Crónica Uno

“Reconfiguración” opositora agarró por sorpresa a algunos en el G-4

Logo y lema de la MUD/ Cristian Hernánez

La consulta sobre la nueva alianza opositora no llegó a todos los sectores dentro del G-4. Algunos consideran que la reestructuración es “positiva” mientras que otros señalan que es contraria a la propuesta de los “cinco pilares” ofrecida por Juan Guaidó.

Caracas. “Hemos acordado un reglamento interno para la toma de las decisiones”, se lee en el comunicado suscrito por 10 organizaciones políticas de la oposición, publicado este martes, en el que se anuncia una “reconfiguración de la alianza de partidos”.

Sin embargo, tres dirigentes del llamado G-4 (AD, Un Nuevo Tiempo, Primero Justicia y Voluntad popular), que pidieron la reserva de su nombre, indicaron a Crónica.Uno este miércoles que todavía desconocen el contenido del texto. “Lo primero que tenían que hacer era que consultar con los que vamos aplicar ese reglamento, a nosotros no nos ha llegado”, señaló el dirigente de un partido.

El texto está firmado por los partidos Primero Justicia (PJ), AD, Voluntad Popular, Un Nuevo Tiempo, La Causa R, Convergencia, Copei, Encuentro Ciudadano, Movimiento por Venezuela y Proyecto Venezuela. Establece que los objetivos primordiales de la alianza son “medidas para la atención prioritaria de la población”, especialmente lo relacionado con la COVID-19 y la “convocatoria y realización de elecciones libres, justas y verificables”.

También se indica que el objetivo es que la coalición sea más “útil, amplia, incluyente, efectiva, asertiva y operativa” y que se acordó “salir al encuentro de los sectores democráticos de la sociedad civil”, como “los estudiantes, gremios, sectores productivos, sindicatos” entre otros.

Uno de los dirigentes consultados se mostró inconforme con el anuncio, al que calificó “más de los mismo” y señaló que va en contra de la estrategia de los “cinco pilares” que ya había anunciado Juan Guaidó y que había propuesto a dirigentes de base. Recordó la “nueva plataforma” que López había anunciado a finales de enero “entre partidos y sociedad civil”, a la que el propio Guaidó le había restado importancia. “Eso de ayer (martes) es para complacer ese esquema de Leopoldo (López), los egos son muy fuertes”.

Aseguró que el Frente Amplio ya estaba haciendo un esfuerzo por incorporar a otras organizaciones políticas y otros sectores de la sociedad civil. “Se impuso algo para complacer a alguien. Lo que hay que hacer es fortalecer eso (El Frente Amplio) e incorporar a mucho más actores. No una cosa que ahora dicen que la sociedad civil sustituye a los partidos. Para la consulta montamos 198 puntos en Caracas, cuando le dimos la responsabilidad a la sociedad civil, de los 198 montaron 8,”, expresó.

ABP y Vente Venezuela no firmaron

Otro de los dirigentes señaló que, aunque todavía no conoce el reglamento, en su caso sí fue consultado sobre la reestructuración de la alianza. Si bien admite que esta “llega tarde”, considera que la apertura a sectores de la sociedad civil es un paso correcto. “Con el Frente Amplio se hizo un esfuerzo, pero se dio mucha preminencia de los cuatro partidos principales. No fue un esfuerzo efectivo de apertura. Creo que esto es positivo. Ojalá ABP y Vente Venezuela hubieran aceptado la propuesta de incorporarse”, señaló.

Para este dirigente es suficiente con que las autoridades de los 10 partidos hayan podido llegar a un acuerdo sobre el reglamento y señaló que es un paso para tomar una “decisión estratégica” frente a las elecciones regionales planteadas para este año, algo que dependerá mucho de la elección de los nuevos integrantes del Consejo Nacional Electoral (CNE).

“Va a ser una alianza parecida a la MUD pero con el mayor consenso posible, no solo con factores del G-4 sino también con otros partidos y sectores, buscando más apertura. Se conversó con distintas organizaciones, siempre hay factores que disienten, no me preocupa tanto esto como lo estratégico. Tenemos unidad, pero ¿para qué?”, se preguntó.

Foto: Cristian Hernández/Archivo

Salir de la versión móvil