Icono del sitio Crónica Uno

La pelea en Primero Justicia por la Alcaldía de Caracas trasciende las fronteras

alcaldía de caracas

Tomás Guanipa, embajador de Venezuela en Colombia de Juan Guaidó  —quien reclama para sí el ejercicio de la presidencia interina de Venezuela y actualmente preside una Comisión Delegada a la que la AN elegida para el período 2015-2020 le transfirió las obligaciones en un controvertido decreto de transición— es uno de los aspirantes a la Alcaldía de Caracas. Su rival en el partido es el activista por los derechos humanos y fundador de Alimenta la Solidaridad, Roberto Patiño.

Caracas. La batalla en Primero Justicia (PJ) por quién será el candidato a la Alcaldía de Caracas es dura. Por un lado está Roberto Patiño, activista y coordinador de la organización no gubernamental Alimenta la Solidaridad, y del otro lado está el secretario general de ese partido, Tomás Guanipa, que está en Colombia como embajador de Juan Guaidó —quien reclama para sí el ejercicio de la presidencia interina de Venezuela y actualmente preside una Comisión Delegada a la que la AN elegida para el período 2015-2020 le transfirió las obligaciones en un controvertido decreto de transición—, quien aspira regresar al país y lanzarse como candidato.

Aunque en público los dirigentes de la tolda aurinegra dicen que están evaluando si hay condiciones o no para participar, la verdad es que ya muchos están en campaña, como Carlos Ocariz, quien tiene meses recorriendo el estado Miranda y aspira a la gobernación de esa entidad, así como algunos alcaldes de ese estado que aspiran a la reelección.

El enfrentamiento entre Patiño y Guanipa ya es, prácticamente, público. El pasado sábado 10 de julio se realizó una reunión con la dirigencia regional de PJ en Caracas. Buena parte de la militancia quiere participar en las elecciones de gobernadores y alcaldes el 21 de noviembre. Quienes están con Guanipa le piden que regrese al país y se lance a la alcaldía. El encuentro fue vía zoom y estuvieron también los dirigentes regionales y Jorge Millán.

“Hoy hacemos un pronunciamiento oficial desde las bases de Primero Justicia Caracas, para solicitar a Tomás Guanipa, que encabece desde Bogotá una gesta libertaria, de recuperación de la Ciudad y en este mismo sentido le pedimos a los partidos que conforman la Unidad Democrática en la región y en todo el territorio nacional que nos acompañen para que convirtamos a Caracas en bandera de lucha por la libertad y la democracia del país”, dice un comunicado que no se sabe bien el porqué no circuló en los medios.

Fuentes directas de ese partido sostienen que Guanipa espera ser aclamado por las bases de PJ, para regresar al país y asumir la candidatura a la Alcaldía de Caracas.

Patiño tiene respaldos firmes y apoyo en las comunidades

Patiño no está solo: cuenta con el respaldo de Henrique Capriles Radonski y con el apoyo de muchos exdiputados y dirigentes regionales. Algunos no son tan explícitos, pues han sido amenazados con expulsiones si expresan públicamente su respaldo, según fuentes consultadas.

Algo con lo que también cuenta Patiño es con el trabajo de base en los barrios de Caracas, a través de la ONG Alimenta la Solidaridad, lo que le ha permitido recorrer muchos sectores populares, y tener apoyo en las comunidades y la confianza los dirigentes locales.

Dirigentes del partido —que pidieron no ser mencionados en esta nota—, expresaron que la solución para esta rivalidad se podría resolver con unas primarias. Y sostienen que hay tiempo para hacerlas, porque la fecha límite de sustituciones de candidaturas es en agosto.

Otras fuentes, sin embargo, aseguran que no habrá primarias de ningún modo, y que, en cualquier escenario, Guanipa ganaría la candidatura.

PJ está metido en otro aprieto desde más de un año y medio. Una parte del partido con cargos de importancia dentro de la organización como Julio Borges y Tomás Guanipa apoyan a Juan Guaidó —quien reclama para sí el ejercicio de la presidencia interina de Venezuela y actualmente preside una Comisión Delegada a la que la AN elegida para el período 2015-2020 le transfirió las obligaciones en un controvertido decreto de transición—,  y dirigentes nacionales; mientras que otros lo adversan públicamente, como el excandidato presidencial, Henrique Capriles Radonski y una cifra nada despreciable de los exdiputados de la Asamblea Nacional cuyo mandato finalizó en 2020 y militantes de base en todo el país.

Otro contendor para la Alcaldía desde PJ, pero con menos apoyo por parte de la militancia, es el exconcejal Jesús Armas.

Pero lo que en realidad preocupa a todos los aspirantes a candidatos es que dentro de la organización aún no hay definiciones claras sobre si el partido participará o no en las elecciones del 21 de noviembre. Añadieron que dentro de PJ tampoco y en la oposición mayoritaria no hay claridad sobre los mecanismos para seleccionar a los candidatos. Con ese panorama, el tiempo les juega en contra.

Salir de la versión móvil