograr una migración regulada”.

Gómez especificó que el beneficio de TPS es algo que se está estudiando “con mucho detenimiento porque implica mecanismos de derecho internacional para los refugiados”: “Pero tenemos que tener en cuenta que es muy importante que la migración que se haga tenga una fórmula para proteger a estas personas, pero a la vez mantener nuestra política migratoria inclusiva”.

Mediación directa con Colombia

Este martes, en rueda de prensa, el canciller de Nicolás Maduro, Jorge Arreaza, informó que se había solicitado ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU) el establecimiento de un “canal directo permanente” con el gobierno de Colombia para tratar los asuntos fronterizos entre ambas naciones.

Arreaza dijo que en una carta enviada al secretario general de la ONU, António Guterres, también se le pidió el apoyo de la organización internacional para lograr la desactivación de minas terrestres que grupos irregulares habrían plantado en territorio del estado Apure.

“Estamos empeñados de darles a lo largo y ancho de nuestra frontera paz a los pueblos”, dijo, y también aprovechó la oportunidad para acusar a la administración de Iván Duque de haber dejado desamparadas la frontera con Venezuela lo cual, según él, permitió la incursión de grupos armados colombianos en Apure.

“En esta carta extensa le solicitamos al Consejo de Seguridad de la ONU que investigue las actividades de grupos armados colombianos que, desde territorio de ese país, ejecutan ataques armados contra territorio y población venezolana”, afirmó.

Además de la carta enviada a la ONU, Arreaza informó que se envió otra misiva al gobierno de México, presidido por Andrés Manuel López Obrador, para que este, en calidad de presidente pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), aporte en la construcción de los canales de comunicación con Colombia con el fin de “garantizar la paz regional”.

Salir de la versión móvil