Icono del sitio Crónica Uno

Diputado Edgar Zambrano repudió intentos de sembrar dudas sobre la legitimidad de la AN

grupo de boston

Foto: Luis Miguel Cáceres

El actual jefe de fracción de AD e inminente primer vicepresidente del Parlamento para el período 2019-2020, respondió al planteamiento de María Corina Machado, quien afirmó que el 10 de enero no está en juego la legitimidad de Nicolás Maduro sino la de la propia Asamblea Nacional.

Caracas. Como una propuesta personalista, inoficiosa, desacertada y teatral calificó el diputado Edgar Zambrano (AD-Lara), el planteamiento de la dirigente de Vente Venezuela, María Corina Machado, en la que insta a la junta directiva de la Asamblea Nacional (AN) —que será electa el 5 de enero próximo— a designar un gobierno de transición que asuma el poder el 10 de enero. Además, la dirigente advierte a la opinión pública que ese día no estará en juego la legitimidad de Nicolás Maduro, sino la de la AN.

El Parlamento es una institución plural. Los diputados obedecen a su conciencia o a estrategias colectivas con propósitos orientados al interés nacional. Es inoficioso que factores ajenos al cuerpo legislativo pretendan dictar las pautas para la conformación de algo semejante a un consejo de sabios, indicó.

Edgar Zambrano es actualmente el jefe de fracción de AD pero a partir del 5 de enero será electo como primer vicepresidente del Poder Legislativo, si se cumple el pacto de gobernabilidad parlamentaria suscrito entre los partidos que integran la AN.

Consultado por Crónica.Uno, el diputado consideró que el planteamiento de Machado no muestra “un ápice de asertividad” ni profundidad: No es jugando adelantado, o bajo los criterios de un formato personal dirigido a posicionarse en la opinión pública con conceptos teatrales, que vamos a resolver el desiderátum político que reclama el país.

A juicio del próximo integrante de la directiva de la AN, la propuesta de Machado vendría a ser un nuevo error que solo causaría más frustración a la ciudadanía en general y a la oposición en particular. “Esto me trae a la memoria aquella propuesta a vestiduras desgarradas para nombrar un CNE en el exilio. Imaginemos una convocatoria a elecciones en esas condiciones”, dijo.

Finalmente, sostuvo que señalamientos sin asidero constitucional, que plantean las salidas en términos absolutos de “se pierde o se gana la patria” y que pueden poner en riesgo la legalidad del accionar parlamentario, terminan por “hacerle el juego a los laboratorios del Gobierno”.

Para el 5 de enero de 2019 se espera que la mayoría de los diputados de la oposición pertenecientes a los partidos PJ, AD, UNT, VP, MPV, Prove, Copei, Cuentas Claras, Camina y los independientes, respalden la propuesta de Juan Guaidó (VP) como presidente, Edgar Zambrano (AD) como primer vicepresidente y Stalin González (UNT) como segundo vicepresidente.

Salir de la versión móvil