Icono del sitio Crónica Uno

La Vinotinto mostró mejor cara antes de la Copa América

La Vinotinto mejoró y llegó a cuatro puntos en seis partidos en el camino a Qatar 2022 (Prensa Vinotinto)

La selección venezolana empató sin goles con Uruguay y llegará con más confianza al torneo suramericano que arranca el domingo.

Caracas. La Vinotinto no ganó, pero dejó sensaciones positivas tras el empate sin goles con Uruguay, en el cierre de la doble fecha de las eliminatorias mundialistas.

La selección venezolana mostró una mejor organización en la parte táctica, estuvo más compacta y en líneas generales subió su rendimiento colectivo con respecto a la flojísima presentación del jueves en Bolivia.

En la tabla, el punto en el Olímpico sabe a poco y el Mundial queda cada vez más lejos, pero el contexto de ocho bajas y la cercanía de la Copa América que arranca el domingo le dan un mayor valor al empate. Venezuela quedó penúltima con cuatro puntos en seis partidos luego de las jornadas siete y ocho de las clasificatorias a Qatar 2022.

Funcionó la línea de tres centrales

La mejoría venezolana se gestó a partir del cambio en la estructura del equipo que decidió el seleccionador José Peseiro.

El timonel luso modificó su acostumbrada formación 4-3-2-1 a un 5-4-1, con una línea de tres zagueros centrales que le dio más seguridad al fondo y le permitió controlar el partido, sobre todo en el primer tiempo, donde la Vinotinto neutralizó por completo la ofensiva visitante, liderada por Luis Suárez.

En cuanto a nombres, el estratega hizo debutar a Nahuel Ferraresi e ingresó a Jefferson Savarino y Josef Martínez en el once, los tres de prestaciones solventes, si bien los dos últimos salieron en el complemento.

“El sistema no era solo para defender, sino también para atacar mejor y que tuviéramos más gente cerca del delantero”, explicó Peseiro en rueda de prensa.

Y en la ofensiva, Venezuela estuvo más cerca del 1-0 en la etapa inicial. De hecho, Martínez marcó pero el VAR anuló el tanto por una mano en el control antes de definir de zurda. Una combinación entre Josef y Savarino casi termina en la red uruguaya, pero el remate se estrelló en un zaguero y salió cerca del arco del portero Fernando Muslera.

Desgaste en el segundo tiempo

El segundo tiempo no fue tan apacible para la defensa venezolana, como admitió Peseiro. La Celeste presionó más en la mitad y la Vinotinto perdió fluidez al atacar. El combinado criollo sintió el desgaste físico después del minuto 70′ y sufrió un par de llegadas, la más clara un mano a mano de Matías Viña que conjuró Graterol.

“Tuvimos un buen primer tiempo que no pudimos sostener porque nos faltaron piernas frescas”, apuntó el DT.

Con todo, un cabezazo de Ferraresi que sacó Muslera casi le da el triunfo a los locales, que debutan en la Copa América el domingo contra Brasil. El punto les permitirá llegar al torneo suramericano con un poco más de confianza.

Lea también:

La Vinotinto recibirá a Uruguay en el Olímpico casi 19 años después

Salir de la versión móvil