Icono del sitio Crónica Uno

Trasladados los tres policías metropolitanos del caso 11-A a la cárcel Fénix de Lara

tres policias metropolitanos

Foto: Cortesía.

Los tres policías metropolitanos, Héctor Rovaín, Erasmo Bolívar y Luis Molina fueron sacados de sus celdas en la cárcel de Ramo Verde, Los Teques, estado Miranda, donde permanecían desde hace más de 12 años. Este viernes, a partir de las 5:00 de la tarde, sus familiares realizarán un tuitazo para exigir el otorgamiento de los beneficios procesales y, por ende, su libertad.

Caracas. A las 4:00 de la mañana, los tres policías metropolitanos condenados por los sucesos del 11 de abril de 2002, fueron trasladados presuntamente con rumbo a la cárcel Fénix, en el estado Lara.

Héctor Rovaín, Erasmo Bolívar y Luis Molina fueron sacados de sus celdas en la cárcel de Ramo Verde, Los Teques, estado Miranda, donde permanecían desde hace más de 12 años.

Hoy la preocupación embarga a todos los familiares, toda vez que, al ser policías, en una cárcel para presos comunes su seguridad corre peligro.

Además, sus familias residen en La Guaira, Miranda y Distrito Capital, por lo que los traslados hasta el estado Lara serán cada vez más difíciles.

Ellos son los únicos PM condenados por este caso que aún están presos, toda vez que los comisarios Lázaro Forero y Henry Vivas y el sargento Julio Rodríguez, recibieron medidas humanitarias por enfermedad; y el comisario Iván Simonovis recibió casa por cárcel también por razones de salud, y luego, huyó del país.

El comisario Marco Hurtado y Arube Pérez ya están en libertad por condena cumplida. El primero, a 16 años y 11 meses y el segundo, a 17 años y 10 meses.

Rovaín, Bolívar y Molina recibieron una condena a 30 años de prisión. Desde el año 2007 sus familiares exigen la aplicación de las medidas alternativas al cumplimiento de la pena, las cuales el gobierno nunca otorgó.

Este viernes, a partir de las 5:00 de la tarde, sus familiares realizarán un tuitazo para exigir el otorgamiento de los beneficios procesales y, por ende, su libertad.

Salir de la versión móvil