Icono del sitio Crónica Uno

Jorge Rodríguez presidirá la nueva AN en una Junta Directiva solo chavista

Jorge Rodríguez | AN

Foto: Prensa Vicepresidencia

Diosdado Cabello, diputado y segundo vicepresidente del PSUV, informó que la Junta Directiva de la AN la integrarán Iris Varela como primera vicepresidenta, Didalco Bolívar como segundo vicepresidente y Rosalba Gil como secretaria del Parlamento. Jorge Rodríguez dijo a Crónica.Uno que conformarán “una amplia comisión de diálogo y reconciliación del país con todos los sectores de la vida nacional. Incluidos los partidos que no participaron el pasado 6-D”.

Caracas. Comienza un nuevo año y también un nuevo ciclo político con la instalación de la nueva Asamblea Nacional (AN) escogida el pasado 6 de diciembre, en unas elecciones en las que no participaron la mayoría de los partidos de oposición. Jorge Rodríguez, diputado del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) por Caracas, presidirá el Parlamento este año, anunció el primer vicepresidente del partido oficial, Diosdado Cabello.

No es casual que Rodríguez, quien este asumirá este martes como presidente del Legisltativo, dijera el lunes a Cronica.Uno, tras nocerse su nombramiento, que su primera medida será “conformar una amplia comisión de diálogo y reconciliación del país con todos los sectores de la vida nacional. Incluidos los partidos que no participaron el pasado 6-D”.

La designación fue anunciada la tarde de este lunes 4 de enero por Cabello, diputado de la nueva AN, expresidente de la Asamblea Nacional Constituyente, y expresidente del Parlamento entre 2012 y 21016. El presidente Nicolas Maduro anunció en un acto que será él quien asumirá desde el martes como  jefe de la fracción del Bloque de la Patria.

Aunque el anuncio lo hizo Cabello, la decisón la tomó sobre quién encaberaría la AN la Maduro tras días de tensas peleas en el partido oficial, que iban escalando con el transcurrir de las horas. Así, Maduro puso fin a la disputa entre el ala civil, representada por Rodríguez y el ala militar, encabezada por Cabello.

Además, el gobernante se aseguró que cada sector oficialista tuviera su cuota de representación, sacrificando, incluso, un acuerdo previo para que la oposición que participó en las parlamentarias del 6D tuviera representación en la directiva.

Las negociaciones en el oficialismo para escoger quién encabezaría el Parlamento en su primer año de gestión comenzaron en diciembre. Los nombres eran: Jorge Rodríguez y Diosdado Cabello. Se rumoreó que la primera “combatiente”, Cilia Flores, era candidata, pero fuentes del oficialismo negaron que su nombre se estuviese considerando.

Las sorpresas, en realidad, fueron los nombres de Didalco Bolívar e Iris Varela, pues  no estaban en las discusiones que tuvo el oficialismo en diciembre ni con el Gran Polo Patriótico. Fueron decisiones de última hora y ni siquiera el domingo eran mencionados dentro del cuadro directivo.

Hubo múltiples reuniones durante diciembre, pero no fue sino hasta este lunes 4 de enero cuando se decidió que sería el expresidente del Consejo Nacional Electoral, exvicepresidente de la República, exalcalde de Caracas y exministro de Comunicación Jorge Rodríguez.

Aunque no tuvo ninguna incidencia en la decisión, el nombramiento de Rodríguez es del agrado de la mayoría de los factores de la Mesa de Diálogo Nacional (MDN) que participaron en los comicios del 6D, pues, aunque adversan al gobierno de Nicolás Maduro, lidiarán con un civil “y no con un capitán del ejército” (en alusión a Cabello). Además, durante año y medio la MDN ha negociado con Rodríguez y han establecido vínculos y algunos entendimientos.

Cabello tenía en contra que ya había presidido la AN y la ANC y no tiene vínculos con la MDN. Algunas fuentes  sostienen que él era quien se reunía con algunos partidos del G4 (las organizaciones más votadas del Parlamento elegido en 2015), enemigos de los partidos de la MDN.

A los adecos disidentes, liderados por Bernabé Gutiérrez, les ofrecieron la Segunda Vicepresidencia como parte de un acuerdo con Rodríguez. De hecho, el domingo en la mañana se reunieron para presentar un nombre al gobierno. Sin embargo, Crónica.Uno confirmó que este lunes a las 6:00 de la tarde los adecos no habían sido convocados por Maduro, lo que presagiaba ya que quedarían excluidos de la directiva.

Una elección cuestionada

De un total de 277 curules que componen la nueva AN, el Gran Polo Patriótico (GPP) obtuvo 253 escaños, mientras que la oposición representada por la Mesa de Diálogo Nacional obtuvo apenas 20 diputados. Esos 20 legisladores se distribuyen así: AD, 11; Avanzada Progresista, tres; El Cambio, tres; Primero Venezuela, tres; Copei, tres. Mientras que el Partido Comunista logró un diputado.

En 2020 el GPP logró obtener 91 % de los puestos con 69 % de la votación. El oficialismo obtuvo todos los diputados en 12 de estas 14 listas, mientras que los demás partidos lograron un escaño en ocho de los 10 listados restantes.

Las elecciones del 6-D estuvieron signadas por la inequidad y la inhabilitación de los principales partidos de la oposición, así como la reiterada denuncia de que las condiciones electorales eran las peores en los últimos 22 años y no eran competitivas.

Tras conocerse los resultados de la nueva AN, el alto representante de política exterior de la Unión Europea, Josep Borrell, afirmó que no reconocían las elecciones porque no cumplieron los estándares internacionales para un proceso electoral creíble y transparente. Al mismo tiempo, 51 países también desconocieron los resultados.

Sin embargo, la comunidad internacional enfrenta ahora la disyuntiva de qué hacer con la Comisión Delegada que se prorrogó el mandato el pasado 26 de diciembre con el voto salvado de los diputados de AD, liderado por Henry Ramos Allup, y con reclamos por la manera como se dio la votación (no se verificó el quórum reglamentario, diputados principales y sus suplentes votaron para lograr la mayoría y se expulsó a la prensa de la sesión virtual).

Los países aliados de los adversarios del gobierno de Nicolás Maduro tampoco saben cómo llamar a Juan Guaidó, autoproclamado presidente interino, cuyo mandato como diputado vence el 5 de enero. De acuerdo con el diario Financial Times, la UE se inclina por reconocer a Guaidó como líder de la oposición pero no como presidente interino.

Será en las próximas semanas cuando se dé una nueva pulseada por el poder enfocada en el reconocimiento internacional, y se aclare qué países estarán con la nueva AN y cuáles con Guaidó, y si reconocerán o no al gobierno interino.

Con información de Héctor Antolínez

Foto: Archivo Crónica.Uno

Salir de la versión móvil