Icono del sitio Crónica Uno

Tres noches consecutivas hubo hurtos en la iglesia María Auxiliadora de Maracay

iglesia María Auxiliadora

Foto: Cortesía

José Luis González, párroco de la comunidad de la urbanización Fundación Mendoza, hizo un llamado a las autoridades aragüeñas para que dispongan más presencia policial en el sector, mientras que los feligreses claman por la reactivación de la estación policial cerrada hace casi dos años.

Maracay. “Tengan temor a Dios”. Es el mensaje que a los pies de la figura de la Virgen María Auxiliadora han dejado los feligreses de la parroquia en la urbanización Fundación Mendoza, luego de que los delincuentes irrumpieron tres noches consecutivas en la iglesia María Auxiliadora y hurtaron equipos y hasta materiales religiosos.

El párroco de la comunidad, José Luis González, contó que desde el pasado fin de semana algunos sujetos ingresaron a la iglesia María Auxiladora luego de picar con cizallas parte del enrejado que protege la capilla y las instalaciones internas de la casa parroquial, y también rompieron ventanas.

Nos desvalijaron la iglesia. Se han llevado el sistema eléctrico, sonido, enseres, y lo peor es que han entrado al templo sagrado de Dios. Y aunque anoche nos apoyaron, pedimos  mayor colaboración de organismos de seguridad. Aprendamos a respetar la casa de Dios”, dijo el párroco.

El padre González reconoció que algunos funcionarios policiales han hecho recorridos por la zona desde el momento en que se dio parte a las autoridades, pero apenas dos funcionarios fueron insuficientes para capturar a dos presuntos delincuentes que merodeaban por la zona.

La incursión delictiva en la iglesia María Auxiliadora se registró durante tres noches consecutivas, en las que los delincuentes sustrajeron 11 ventiladores, artículos religiosos, como copones, incensario, dos equipos de sonido con cornetas, micrófonos, parales, cafetera, licuadora, microondas, dos planchas, entre otros artículos.

La feligresía afirmó que es la primera vez que hay tanto ensañamiento contra la parroquia, y aunque en otras ocasiones se han registrado hechos delictivos, nunca ha sido de manera tan consecutiva.

A la iglesia María Auxiliadora jamás habían entrado. Es la primera vez y nos preocupa lo consecutivo. No parecen tener temor a nada. Todos los días se llevan algo”, dijo Cledia Gambino, miembro de la comunidad eclesial de la Fundación Mendoza, acompañada de otros vecinos de la urbanización.

La comunidad de la Fundación Mendoza exige más presencia policial en la urbanización, pues los hechos delictivos no solo se han registrado en la iglesia, sino también en varias viviendas.

La urbanización contaba con una estación policial, pero desde hace dos años aproximadamente está inactiva.

Salir de la versión móvil