Icono del sitio Crónica Uno

Incremento de contagios de COVID-19 tiene al borde del colapso sistema de salud en Táchira 

COVID-19

Foto: AB

Autoridades regionales y municipales mostraron preocupación ante el incremento en los casos de coronavirus que registra el Táchira. La ocupación casi total de las camas en las áreas de aislamiento mantiene al borde del colapso a los pocos trabajadores con los que se cuenta en el sector salud de la entidad.

San Cristóbal. Desde marzo hasta mayo pasado, la pandemia de COVID-19 dio una especie de tregua al Táchira, entidad que al principio estuvo entre las de mayor registro de casos. Ese alerta de los primeros días regresó, y las autoridades sanitarias de la región afirman que la red de salud pública está al borde del colapso. 

Aunque la autoridad única de salud no emite un boletín referente al número de casos regionales desde el pasado 24 de mayo, la gobernadora del estado, Laidy Gómez, informó que 116 pacientes se encuentran hospitalizados en centros de salud dependientes del Ejecutivo regional. Se trata de un aumento considerable de ingresos, si se tiene en cuenta que a mediados de mayo, solo se contabilizaban seis pacientes hospitalizados por causas asociadas al coronavirus en la red hospitalaria pública.

El centro asistencial con más pacientes ingresados es el Hospital Central de San Cristóbal, que reportaba un total de 63 pacientes, situación que obligó a la reapertura de los pisos 1, 2 y 4, de los cuales el 2, 3 y 4 habían sido cerrados para áreas covid dada la merma de pacientes. El piso 3 quedó inhabilitado tras el robo de los lavamanos y conexiones eléctricas.

La unidad de cuidados intensivos de ese hospital está copada, pues sus seis camas están ocupadas con pacientes con cierto cuadro de gravedad, razón por la cual los médicos, en especial el director del centro, Tito Zambrano, instaba a la colectividad para que reforzaran las medidas de bioseguridad. 

El Hospital Patrocinio Peñuela Ruiz, adscrito al Seguro Social, registraba ocupadas sus 27 camas del área de aislamiento para pacientes con COVID-19. Los pacientes que requerían hospitalización eran remitidos al Hospital Central, mientras que los menos graves, eran enviados a su casa a cumplir tratamiento domiciliario.

De acuerdo con el último reporte emitido por la Comisión Presidencial para el Control de la COVID-19, en Táchira se registraron 57 casos en las últimas 24 horas. Sin embargo, se desconoce si los resultados de esas pruebas fueron procesadas un mismo día, o son de fechas anteriores. 

En materia de fallecidos, el alcalde de San Cristóbal, Gustavo Delgado, reveló recientemente que 71 personas han fallecido en lo que va de mes por causas asociadas al coronavirus, mientras que desde marzo de 2020 hasta la fecha, 1051 tachirenses han muerto por la enfermedad, lo que representa el 36,5 % de la cantidad de fallecidos que reporta el Ministerio de Salud en su portal, que es de 2886 en todo el país. 

Se disparó la compra de oxígeno

A raíz del incremento de los casos de COVID-19, la demanda de bombonas de oxígeno se disparó en la entidad. 

Proveedores de este servicio aseguran que después de la primera quincena de mayo, la demanda aumentó considerablemente, dado que a muchos pacientes los refieren a sus hogares ante la ausencia de camas en los centros públicos y no todos tienen para pagar las altas sumas de dinero que implica la atención en un centro médico privado. 

Dependiendo de la gravedad del paciente, puede usar hasta cinco cilindros al día, por lo que pueden gastar más de 150 dólares, ya que cada recarga de cilindros está costando 30 dólares. 

Autoridades han reflejado un incremento de fallecidos por causas asociadas al COVID-19 en lo que va de junio / Foto: AB

En lo que a disponibilidad de oxígeno en los centros asistenciales se refiere, las autoridades han sido tajantes en aclarar que en ningún momento ha fallado el oxígeno para los pacientes. Pero lo que no han sido suficientes son las tomas para conectar las mascarillas, por lo que han tenido que hacer extensiones para garantizar el oxígeno a todos los hospitalizados. 

Siguen inhumaciones

Las inhumaciones se mantienen en el cementerio municipal, al igual que las cremaciones. Hasta la fecha no se han registrado colapsos como los ocurridos a comienzos de año, cuando el alza de muertes puso en jaque a las empresas prestadoras de servicios fúnebres. 

Personal del sector de las funerarias explican que si bien se están registrando más muertes por COVID-19, ya están habituados al proceso que se debe cumplir, por lo que ya no es tan traumático como al comienzo. 

Vacunación contra el coronavirus

Desde la semana pasada en el Táchira se dio inicio a las inmunizaciones, hasta el momento las autoridades sanitarias indicaron que han vacunado a 55.086 tachirenses de los cuales, 14.600 ya tienen el esquema completo de inmunización que consta de dos dosis. 

Amelia Fressel, autoridad única de salud en la región, señaló que en cada centro de vacunación se inmunizan más de 150 personas, entre menores de 60 años y adultos mayores.

La médico, quien no ha vuelto a ofrecer cifras, aseguró que las autoridades locales no están autorizadas para emitir reportes de contagios, por lo que advierte que esas informaciones crean falsas alarmas en la población. 

Ninguna autoridad nacional o regional ha informado sobre la llegada de alguna de las cepas o variantes de la COVID-19 al estado, pese a que en las regiones vecinas sí se manejan casos con las variantes internacionales del virus.

Salir de la versión móvil