Icono del sitio Crónica Uno

Lluvias ponen en riesgo la ya golpeada vialidad en Táchira

vialidad

Foto: Cortesía.

Seboruco, La Grita y El Cobre son algunos de los municipios cuya vialidad se encuentra más afectada. La zona agrícola ha sido la más perjudicada con los aguaceros caídos en días recientes.

San Cristóbal. Los torrenciales aguaceros que han caído en los últimos días mantienen afectada la vialidad en el estado Táchira, en especial en la zona de Montaña Alta y zona sur, que ya registraban serios problemas en el inicio de la temporada de lluvias.

Diferentes puntos de la vía se han visto dañadas por la acumulación de agua en las montañas lo que ha generado deslaves que mantienen en alerta a la zona de Montaña Alta, específicamente en tres municipios como son José María Vargas, Jáuregui y Seboruco.

Durante este fin de semana, la vía que comunica a Seboruco con La Grita quedó obstaculizada con lodo, rocas y sedimentos vegetales que cayeron desde la montaña.

La vía entre Seboruco y La Grita quedó totalmente destruida. Foto: Cortesía.

El director de Protección Civil Táchira, Jaiberth Zambrano, indicó que, en este caso, si bien la comunidad ha ayudado a la remoción de los sedimentos, por la gran cantidad de material granular (rocas y árboles) fue necesario el uso de maquinaria para limpiar la vía.

Añadió que no se han registrado damnificados, sin embargo, más de 15.000 familias se han visto afectadas, en especial productores agrícolas, quienes se las han tenido que ingeniar para lograr movilizar sus cosechas desde las zonas destruidas hacia San Cristóbal o el centro del país.

En el mismo Seboruco, Zambrano destacó que hay una vía rural que se derrumbó y un caserío de ese municipio quedó incomunicado, pues ni siquiera quedó espacio para habilitar un paso peatonal.

Se está evaluando abrir una trocha para mantener comunicada a esa comunidad”.

Habitantes y productores agrícolas son los que ayudan a despejar las vías. Foto: Cortesía.

Justo a mediados de semana la vía que va desde La Grita a Las Porquerías, en el Parque Nacional Juan Pablo Peñaloza, quedó destruida, luego que cedió un tramo de la carretera. La vía que conduce hacia la zona del Páramo y al municipio Uribante quedó parcialmente obstruida.

Productores agrícolas de estos sectores han tenido que hacer trasbordos de carga en la zona para no perder sus cosechas, pues es la vía más cercana con el casco urbano de La Grita y San Cristóbal.

La vialidad entre Queniquea y San José de Bolívar también sufre por las fuertes y prolongadas lluvias. Ante la situación la maquinaria disponible en las comunidades ha sido movida a estas zonas para acelerar la limpieza y despeje de vías.

Por su parte, el municipio José María Vargas también presenta obstaculización de la carretera, situación que suele suceder todos los años durante el inicio de la temporada de lluvias. Los sectores El Playón 1 y 2 son los afectados.

Zambrano advirtió que en el municipio Andrés Bello, en la ruta que comunica a ese municipio con el páramo El Zumbador, se registra desprendimiento de rocas de gran magnitud y que se encuentran en la vía. Reiteró que usuarios de esta ruta deben tomar las precauciones del caso al momento de fuertes lluvias.

La vialidad colapsa cada temporada de lluvias en Táchira. Foto: Cortesía.

Zambrano informó que, en las últimas 12 horas, hay una acumulación pluviométrica de 23,2 milímetros (mm), por metro cuadrado en el municipio Cárdenas, mientras que en San Juan de Colón es de 56,6 mm.

Hay un total de 119,8 mm lo que supera el promedio histórico del mes de junio que es de 79 mm por metro cuadrado. En solo doce horas superamos lo que debió haber llovido en todo el mes de junio”.

El meteorólogo Luis Vargas, a través de su cuenta en Twitter, recalca que en el estado Táchira ya es el cuarto mes consecutivo en el que llueve por encima del promedio, incluso en la temporada seca, se registraron precipitaciones de considerable intensidad.

Se espera que las lluvias se mantengan durante los próximos días.

Salir de la versión móvil