Icono del sitio Crónica Uno

His House, cuando el terror del pasado alcanza el hogar

His House

Disponible en Netflix, la película presenta a dos sudaneses que huyen del horror del conflicto, pero al escapar, no encuentran la paz deseada en otro país.

Caracas. Una pareja de refugiados de Sudán llega a Inglaterra. Pasa por el mar tempestuoso en una precaria embarcación, que es destruida por la furia del agua y acaba con la vida de la niña en la que habían depositado las esperanzas para comenzar un hogar.

Es el comienzo de His House, película británica de terror dirigida por Remi Weekes en la que la casa es el escenario para el más profundo horror que atraviesan estas dos personas. 

Al llegar al país europeo,  y una vez aprobado el estatus de solicitud de asilo, son obligados a vivir en una vivienda especial para este tipo de casos. Mientras se lleva a cabo el proceso, no pueden trabajar, sólo atenerse a una cuota mensual otorgada por el Estado. 

La casa queda en una ciudad imprecisa. De hecho, nunca se sabe si la historia transcurre en Londres, un dato nada menor para sacar conclusiones sobre lo que ocurre realmente.  

Ahí, en un vecindario grisáceo, son escasos los vecinos a la vista, y los pocos que aparecen ignoran o denigran la presencia de los recién llegados. Bol Majur (Sope Dirisu) y Rial Majur (Wunmi Mosaku) experimentan un cambio sustancial. 

La película His House toma como contexto de drama de los refugiados africanos en Europa

Las calles que ahora caminan obviamente son ajenas. Es el comienzo de todo migrante. Sin embargo, el autor les da un toque sombrío a esas aceras y casas por las que transcurre la nueva vida. Una forma de manifestar el agobio de estar lejos y la incertidumbre por lo desconocido, pero también, una proyección del autor de la penuria de sus personajes. 

El director sigue la impronta de obras recientes como Get Out de Jordan Peele, quien en su primer largometraje contó una historia de terror en un contexto de tensiones raciales alrededor de sus protagonistas. Esta vez, del otro lado del océano, Remi Weekes aprovecha la coyuntura de la inmigración como punto de partida en His House.  

En esos primeros pasos por el vecindario, hay claras alusiones a clásicos del terror, como El resplandor de Stanley Kubrick. Uno de los mejores momentos de ese primer acto es cuando Rial Majur busca una dirección en calles que se convierten en laberintos. Vale recordar también las reminiscencias a “Casa tomada” de Julio Cortázar.

La casa es un lugar idealizado para el descanso, el encuentro, la tranquilidad y el sosiego. Por eso es atractivo presentarla como espacio de penurias y peligros. Si no hay seguridad en el hogar, no la habrá en ningún otro lado. Filmes como The Amityville Horror (1979) de Stuart Rosenberg y Mother! (2017) de Darren Aronofsky son solo ejemplos de tanto.  

Disponible en Netflix, en His House repentinamente empiezan a escucharse ruidos. Al principio, los protagonistas se conforman con explicaciones sencillas, pero luego son apariciones, criaturas desafiantes. 

El autor se adentra en el desarraigo, pero es comprensible también que Bol Majur quiera hacer borrón y cuenta nueva. Su país es un caos y quizá la única tradición que conoce es la muerte que acecha siempre en medio del conflicto sudanés. 

El guion de His House es de Remi Weekes, quien se basó en una historia de Felicity Evans y Toby Venables

En His House si no fuera por estos monstruos desafiantes, nunca se sabría qué ocurrió realmente en el escape de Sudán. El cineasta se vale de escenas oníricas para reafirmar su mensaje. Son estas imágenes las que vuelven reiterativo su propósito, y por lo tanto, suelen ser innecesarias en no pocas ocasiones y alargan el filme. 

Ya en su clímax se recupera la tensión, empiezan a conocerse las verdades alrededor del misterio sobre los monstruos que acechan en el hogar. 

His House deriva en una obra psicológica, en la que sus protagonistas deben afrontar sus penas y las consecuencias de sus acciones, el pasado tiene largos tentáculos que no reparan en fronteras, y además, puede estar sediento de sangre. 

También podría verse como la lucha interna por superar las tragedias sufridas y las provocadas en medio del más profundo pavor, en el desespero por preservar la vida, aunque se transgredan principios y valores. 

His House se estrenó en el mes de octubre en la plataforma Netflix

His House es el primer largometraje de Remi Weekes, quien por momentos es contundente en sus movimientos de cámara para favorecer su trama, pero también sucumbe a tomas que hacen predecible sus intenciones aterradoras. Su principal fortaleza es el guion. 

Al final, la película deja distintas preguntas sobre lo visto en pantalla. Detalles aparentemente minúsculos, pero que pueden ser las pistas sobre lo que no se dice explícitamente en el filme, una obra con una observación crítica a la situación de los inmigrantes en Europa, el temor al extraño y los prejuicios, pero que no llega a ser condescendiente ni panfletaria. Más bien, entremezcla los aciertos y miserias de la condición humana, sin importar el lugar de origen ni las calamidades a las que sobreviven.

Salir de la versión móvil