Icono del sitio Crónica Uno

Habitantes del sector Santo Domingo en Barquisimeto afirman que gobernantes larenses “los borraron del mapa”

Santo Domingo

Foto: Cortesía

Pese a los insistentes llamados a organismos estadales, residentes de la comunidad ubicada al suroeste de Barquisimeto aseguran que sus problemas de cloacas desbordadas, un ambulatorio colapsado, fallas eléctricas y ausencia del servicio de agua se incrementan a diario.

Barquisimeto. Calles abandonadas, llenas de huecos, cloacas colapsadas, la escuela llena de basura y monte, el ambulatorio del sector con el techo lleno de huecos y sin insumos para atender a los vecinos que llegan principalmente con problemas estomacales, porque se ven obligados a buscar agua en el río Turbio ante la falta de agua potable, que no tienen desde hace más de dos años, es el rosario de problemas del sector Santo Domingo, una comunidad ubicada al suroeste de Barquisimeto y, como afirman los vecinos, “borrada del mapa”.

El techo del ambulatorio está totalmente dañado desde hace tres años, y han pedido auxilio a las autoridades sin recibir ningún tipo de atención.

Los vecinos le han dado vuelta a las láminas de zinc para tratar de solventar, pues afirman que “llueve más adentro que afuera” y los médicos se ven obligados a cerrar el ambulatorio.

Ellos hacen su mejor esfuerzo para atender pacientes, pero en el centro de salud no hay siquiera un tensiómetro. Tampoco tienen tanques para almacenar agua. En el sector no cuentan con el servicio desde hace más de dos años.

Antonia Mendoza, habitante del sector, dijo a Crónica Uno que pese a las múltiples visitas a los organismos competentes, no han tenido soluciones.

¿Cómo es posible que nos pidan combatir el covid con agua y jabón cuando la mayoría de los vecinos tienen que ir al río a cargar agua sabiendo que esa agua está contaminada, pero si compran agua potable, dejan de comer porque no les alcanza el dinero.

Mendoza asegura que desde Hidrolara les han dicho que no tienen presupuesto para resolver el problema y los vecinos se preguntan “¿y entonces quién tiene la solución?”. Denuncian que han tenido leishmaniasis, dengue y escabiosis por el grave colapso de cloacas que comienza en la entrada de la comunidad y afecta a más de 1500 viviendas.

Olvidados por todos

El derrame de las aguas residuales es otro de los problemas que enfrentan los habitantes de Santo Domingo. Muchas son las casas en las que colapsa el sistema de aguas servidas, sobre todo cuando llueve. 

Si es de noche no puedo dormir, porque mi casa se llena toda por dentro de orina y heces. Estuve hospitalizada cinco días porque agarré una bacteria y ahora es que me estoy recuperando”, asegura Mirian Escalona, vecina del sector Colinas de Navarro.

Afirma que ellos han hecho la diligencia para el arreglo de 80 metros de tubos, pero Hidrolara les indica que la Gobernación no ha bajado recursos. Escalona exige a las autoridades competentes que se aboquen a su trabajo y le resuelvan a las comunidades.

Vecinos reclamaron dotación para el ambulatorio de la comunidad / Foto: Cortesía

La vecina refirió además que paga cinco dólares por un tanque de agua, pero que no puede pagarlo siempre porque su sueldo no le alcanza ni para comprar un kilo de sal.

“Esta comunidad se encuentra en un abandono total”. Así lo dice Antonia Mendoza, quien además cuenta que las calles están oscuras desde la entrada a Santo Domingo hasta el último rincón y que por más diligencias que han realizado, no les han cumplido. 

Las cloacas cada vez que se desbordan inundan las casas / Foto: Cortesía

Además, le extendió una invitación a los representantes tanto de la Gobernación de Lara como a los de la Alcaldía de Barquisimeto para que visiten la comunidad y certifiquen las condiciones en las que se encuentran.

“Santo Domingo se perdió del mapa. Santo Domingo para quien no sepa, sea el ciudadano gobernador o el ciudadano alcalde queda al suroeste de la parroquia Concepción, de Barquisimeto, estado Lara. Digo la dirección completa por si alguien quiere venir, bienvenido sea”, sostuvo Escalona.

Salir de la versión móvil