Icono del sitio Crónica Uno

Luego de cinco horas de detención arbitraria dejan en libertad al líder vecinal Jairo Pérez

Jairo

Foto: Luis Morillo

Este miércoles 24 de marzo la comunidad de La Vega amaneció con distintas protestas espontáneas en sectores como el barrio El Carmen por las constantes fallas de agua potable. Los vecinos aseguran que Jairo Pérez no planeó ni participó en estas manifestaciones. A las 6:21 p. m. la ONG Provea informó acerca de su liberación.

Caracas. Funcionarios de Policaracas detuvieron al defensor de derechos humanos y líder vecinal en La Vega, Jairo Pérez, cerca de la 1:00 p. m. de este miércoles 24 de marzo por presuntamente “incitar” protestas en su parroquia por fallas en el servicio de agua potable, que tiene meses afectando a los vecinos.  A las 6:21 p. m. de este miércoles la ONG Provea informó acerca de la liberación del líder vecinal luego de cinco horas de detención arbitraria.

Según el relato de algunos vecinos de La Vega, Pérez estaba al frente de su local cuando llegaron los funcionarios y se lo llevaron sin dar ninguna explicación. Luego, sus familiares pudieron ir hasta el comando de la Policaracas en la Cota 905 y vieron su nombre dentro de la lista de detenidos.

Distintas organizaciones defensoras de los derechos humanos, como Espacio Público y Provea, rechazaron la detención del líder comunitario, quien es miembro del Comité de Defensa de Derechos Humanos de la parroquia la Vega, según el Centro para los Defensores y la Justicia.

Foto: Provea

El párroco de la iglesia San Alberto Hurtado en La Vega, padre Alfredo Infante, declaró a Crónica.Uno que el pasado lunes 22 de marzo se organizó una manifestación en La Vega a propósito del Día Internacional del Agua. Esta concentración se hizo respetando medidas de bioseguridad como el uso de tapabocas y el distanciamiento físico. Durante la actividad se pararon en tres puntos estratégicos, sin detener el tráfico, para hacer declaraciones: en las cuatro esquinas del sector Las Casitas, en Los Bloques y en Los Mangos.

A partir de esta protesta, durante la tarde ese lunes se puso en contacto el  Ministerio para la Atención de las Aguas para hablar con una comisión de vecinos en la que Jairo Pérez era el representante del sector Los Mangos. En esas conversaciones llegaron al acuerdo de que la comunidad iba a monitorear y hacer contraloría social a los consejos comunales para evaluar la gestión de cisternas de agua en La Vega.

Esta medida de monitoreo surgió a partir de que en la parte alta de La Vega hay varios problemas con los motores de distribución de agua potable y se consiguió tratar la falla con cisternas de agua, desde hace un mes. Sin embargo, hubo algunas irregularidades dentro de la distribución de estos camiones y venta del agua.

Los vecinos de la parte alta de La Vega han denunciado desde marzo de 2020, cuando ya había casos de COVID-19 en el país, que están muy afectados por la deficiencia del servicio que es esencial para prevenir contagios.

A pesar de este paso entre los vecinos y el Ministerio para la Atención de Aguas, este miércoles 24 de marzo la comunidad amaneció con distintas protestas espontáneas en sectores como el barrio El Carmen. Infante aclaró que Pérez no planeó ni participó en estas manifestaciones.

El párroco también resaltó que Pérez es un hombre que hace acción social en La Vega en conjunto con la iglesia católica para brindar ayudas relacionadas con la desnutrición.

Foto principal: Cortesía de los vecinos

Salir de la versión móvil