Icono del sitio Crónica Uno

“Estamos a la buena de Dios”, dicen pacientes de Traumatología del Hospital de Maturín que esperan operación

traumatología Hospital Maturín

Foto: Hospital Universitario Manuel Núñez Tovar de Maturín/ Cortesía

Sin tratamiento y sin garantía de ser operados están los pacientes del área de Traumatología en el Hospital Central Manuel Núñez Tovar de Maturín. Esperan desde hace casi 20 días la reparación de un equipo dañado. El director de este centro de salud asegura que en el transcurso de la semana solventarán la falla, cuando los técnicos lleguen de Caracas.

Maturín. Un total de 17 pacientes recluidos en el cuarto piso del Hospital Central Manuel Núñez Tovar de Maturín esperan por intervención quirúrgica desde hace más de 20 días. En su mayoría, se trata de casos de fracturas que requieren una cirugía inmediata para lograr la movilidad de sus extremidades.

Los familiares de los ingresados en el área de Traumatología aseguran que sus parientes no han sido intervenidos porque se dañó el intensificador de imágenes del quirófano central. Este aparato permite obtener una imagen más nítida del área lesionada y sin este equipo no es posible realizar las operaciones.

Eneida Aguilarte tiene a su hermana hospitalizadas en esta área y cuenta que desde que fue ingresada hace más de 23 días, esperan por la reparación de este equipo. Este lunes 19 de julio, un grupo de pacientes y sus familiares alzaron sus voces para exigir respuestas ante esta situación.

No nos dicen nada. Ayer lo que nos dijeron es que si nos queríamos ir que nos fuéramos. Lo único que sabemos es que el intensificador de imágenes está dañado y no lo han podido reparar. Ya mi hermana tiene dolor, ella tiene una fractura en la tibia y por eso necesita ser operada”, cuenta.

Aguilarte comenta que no han podido recurrir a médicos privados por el alto costo de las consultas, sumado a que desde el momento del accidente han gastado aproximadamente 250 dólares en tratamiento.

“Nosotros no tenemos suficientes recursos para pagar un médico privado o la operación en una clínica. El día del accidente gastamos 250 dólares en unas horas porque aquí en el hospital hay que comprar todo, aquí no hay nada. Hasta los momentos no nos queda más que esperar”, dijo.

Alrededor de tres pacientes han abandonado esta área y se ha ido a sus hogares, pues no tienen respuestas sobre cuándo serán reactivadas las cirugías, mientras tanto un grupo decidió quedarse y esperar dentro del hospital para ejercer presión y lograr soluciones.

Se van a la buena de Dios, aquí estamos a la buena de Dios. Nos estamos quedando solos en el piso y lo único que nos dicen es que tenemos que esperar, pero no nos explican qué día puede estar listo el aparato ni cuándo empezarán las operaciones de nuevo”, manifestó Aguilarte.

Los técnicos que vienen de Caracas
El director del Hospital Central de Maturín, doctor Darwin Moreno, asegura que esperan a los técnicos que viajarán desde Caracas para reparar el equipo dañado. Moreno explica que el aparato presentó una falla que fue reparada y luego reincidió.

Estamos tratando de corregir lo más pronto posible, este es un equipo nuevo que entregó la gobernadora Yelitze Santaella, tuvo una falla, la reparamos y volvió a fallar. Se trata de una pieza, y por eso estamos esperando a los técnicos de Caracas. Yo entiendo a los pacientes, pero les pido paciencia mientras solventamos. Esperamos tenerlo listo en el transcurso de la semana”, dijo Moreno.

Asimismo destacó que los pacientes que han ido del hospital serán llamados nuevamente en cuanto reactiven las cirugías en el área de Traumatología.

Salir de la versión móvil