Icono del sitio Crónica Uno

Falleció el cardenal Jorge Urosa Savino tras varias semanas de hospitalización por COVID-19

El cardenal Urosa Savino se encontraba hospitalizado en la Unidad de Cuidados intensivos de la Policlínica Metropolitana de la ciudad de Caracas, por contagio de coronavirus desde el 30 de agosto.

Caracas. La Arquidiócesis de Caracas informó la tarde de este jueves que falleció el cardenal Jorge Urosa Savino, como consecuencia de la COVID-19. Las condiciones de salud del prelado, arzobispo emérito de Caracas, fueron delicadas durante toda su hospitalización, ocurrida el 30 de agosto, aunque algunos días presentaba signos de mejoría.

Monseñor Ricardo Aldo Barreto y el padre Carlos Márquez, obispo auxiliar de Caracas y vicario general, respectivamente, dieron información diaria sobre su estado de salud.

El 12 de septiembre, ante el agravamiento de la enfermedad, se hizo pública una comunicación firmada por el propio cardenal, fechada el 28 de agosto de 2021, en la que pedía que fuera publicada en caso de que su condición empeorara. En el texto indica que había recibido los santos sacramentos y a través de esa carta quería “hacer una breve declaración de amor a Dios y amor a la Iglesia, y de amor al pueblo de Venezuela”.

Manifestó estar inmensamente feliz por su vocación al sacerdocio y por las bendiciones que Dios le dio en las altas responsabilidades en servicio de la Iglesia. También pidió perdón por las ofensas que pudo haber cometido, aunque nunca estuvo en su intención hacer mal a nadie.

“Expreso mi gran afecto al pueblo venezolano y mi entrega absoluta a su libertad, a sus instituciones, a la defensa a los derechos del pueblo frente a los atropellos que se hayan cometido por parte de los gobiernos nacionales. Y en esa actitud he estado siempre también actuando no por odio, ni por rencor, sino por la defensa de la libertad, de la justicia y de los derechos del pueblo venezolano. De manera, pues, que espero que Venezuela salga de esta situación tan negativa”, escribió en su carta.

Finalizó hablando de la unidad del episcopado venezolano y pidiendo bendiciones para la Iglesia de Caracas y de Venezuela.

Urosa Savino no ocultaba su firmeza ante situaciones que le parecían injustas y por eso se ganó cierta animadversión en el ámbito político oficialista. En 2017 no vaciló en levantar su voz contra lo que ocurría ante la participación del Vaticano en un diálogo a favor de Venezuela.

“Parece que el gobierno sigue burlándose del Vaticano y de la Iglesia Católica porque toma una serie de medidas que van en contra de lo establecido en el diálogo. Fortalece el ataque a la Asamblea Nacional, violenta la inmunidad parlamentaria y no liberan a los presos que ya deberían ser excarcelados”, comentó en una entrevista concedida al Circuito Éxitos el 23 de febrero de ese año.

El cardenal Urosa Savino fue arzobispo de Caracas desde el 19 de septiembre de 2005 designado por el papa Benedicto XVI, hasta su jubilación en 2018 cuando cumplió los 75 años. El 24 de febrero de 2006 recibió el capelo cardenalicio

Durante su largo ministerio sacerdotal, de más de 50 años, tuvo el cargo de rector del Seminario San José de El Hatillo y del Interdiocesano de Caracas, también asistió a muchas labores sociales mientras estuvo en parroquias, y se le recuerda especialmente en Maca, Petare, en el sector Casa de Tabla.

Cuando recibió la ordenación episcopal el 22 de septiembre de 1982 –justo ayer celebraba su 39 aniversario– fue obispo auxiliar de Caracas hasta que el Papa lo puso al frente de la Arquidiócesis de Valencia, donde consolidó varias parroquias, impulsó la construcción de templos y construyó la nueva sede del Seminario de Valencia. 

Salir de la versión móvil