Icono del sitio Crónica Uno

Policía de Carabobo impide a médicos de centros públicos vacunarse contra COVID-19

Policía de Carabobo

Foto: Cortesía

Los médicos también denunciaron que deben poseer carnet de la patria para acceder a la inmunización. Mientras funcionarios de la Policía de Carabobo niegan el derecho a la vacuna a personal de salud, ingresan a personas ajenas a este sector.

Valencia. Este miércoles un grupo de médicos de varios centros de salud públicos del estado Carabobo denunciaron que funcionarios de la Policía de Carabobo les impidió acceder al derecho de vacunación contra la COVID-19 en la Ciudad Hospitalaria Doctor Enrique Tejera.

Médicos, que prefirieron resguardar sus nombre por seguridad, aseguraron que mediante grupos de WhatsApp recibieron la notificación para ser vacunados, sin embargo, no lograron el objetivo porque funcionarios de la Policía de Carabobo les indicaron que no les permitirían acceder a la vacuna.

Diariamente pueden atender a unos 400 trabajadores de la salud. Este 12 de mayo solo 184 se anotaron en una lista, y no pudieron vacunarse. Además, denunciaron que para poder recibir la dosis deben estar inscritos en el carnet de la patria. La jornada también era extendida para adultos mayores.

Los funcionarios les indicaron a los médicos que de no estar en la lista debían gestionar la vacuna por sus propios medios. Foto: Cortesía

Ante esta acción rechazaron de forma contundente que el derecho a la vida se vulnere por tintes políticos.

Una funcionaria policial les dijo que si no tenían el carnet de la patria y si no estaban en la lista no recibirían la dosis, y les subrayó: “El médico que no esté vacunado y no esté en la lista, debe buscar por su cuenta vacunarse”.

Otra preocupación de los médicos es que, mientras a ellos les negaban el derecho a la vacunación contra la COVID-19, ingresaron personas ajenas al sector salud.

Recalcaron que, al parecer, hay funcionarios policiales que se aprovechan de su investidura para ingresar a personas que no son del gremio de la salud, y luego reciben alimentos a cambio y hasta dinero en moneda extranjera.

El doctor Jorge Pérez, directivo de Médicos Unidos capítulo Carabobo, sostuvo que exigir el carnet de la patria a los adultos mayores es un delito de lesa humanidad; recordó que el único documento legal para cualquier trámite en Venezuela es la cédula de identidad.

El derecho a la salud y a la vida está siendo vulnerado con este tipo de medidas”, subrayó.

Asimismo, indicó que el protocolo internacional para el procedimiento de la vacunación es atender en primera instancia a los trabajadores de la salud y adultos mayores con enfermedades de base.

El proceso debe ser transparente, que se abra una data a la que cualquier ciudadano pueda acceder y verificar a quién se le está aplicando vacunas. Hay confusión y rumores de que no se están cumpliendo con las prioridades. Ciudadanos, no caer en la tentación de pagar algún tipo de dinero por vacunas, ya que podemos correr el riesgo de que esas vacunas no conserven la cadena de frío y no sea totalmente efectiva”, acotó.

Los funcionarios violan el derecho a la salud de los ciudadanos. Foto: Cortesía

Pérez sostuvo: “No tenemos pruebas de un mercado negro de vacunas, es solamente un llamado de prevención para que los ciudadanos no caigan en eso. El llamado es a las autoridades de Insalud a que se vacune a todo el personal sanitario y los adultos mayores con enfermedades de base. Tampoco se debe exigir el carnet de la patria. Basta de politiquería, la pandemia sobrepasó la política”.

De acuerdo con la estadística del Colegio de Enfermeras de Carabobo solo se ha vacunado a 60 % de las enfermeras que laboran en hospitales públicos. Las que pertenecen a clínicas privadas no han recibido la inmunización.

Salir de la versión móvil