Icono del sitio Crónica Uno

Fundación Juan de Dios retira personal del área COVID-19 del Hospital Central de San Cristóbal

Fundación Juan de Dios

Foto: Ana Barrera.

Los 78 trabajadores que aportaba la Fundación Juan de Dios al área COVID-19 del Hospital Central de San Cristóbal laboraron hasta este viernes en la mañana, cuando entregaron la última guardia.

San Cristóbal. Por segunda vez, la Fundación Juan de Dios se retira del área COVID-19 del Hospital Central de San Cristóbal, por lo que otra vez se queda casi sin personal, solo se contará con la presencia de los trabajadores adscrito al referido centro asistencial.

La información la dio Eudes Zambrano, jefe de personal de la fundación, que señaló que, durante la época más álgida en el Hospital Central, Juan de Dios aportó 140 enfermeros a los cuatro pisos del HCSC y que, a la fecha, contaban con 78 trabajadores, entre vigilantes y enfermeras. Por esta razón, la sala de aislamiento del principal centro asistencial del estado Táchira, queda prácticamente desasistida.

Zambrano destacó que la principal razón por la cual se retiran del centro asistencial, es por el incumplimiento del convenio suscrito con la Corporación de Salud del estado Táchira, organismo que depende de la gobernación. Se estableció en el acuerdo que la Fundación Juan de Dios prestaba su personal y Corposalud suministraba los insumos, pero ahora ni siquiera guantes les suministran a los trabajadores de la fundación pese a que el organismo estadal si cuenta con materiales de bioseguridad.

Esta situación nos obligaba a pedirle los biotrajes a los familiares, a pesar de no estar de acuerdo. Por ese motivo, cuatro de nuestros trabajadores dieron positivo a la COVID-19 en el último mes”.

Acotó que recientemente el Rotary Club hizo una donación de bioinsumos y ellos no fueron incluidos en esa entrega, pese a ser quienes atienden a los pacientes contagiados con coronavirus en la sala de aislamiento.

Otro de los motivos por los cuales se retiran, es por la inoperatividad de los ascensores, lo que obliga a que deben “carretear” a los pacientes y fallecidos por escaleras que todos usan.

Zambrano denuncia que el traslado de pacientes desde el piso 4 al piso 3 fue “la guinda del helado”, ya que en esta área no se cuenta con las condiciones para atender a los pacientes.

No nos escuchan las peticiones y menos las sugerencias, entonces optamos por retirarnos del lugar”.

Y es que esta fundación ha apoyado desde septiembre del año pasado en los pisos de las áreas de aislamiento de la COVID-19 del Hospital Central, debido al aumento de casos en los picos de la pandemia y ante el poco personal con el que se cuenta.

En diciembre, se retiraron y a los pocos días decidieron retornar en vista de lo importante de su labor, ya que en el Hospital Central apenas llega a 300 la nómina de enfermería para atender en todas las áreas de este centro, cuando deberían tener más de 1500 enfermeros.

Esta fundación también aporta personal para el área de Oncología- pediátrica. Un total de 29 personas entre enfermeras, camareras y cocineras hacen presencia en esa zona. Ellos seguirán atendiendo a los niños con cáncer en el centro de salud. Zambrano reiteró que ese personal se mantendrá en el lugar.

Advirtió que responsabilizan a la directiva del HCSC y a Corposalud si alguna eventualidad ocurre tras la salida del personal.

Hasta ahora se desconoce la posición que asumirá la directiva del Hospital Central, pese a que se intentó hacer contacto con sus representantes no hubo respuesta. Sin embargo, se pudo conocer que estarían redactando un comunicado para aclarar la situación, pero no se sabe cuándo lo harán.

Salir de la versión móvil