Icono del sitio Crónica Uno

La Vinotinto sufrió con el juego aéreo y cayó 3-1 en La Paz

La Vinotinto

Venezuela perdió su cuarto choque en las eliminatorias (Prensa Vinotinto)

El combinado nacional perdió su cuarto encuentro en las eliminatorias mundialistas y quedó muy comprometido en la parte baja de la tabla. El martes recibe a Uruguay en el Olímpico.

Caracas. La Vinotinto padeció los balones aéreos y el ímpetu de los contrincantes en el arranque de los dos períodos del partido disputado en Bolivia. Cayó sin atenuantes 3-1 en La Paz y quedó en la parte baja de la tabla.

El seleccionado venezolano redondeó una floja presentación en el estadio Hernando Siles de la capital altiplánica. Tuvo poca tenencia de la pelota, no estuvo firme en el fondo e inquietó escasamente el arco boliviano en la reanudación de las eliminatorias mundialistas.

El técnico José Peseiro insistió con una propuesta bastante conservadora contra el que era hasta hoy el colista de las clasificatorias. El luso apeló otra vez al trivote defensivo en la mitad de la cancha, conformado por Tomás Rincón, Cristian Cásseres y Junior Moreno y dejó en el banco al zuliano Jefferson Savarino, acaso el jugador venezolano de mejor actualidad en el plantel.

No le funcionó el esquema 4-3-2-1 al seleccionador, que ahora deberá replantear la estrategia de cara al encuentro del martes en el Olímpico contra Uruguay. Venezuela suma tres puntos en cinco partidos en el camino a Qatar 2022. Bolivia ganó su primer encuentro y acumula cuatro unidades.

El partido

En el primer tiempo, la selección boliviana salió a arrinconar al combinado venezolano y lo logró en los primeros 20 minutos, en los que la visita se mostró lenta y superada, especialmente por los costados. En medio de ese ímpetu, los de César Farías celebraron apenas al minuto 5 con un remate cruzado de Marcelo Martins.

Martins siempre lideró los ataques locales y estuvo cerca de marcar el segundo a los 15 minutos. Y poco después, el portero vinotinto Joel Graterol sacó sobre la línea un remate desde larga distancia. El guardameta del América de Cali colombiano debutó en las eliminatorias y en el primer tiempo sufrió un poco la velocidad mayor y los giros inesperados del balón en la altura paceña.

¿Cómo se fue asentando Venezuela? Por la labor del capitán Tomás Rincón, quien echó una mano a un complicado Mikel Villanueva por la banda izquierda y ayudó en la salida junto con un solidario Rómulo Otero, sorpresivamente tirado al costado derecho al intercambiar posiciones con Alexander González.

El 1-1 llegó al minuto 26 y se gestó por una falta que sacó Rincón. Otero cobró desde muy lejos, el portero local Carlos Lampe dio rebote y el zaguero John Chancellor empujó al fondo. Un remate desde la media distancia de González, que despejó Lampe fue la otra situación peligrosa de los venezolanos en la etapa inicial.

El inicio del complemento fue muy parecido al de los primeros 45′. Bolivia empezó a empujar hacia su arco a la Vinotinto y no tardó en conseguir la ventaja con un cabezazo de Diego Bejarano tras un tiro de esquina desde la izquierda al palo derecho de Graterol.

Con el 2-1, Peseiro buscó una reacción al ingresar a Jefferson Savarino, Josef Martínez, José “Brujo” Martínez y Jhonder Cádiz. Venezuela tuvo un poco más de tenencia en el ataque, pero no estuvo precisa en el toque final y tuvo poca presencia en el área local. Fue muy tibia en el último cuarto.

Al minuto 82, otro cabezazo, esta vez de Marcelo Martins, liquidó el partido. Poco después, el propio Martins desperdició un mano a mano que conjuró Graterol.

Al margen de la discreta presentación venezolana en la altura, quizás Rincón por su lucha, Otero por su entrega y un más asentado Graterol en el segundo tiempo fueron las individualidades más rescatables de la Vinotinto.

Lea también:

La Vinotinto recibirá a Uruguay en el Olímpico casi 19 años después

Salir de la versión móvil