Icono del sitio Crónica Uno

Libertador se hunde en constantes fallas en servicios de agua, luz y teléfono que las autoridades no resuelven

telecomunicaciones, servicios

Foto: Archivo / Tairy Gamboa

El pasado 14 de mayo, el gobierno de Nicolás Maduro aseguró que en una semana llegaría el agua a la parte alta de La Vega. Este 18 de mayo llovió en Caracas y a los vecinos de esa parroquia les tocó salir a llenar tobos con agua de lluvia. Mientras tanto las fallas de luz persisten en las diversas zonas del Distrito Capital, al igual que la falta de línea telefónica e internet.

Caracas. Agua, luz y teléfono. En Caracas estos tres servicios funcionan mayoritariamente a través de empresas pertenecientes al Estado venezolano: Hidrocapital, Corpoelec y Cantv, esta última también es el mayor proveedor de servicio de internet del país. Dentro de las parroquias del Distrito Capital diariamente reportan al menos una falla en alguno de estos cuatro servicios. Situación que, desde hace aproximadamente siete años, se ha vuelto parte de la cotidianidad de los ciudadanos.

En Candelaria, Geraldine Martínez no tiene línea telefónica ni servicio de internet desde hace más de cinco meses. Una falla masiva dejó varias zonas de la parroquia sin ambos servicios. En el conjunto residencial donde vive son por lo menos 700 familias afectadas. En varias oportunidades han ido a reportar a la sede principal de Cantv, los escuchan pero no hay solución. Su trabajo es el diseño gráfico, para esto necesita tener internet. La solución fue comprar un bam de internet por 55 dólares y pagar 40 dólares mensuales por servicio privado.

“Un técnico independiente llamado Teddy Pérez nos puso en contacto con un supuesto gerente de Cantv de nombre Luis Castillo. Este señor nos hizo un presupuesto de 20.000 dólares para arreglar la falla”, contó Geraldine.

Una encuesta realizada en enero de este año por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP) registra que 70,8 % de los encuestados afirmó que su proveedor de internet es Cantv. Pero solo 34,2 % de los encuestados indicó tener acceso al servicio, de este porcentaje, 54,8 % aseguró que la conexión presenta fallas constantes.

En Coche, Elisabeth Reyes se quedó sin línea telefónica desde que comenzó la cuarentena en Venezuela, y desde hace aproximadamente seis meses se quedó sin internet, sus vecinos también están afectados. Particularmente ella fue a reportar a la sede de Cantv en Chacao. Allí aseguró que la atendieron muy bien y que le prometieron ir a reparar la falla. Han pasado tres meses en que no ha habido solución. En casa son ella y otra persona, ambas adultas mayores.

Necesitamos el teléfono para comunicar cualquier cosa que nos pueda pasar, a nuestro familiar en el exterior o a nuestros vecinos”, relató Elisabeth.

Elisabeth tenía un teletrabajo y lo perdió. “Si no tengo internet, ¿cómo trabajo?”, comentó. Pero no solo necesita el servicio para trabajar, también para hacer transacciones bancarias a través de las plataformas digitales de los bancos, una modalidad a la que han tenido que recurrir la mayoría de los ciudadanos ante la falta de dinero en efectivo que existe en el país desde 2016.

Tengo que salir a pesar de la pandemia, soy una persona hipertensa y quisiera no tener que salir a un cyber o tener que pedir un favor para hacer transacciones bancarias. El problema no soy solo yo, en el edificio donde vivo somos ocho apartamentos y de los ocho, siete familias no tenemos servicio ABA y solo dos tienen servicio telefónico”.

Agua y luz

El pasado 14 de marzo, Nahum Fernández, presidente del gobierno del Distrito Capital, aseguró que en una semana llegaría el agua a la parte alta de La Vega. Pero el 18 de mayo llovió en Caracas y los vecinos de varios sectores de esa parroquia salieron a llenar sus tobos con agua de lluvia. Aún no llega el servicio a las partes afectadas. En varios sectores, como Los Mangos y Las Casitas tienen meses sin agua, mientras que en sectores como Las Torres y La Padrera llevan dos semanas.

“Producto de la guerra económica y las sanciones para dañar a nuestro pueblo, se había dañado un motor gigante que bombea desde Coche hasta 70 % de los sectores de La Vega, dejando sin agua casi 86 comunidades. Se había hecho imposible repararla”, declaró Fernández, quien aseguró que esta reparación fue posible gracias al llamado plan Caracas Patriota, bella y Segura, un proyecto del gobierno de Maduro para “recuperar, embellecer y acondicionar espacios públicos y monumentos” de Caracas.

“Hemos agarrado la bomba y los motores y los estamos reparando y la semana que viene está entrando el agua a estos sectores de La Vega”, aseguró Fernández.

En la misma alocución, Nicolás Maduro prometió que la meta de su gobierno para este año es “mejorar, aliviar y restablecer el estado de bienestar, es decir los servicios públicos al 100 % de funcionamiento”.

Pero para Jesús Armas, director de Monitor Ciudad, las fallas en el bombeo d agua en el municipio Libertador no se deben a las sanciones internacionales, sino a la falta de “voluntad política”. Armas aseguró que debido a una falla, el Sistema Tuy I no está funcionando, y Tuy II y III solo están funcionando en 40 % de su capacidad.

En 2020, Néstor Reverol, actual ministro de Energía Eléctrica, anunció la llegada al país de más de 200 cisternas, provenientes de China, que distribuirán en 188 municipios del país. Dijo que en total llegarían 1000 cisternas. Armas aseguró que hasta el momento solo ha llegado poco más de la mitad.

El año pasado Reverol anunció al país que iban a comprar 1000 cisternas por 300 millones de dólares. De esas 1000 solo han llegado 552 y lo cierto es que nadie sabe qué se hizo con el resto del dinero y si van llegaran el resto de las cisternas”, expresó Armas.

Hasta este miércoles, los vecinos de La Vega siguen sin agua. “Yo el domingo tuve que buscar agua en Las Mayas porque no tenía nada de agua en la casa. Aquí en esta parte llevamos dos semanas sin agua, pero no hemos visto ni la primera cisterna”, contó Ángel Rodríguez, un vecino del sector Las Torres. Una investigación de Monitor Ciudad determinó que el promedio semanal de horas de agua en La Vega fue de 10 horas en las últimas 20 semanas.

Las fallas de luz también son constantes. Este miércoles vecinos de El Valle, Altagracia y Petare reportaron cortes intermitentes en el servicio. El pasado 9 de mayo, habitantes de Petare reportaron a través de redes sociales que un corte eléctrico dejó sin luz a varios sectores por más de siete horas. Cerca de Caracas, en el estado Vargas, específicamente en la zona de Naiguatá, reportaron el pasado 16 de mayo tener más de cinco días sin luz. Lo mismo ha ocurrido esta semana en El Junquito y la Colonia Tovar.

Una encuesta realizada por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos a principios de 2021, indica que 31,3 % de los encuestados afirmó tener interrupciones del servicio de luz en su hogar. Mientras que más del 50 % de las personas entrevistadas que afirmó ser víctima de los cortes del servicio eléctrico, los cuales pueden durar hasta seis horas.

Salir de la versión móvil