Icono del sitio Crónica Uno

Trabajadores del Complejo Siderúrgico-Lara protestaron para exigir sus derechos laborales  

complejo siderúrgico

Foto: Cortesía

Trabajadores del Complejo Siderúrgico Nacional, en Lara, solicitan a la gobernadora de la entidad, Carmen Meléndez, cambiar la directiva de la empresa, así como evitar la discriminación en la entrega de las cajas Clap.

Barquisimeto. Trabajadores de Complejo Siderúrgico Nacional, planta Lara, protestaron por la reivindicación de sus derechos laborales ya que han sido burlados por las autoridades encabezadas por Rubén Da Silva, quien tiene dos años como director de la empresa, el mismo tiempo que lleva inoperativa la industria.

El pago que reciben es de entre 400.000 y 600.000 bolívares semanales, salario que no les alcanza para mucho. El programa denominado Clap Obrero solo llega a personas privilegiadas.

“No entendemos que de 800 trabajadores en centroccidente se beneficien solo 180 empleados, generando una terrible discriminación”, denunció uno de los trabajadores.

Entre las peticiones que le hacen a la gobernadora de la entidad larense, Carmen Meléndez, figuran: cambio de la directiva de la empresa, pago del convenio colectivo, pago de vacaciones anuales y regreso a sus puestos de trabajo, debido a que el deterioro y la pérdida de los equipos pueden ser lamentables.

No es posible que en dos años destruyeron 40 años de beneficios laborales que logramos con la empresa privada. Sabemos y estamos conscientes de lo que representa la pandemia, pero como cabeza de hogar que somos necesitamos alimentar a nuestras familias”, dijo el trabajador.

En esa misma línea, piden una revisión de la directiva, que malpone al gobierno nacional ante 1360 trabajadores directos y alrededor de 2500 en el ámbito nacional, y así ellos comenzarían a producir.

Salir de la versión móvil