Icono del sitio Crónica Uno

El plan Una Gotita de Amor llegará solo a 20 centros educativos de los 255 del estado Sucre

Gotita de Amor

Foto: Mónica Salazar

Las precarias condiciones de la infraestructura educativa, las demandas salariales insatisfechas de los docentes y la falta de un plan de vacunación para toda la comunidad impidieron un retorno masivo a clases. En Sucre más de 90 % de los planteles no está en condiciones de iniciar clases presenciales.

Cumaná. Ante el inminente llamado al inicio del año escolar 2021-2022 de manera presencial, el estado Sucre se suma a la advertencia nacional que hacen los dirigentes del magisterio venezolano en cuanto a que “no hay condiciones para garantizar un regreso a clases seguro”. Un dato que confirma esta afirmación es el hecho de que solo 20 centros educativos de los 255 de la entidad serán atendidos con el plan Una Gotita de Amor.

Así lo expresó el licenciado, William Figueroa, en representación de la Coalición Sindical Regional del Magisterio sucrense durante una asamblea con voceros y delegados sindicales de los centros educativos.

En el encuentro gremial Figueroa ratificó que más de 90 % de la infraestructura escolar no está en condiciones para iniciar las actividades presenciales.

Este 16 de septiembre estaba previsto el inicio de año escolar, de acuerdo con la convocatoria del Ministerio de Educación, pero en Cumaná al llamado solo respondió un mínimo del personal docente, administrativo y obrero en algunos planteles de la ciudad, según reportaron docentes y representantes.

La asistencia del personal docente y administrativo fue poca. Foto: Mónica Salazar

Los dirigentes de la coalición del magisterio sucrense confirmaron que “los planteles que hoy abrieron sus puertas lo hicieron para iniciar reuniones y consejos de docentes”.

Jesús Malavé, secretario general del Sindicato Único del Magisterio-Cumaná, manifestó: “Solo unos pocos acataron la convocatoria del inicio del año escolar con actividades administrativas. La reincorporación de los alumnos está anunciada para los primeros días de octubre”.

Continúan sin respuestas satisfactorias

En todo el territorio Sucrense se registran ataques del hampa contra los centros educativos. “Hoy están desvalijados, sin agua ni servicio eléctrico, se han robado los cables e implementos educativos”, describió William Figueroa, representante de la Federación Venezolana de Maestros-Cumaná.

A saber, se cuentan robos en las instalaciones de la escuela técnica Luis Emilio Tebar Carrasco y escuela básica Pedro Arnal. Las comunidades alertan de acciones vandálicas contra las sedes de las escuelas básicas Nueva Esparta y La Inmaculada, en el sector Caigüire.

Y así otras instituciones en distintos municipios del estado, lo cual pone en evidencia que no están dadas las condiciones físicas para recibir a la comunidad educativa de los diferentes planteles de Sucre”, dijo Figueroa.

Los planteles educativos en Cumaná son vandalizados. Foto: Mónica Salazar

Además de las precarias condiciones de la infraestructura escolar, el magisterio confirma que continúan sin respuesta los reclamos por sus justas reivindicaciones salariales.

“El ajuste salarial que recientemente se hizo a 60 % del salario en agosto, luego de la discusión de la contratación colectiva, no satisface las aspiraciones del sector, más cuando los índices inflacionarios lo convierten en sal y agua”, agregó Figueroa.

La coalición sindical del magisterio sostiene que los docentes continúan con un sueldo menguado sin poder satisfacer sus necesidades básicas de alimentación y vestuario, aunado a la falta de la prestación y goce de servicios médicos como HCM y funerarios.

El franco deterioro de la infraestructura educativa en el estado Sucre se acentuó durante el período de pandemia, y ello condiciona el inicio de clases en más de 90 % de las escuelas en todo el territorio sucrense.

No hay garantías sanitarias

“Acatar el llamado al inicio del año escolar pasa por el cumplimiento de un plan de vacunación masivo para el sector educación que garantice la inmunización de toda la comunidad educativa: docentes, personal administrativo, obreros, representantes y estudiantes”, advirtió el representante de la FVM-Cumaná.

Figueroa duda que 70 % de la comunidad educativa sea vacuna para un retorno a clases seguro cuando hasta la fecha el Gobierno nacional informa que 30 % de la población ha sido inmunizada. Destacó que a la vacunación se debe sumar el cumplimiento de las normas de bioseguridad, “que van desde la desinfección de las áreas, el uso de las mascarillas o tapabocas y mantener del distanciamiento físico, además de la garantía de la puesta en marcha del plan de alimentación escolar”.

Gremios docentes piden que se cumpla un plan de vacunación para el sector educativo. Foto: Mónica Salazar

Con este escenario “poco alentador” la coalición del magisterio sucrense acordó que, a través de los voceros o delegados sindicales, a partir de este 16 de septiembre verificarán en sus centros de trabajo estas condiciones y exigencias, tanto desde el punto de vista de la planta física como del personal que laboran en los mismos. Igualmente, decidieron convocar a una asamblea general de docentes para el martes 28 de septiembre a las 9:00 a. m. en la Casa del Maestro de Cumaná.

Salir de la versión móvil