Crónica Uno

Un perro falleció por una bala perdida durante balacera en El Paraíso y la Cota 905

Un niño y un hombre resultaron heridos por balas perdidas la noche del jueves 28 de enero. El enfrentamiento, que fue entre funcionarios de la PNB y miembros de la megabanda de la Cota 905, ocurrió por el rescate de unos efectivos que fueron emboscados por delincuentes mientras atendían una denuncia vecinal. 

Caracas. Había pasado ya la medianoche del viernes 29 de enero y todavía los vecinos de El Paraíso escuchaban detonaciones esporádicas. Fueron casi seis horas de balacera, que comenzó en las cercanías de la Cota 905 y se trasladó hasta la avenida Páez, y sus adyacencias. 

Dosky, un perro raza dálmata murió, presuntamente, por una bala perdida que entró al apartamento de sus dueños, en residencias Delta, cerca de la plaza Madariaga. En ese mismo edificio un niño resultó herido en la pierna, también por una bala perdida, de acuerdo con las versiones de los residentes. Crónica.Uno trató de establecer contacto con los afectados para conocer sus versiones, pero hasta el momento no lo ha logrado.

Aproximadamente a las 6:40 p. m. del jueves 28 de enero comenzaron las detonaciones. Según la versión policial, delincuentes de la Cota 905 le dispararon a una comisión de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) que se encontraba en las residencias Villa Lorena, en el sector Los Laureles, atendiendo un inconveniente entre vecinos.

Tras el ataque, los funcionarios pidieron apoyo y las Fuerzas de Acciones Especiales (FAES) acudieron con unidades que también recibieron impactos de bala. El operativo se trasladó hasta la avenida Páez de El Paraíso, lo que ocasionó un caos en la vía porque los vehículos transitaron por canales contrarios para tratar de escapar de la situación. 

Los policías están disparando abajo de mi casa, no puedo asomarme porque estamos en el piso, pero la gente grita que hay un herido, que hay heridos, no sabemos qué pasa, contó una vecina de una residencia cercana a la plaza Madariaga. 

En la estación de servicio cerca del restaurante El Torreón, un hombre que echaba gasolina resultó herido por una bala perdida en la pierna, se conoció que se encuentra fuera de peligro. Los proyectiles también entraron en apartamentos del edificio Centro Plaza Páez, Los Laureles, Panorama y el Seminario Castrense San Juan de Capistrano.

Esto es lo peor que hemos vivido, parece una guerra, decían entre vecinos, quienes buscaban información en las redes sociales tratando de entender el porqué del tiroteo. 

Hasta la mañana de este viernes 29 de enero no había información oficial acerca de lo sucedido. Fuentes policiales indicaron que un funcionario resultó lesionado, pero está fuera de peligro. 

Un hombre que echaba gasolina fue herido por una bala perdida. Fotos: Cortesía

Los vecinos aseguraron que durante el enfrentamiento detonaron dos granadas. Pasadas las 10:30 p. m. se retiraron las unidades policiales tras rescatar a sus compañeros emboscados, sin embargo, fuentes policiales indicaron que miembros de la megabanda de la Cota 905 se trasladaron hasta el túnel de El Paraíso y desde ahí dispararon a unidades policiales que vieron, y efectuaron ráfagas de disparos al aire. 

Vecinos afectados por megabanda de la Cota 905

Varios habitantes de El Paraíso consultados por Crónica.Uno contaron que están cansados de la zozobra que sienten cada vez que escuchan detonaciones en la Cota 905. No es la primera vez que enfrentamientos entre funcionarios y delincuentes paralizan la zona y tampoco es la primera vez que entran balas perdidas a los apartamentos. 

Ya no encuentro qué decirle a mi hija, no se come el cuento de que esos tiros son fuegos artificiales. Durante el enfrentamiento vomitó y le dio diarrea de los nervios, además cuando logró dormir se paraba cada hora, dijo una afectada.

Vecinos se ocultaron en baños y en los pasillos de sus edificios por miedo a las balas perdidas. Otros pusieron colchones en el piso o simplemente se mantuvieron en el piso hasta que cesaron las detonaciones. Una mamá contó que su hija menor se orinó encima del miedo.

Vecinos difundieron fotografías de los impactos de bala en sus apartamentos. Fotos: Cortesía

Desde la Operación de Liberación del Pueblo (OLP) en la Cota 905, en julio de 2015, los enfrentamientos esporádicos en la zona dejan con el alma en vilo a quienes viven en esa comunidad y a los residentes de El Paraíso y zonas cercanas como Montalbán, La Vega, Vista Alegre, San Juan y San Martín. 

Las detonaciones de este jueves 28 de enero se escucharon en San Martín, La Vega y Montalbán, según los afectados. Se conoció extraoficialmente que en algunos sectores de la Cota y La Vega los mismos delincuentes mandaron a cerrar bodegas y a que todos los vecinos se encerraran en sus viviendas.

El 22 de septiembre de 2020 un perro resultó herido, en Puente Hierro, luego de un enfrentamiento entre funcionarios y delincuentes de la Cota 905. Niñito, como se llama la mascota, perdió la oreja, según el relato de su dueña a través de Twitter. 

Habitantes de las parroquias La Vega y El Paraíso, del municipio Libertador de Caracas, exigen a las autoridades poner fin a esta ola de violencia antes de que ocurran más desgracias.

Fotos: Cortesía de los vecinos

Lea también: 

“Mi hijo pasó por la sala minutos antes de que entrara la bala durante el tiroteo de la Cota 905”

“Cada vez que hay un tiroteo en la Cota 905 tengo que pintarle a mi hija una normalidad que no existe”

Salir de la versión móvil