Icono del sitio Crónica Uno

Salario promedio del sector privado es de 70 dólares mensuales

salario promedio

Foto: Gleybert Asencio

El cálculo del OVF incluye solo los ingresos percibidos por trabajadores formales. El salario promedio de un obrero en el sector privado es de 53 dólares mensuales, monto que aumenta a 101,5 dólares, para profesionales y técnicos, y 236 dólares para cargos de gerencia o dirección.

Caracas. En el país hay alrededor de 2,8 millones de trabajadores públicos que representan, al menos, 26,6 % de la fuerza laboral. Sin embargo, sus salarios promedio no llegan a los cinco dólares al mes, muy lejos de los $70,1 que ofrece, en promedio, el sector privado, de acuerdo con un estudio del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF).

El OVF dio a conocer el Índice de Remuneración de los Trabajadores (IRT), un indicador que permite conocer el crecimiento estimado real de quienes forman parte de nóminas formales del sector privado y el Estado. Según sus estimaciones, los salarios promedio aumentaron 22,7 % de forma real en el último año, con ajuste por inflación.

Sin embargo, tal crecimiento se debió, principalmente, al aumento del IRT privado, que fue de 41,5 % comparado con la base del salario promedio de enero de 2020. Los ingresos reales de los empleados públicos tuvieron una caída de 82,7 % en ese lapso pues, a diferencia de los privados, sus salarios no son indexados al valor del dólar.

Al menos seis años de opacidad

El Banco Central de Venezuela (BCV) dejó de divulgar el IRT en 2013 y el Instituto Nacional de Estadística (INE) no hace la Encuesta de Hogares por Muestreo desde 2015, por lo que el único dato disponible sobre ingresos laborales es el salario mínimo, desfasado desde hace varios años producto de la inflación y la devaluación del bolívar.

El IRT del OVF contó con el apoyo técnico de la empresa Anova Policy Research, cuyo jefe, el economista Omar Zambrano, estuvo a cargo de la divulgación de los resultados de una encuesta que incluyó a 313 empresas privadas entre octubre 2020 y febrero 2021.

La encuesta, sin embargo, excluye al sector financiero, los trabajadores por cuenta propia e informales. Zambrano explicó que se tomaron en cuenta los salarios, bonos mensuales, vacaciones, utilidades y especies en cinco sectores laborales para hacer el cálculo estimado del IRT.

Distribución por sectores y cargos

Tomando en consideración los resultados de la Encuesta de Condiciones de Vida (Encovi), el OVF indica que, por sectores productivos, el empleo formal se distribuye en: comercio y servicios, sector público, agricultura, banca y finanzas, construcción, industria y manufactura.

Además 47,6 % de los trabajadores son independientes o laboran por cuenta propia, 25,9 % pertenecen a nóminas privadas y 26,6 % son del sector público. Según la encuesta del OVF, 85,7 % de los trabajos son no especializados (como obreros o asistentes); 12,9 % de carácter técnico o administrativo (profesionales) y 1,4 % son cargos gerenciales o de dirección empresarial.

La disparidad de los ingresos no solo se evidenció en el contraste entre sector público ($4,7 mensuales) y privado ($70,1), sino en los cargos ocupados. El salario promedio de un cargo gerencial es, en promedio, 206,4 dólares, mientras que el de profesionales y técnicos es de $90,5 y el de obreros llega a $47,8.

Aun así, los ingresos promedio siguen siendo insuficientes para cubrir la canasta básica, que según el Centro de Documentación y Análisis de los Trabajadores (Cenda), en enero tuvo un costo de $406,66.

Desde 30 y hasta 800 dólares

En el sector Construcción se encuentra el salario promedio más alto para profesionales y técnicos ($186,9), mientras que el gerencial asciende a $697,8. En la industria manufacturera, un cargo profesional devenga, en promedio, 116,5 dólares mensuales y uno gerencial alrededor de 892,3 dólares.

Los obreros y operadores que trabajan en construcción son los que menos percibían a enero 2021 (a excepción del sector público) con un promedio de $30 mensuales. Agricultura y conexos es el sector que más ofrece a ese personal ($76,4), seguido de manufactura ($57,8).

En resumen, en el sector privado el ingreso promedio mensual de obreros y operadores es de 53 dólares; profesionales y técnicos ganan alrededor de 101,5 dólares y los cargos gerenciales perciben 236,7 dólares, en promedio. En el sector público, los ingresos van de 4,7 a 10,7 dólares al mes.

Además, según el estudio del OVF, la industria manufacturera tuvo, hasta enero 2021, un salario promedio mensual de 89,7 dólares, seguida por agricultura ($85,9) y comercio y servicios ($68,5) como los únicos por encima del promedio nacional de 55 dólares. Por debajo quedaron construcción ($51,4) y la administración pública.

De igual forma, el estudio reflejó que el año pasado 82,6 % de las remuneraciones fueron hechas en bolívares y 17,4 % en monedas extranjeras. Para enero de 2021, el pago de salarios en divisas ocupó 46 % del total del sector formal.

Solo empleos formales

El IRT del OVF, al igual que el que calculaba el BCV, no incluye a los trabajadores informales y por cuenta propia. De haberlo incluido, hubiese cambiado el panorama de ingresos dado que “es altamente volátil y muy susceptibles a los vaivenes de la economía”, explicó el economista Omar Zambrano.

Especialmente en 2020, cuando la pandemia obligó al confinamiento y las restricciones de movilidad, afectando los ingresos de quienes se dedican a oficios como peluquería, barbería, plomería, así como taxistas, mototaxistas, buhoneros, entre otros.

Zambrano también resaltó que, para recuperar el salario de los trabajadores públicos, se debe empezar a avanzar en temas como la recaudación de impuestos en dólares o la recuperación de la producción petrolera, de manera que el Estado tenga ingresos para aumentar los salarios de más de 2,8 millones de personas.

Dijo que la recuperación de ingresos en bolívares del sector privado se debe a que las empresas están indexando los salarios al dólar y es por ello que hubo un crecimiento real en la moneda nacional, a pesar de la inflación. El resto de los salarios no indexados, como los del sector público, cayeron muchísimo, explicó.

Salir de la versión móvil