Icono del sitio Crónica Uno

Un año después del nuevo esquema de gasolina hay menos estaciones subsidiadas y siguen las colas

Foto: Tairy Gamboa

Conforme fue avanzando el año, al menos en Caracas nueve bombas dejaron de ofrecer combustible a bajo costo e, incluso, hubo casos como los de las estaciones de Los Chaguaramos y el CIED de La Trinidad, que en ocasiones ofrecen ambos servicios con dos colas diferenciadas en lugares distintos de la zona.

Caracas. Hace un año exactamente el Gobierno comenzó un nuevo esquema de venta de combustible. Previo a la medida los usuarios llevaban meses enfrentando la escasez. Mover los vehículos era un martirio, a pesar de que el consumo bajó por las restricciones que provocó la pandemia. Desde entonces se fijó un menor número de estaciones de servicio dolarizadas y uno mayor que despacharían gasolina subsidiada. Doce meses después se mantienen las colas y algunas estaciones, sin anuncio oficial, han pasado de vender gasolina subsidiada a precio internacional. 

Petróleos de Venezuela (Pdvsa) informó el año pasado que 1571 estaciones de servicio debían estar activas para expender combustible. En 200 estaciones se vendería el litro de gasolina a $0,50; en ellas las autoridades prometían un servicio “premium” sin colas y “sin restricciones”. Durante el primer año del nuevo esquema el precio de la gasolina subsidiada se mantuvo en Bs. 5000 por litro, sin embargo, a lo largo de estos 12 meses las opciones para acceder a ese subsidio se redujeron, con al menos nueve estaciones de servicio que en la Gran Caracas pasaron a vender gasolina a precio internacional. 

De acuerdo con una lista publicada por Pdvsa el 31 de mayo de 2020, la noche anterior al inicio del nuevo esquema, 12 estaciones de servicio en los municipios caraqueños del estado Miranda y cinco del municipio Libertador fueron las primeras en ofrecer la gasolina “dolarizada”. Conforme fue avanzando el año, al menos nueve bombas dejaron de ofrecer combustible a bajo costo e, incluso, hubo casos como los de las estaciones de Los Chaguaramos y el CIED de La Trinidad, que en ocasiones ofrecen ambos servicios con dos colas diferenciadas en lugares distintos de la zona.

Foto: Tairy Gamboa

La estación de servicio Los Samanes (Baruta), por ejemplo, empezó los primeros dos días de junio del año pasado ofreciendo gasolina subsidiada y, de sorpresa, cambió su esquema y ahora es completamente con precio internacional. El mismo patrón se repitió en las estaciones Los Palos Grandes (Chacao), y Metro Eduvigis, municipio Sucre.

En el municipio Chacao todas las estaciones venden a precio internacional desde la primera semana del nuevo esquema, siendo las opciones subsidiadas más cercanas las bombas de La Florida, La Campiña y Colinas de Bello Monte (Libertador y Baruta, respectivamente). Hasta ahora es la única entidad que anunció oficialmente que allí las estaciones solo venderían gasolina a $0,50. En el resto los cambios se han hecho con opacidad y los usuarios se enteran cuando llegan a las estaciones. Pdvsa tampoco ha actualizado la oferta de bombas dolarizadas. 

El cambio exprés en la primera semana de junio también alcanzó a las estaciones de servicio de Boleíta y Terrazas del Ávila, municipio Sucre. En esa jurisdicción, una de las más pobladas de Caracas, solo dos bombas ofrecen gasolina subsidiada: la de Horizonte y la de Petare. Otras dos estaciones que llegaron a ser mixtas son la de Las Mercedes y Parque Cristal, pero rápidamente pasaron a vender solo gasolina dolarizada.

Un empleado de la bomba Las Mercedes indicó que dejaron de ser estación mixta por “órdenes del Ministerio”. “Nos dijeron que no podíamos tener los dos tipos de combustibles”, dijo. La fuente, quien prefirió reservar su nombre, mencionó que a pesar de ser una estación que solo vende gasolina a precio internacional “la ganancia es mínima”.

Lo que le ganamos es 0,01 centavos de dólar por litro. La gandola carga 37.000 litros, pero siempre le faltan 300 ó 400 litros y el que pierde es uno”.

Desde el año pasado las bombas dolarizadas, cuando hay despacho regular, se quedan desiertas por la diferencia de precio, pero además han tenido que lidiar con desalojos, como ocurrió en las estaciones de Parque Cristal y la Estancia

A mediados de octubre de 2020 las bombas de La Ciudadela (cerca del centro comercial Concresa, en Baruta) y Fuerte Tiuna también dejaron de vender gasolina subsidiada. Durante los meses más críticos de escasez de combustible, aún con el nuevo esquema, en ambas se formaban largas colas que abarcaban gran parte de las autopistas Prados del Este y Valle-Coche, respectivamente.

La encargada de una bomba dolarizada ubicada en el municipio Chacao expresó que luego de un año el aumento de precio del combustible no trajo mejoras. “Trajo más trabajo para nosotros, no sabemos mucho sobre lo que pasa, a nosotros no nos informan”. 

Este martes 1° de junio las bombas subsidiadas Ciudad Universitaria, Guayana, Los Chaguaramos, Miguel Ángel, Nueva Granada y Nuevo Circo mantenían largas colas y un amplio despliegue de guardias nacionales que custodiaban las instalaciones. En la estación de Los Chaguaramos una mujer hacía cola desde las 9:30 de la noche y eran casi las 10 de la mañana y no había logrado abastecerse. “La semana pasada llegué como a las 12:30 a. m. y la cola estaba más larga que esta”, dijo con los ojos hundidos por el cansancio. 

Foto: Tairy Gamboa

Pdvsa, que importaba gasolina antes de las sanciones de enero de 2019, intenta desde el año pasado reactivar la producción en sus refinerías. Sin embargo, fuentes ligadas al sector sostienen que las instalaciones están deterioradas por falta de inversión, lo que hace que las operaciones sean intermitentes. La escasez de gasoil empeoró este año, lo que también ha provocado largas colas en las estaciones que atienden los vehículos de transporte público y de carga.

Salir de la versión móvil