Denuncian que arrecia chantaje con carnet de la Patria para obtener comida y medicinas

Los voceros de los Clap han regado la información, en algunas comunidades, de que si los vecinos no tienen ese documento, no van a recibir la caja navideña, ni el bono del Niño Jesús.

Caracas. Con el numerito de ese carné sigo siendo María Ángela González. Nada cambia mis ideas ni mi forma de ser. Me vi obligada a sacármelo este fin de semana porque ya me informaron que si no lo tengo, no puedo pedir la cita para mi control del cáncer en el hospital Domingo Luciani de El Llanito.

Con total decepción la señora González contó que se vio bastante mal con el cáncer y que los médicos oncólogos del Domingo Luciani le salvaron la vida. Ahora no me puedo dar el lujo de echar para atrás todo lo logrado. En mi familia no tenemos ingresos como para pagar una medicina privada y por eso debo seguir haciéndome el control en ese hospital. Ya otra compañera que vino de Valencia y que también es paciente de ahí pasó por esa experiencia. Le dijeron que para pedir la cita del control debía llevar el carné. De lo contrario, no nos pueden ver. Esto es una situación muy angustiosa y deprimente.

Recientemente, González logró a través de una organización no gubernamental que le hicieran una mamografía y otros exámenes “y por eso, solo por eso, tuve que sacarme el carné, por cuestiones de salud”.

Ella vive en Altavista, Catia, y sabe de otros casos de personas que para buscar medicinas de alto costo fueron consultadas sobre el documento, así como de vecinos que para vacunar a sus hijos tuvieron que sacarse el carnet.

Esto es una extorsión civil lo que están haciendo con el pueblo, cuando lo que necesitamos nosotros para sobrevivir es que la salud pública funcione. Lo mismo está pasando con las cajas navideñas del Clap.

Contó que el pasado jueves fue a retirar el carnet y cuando entró al Ministerio de Educación, escuchó en la cola que muchos hicieron el trámite obligados por el trabajo, por la caja y por medicinas. Diría que 80 % de los que estaban ahí lo sacaron por presión.

Historias similares ocurren en zonas como La Candelaria, El Recreo, San Bernardino, San Agustín, San José, La Pastora y Cotiza.

Según Carlos Julio Rojas, vocero del Frente de Defensa del Norte de Caracas, muchos vecinos que púbicamente tienen una posición política adversa al Gobierno hicieron colas en las jornadas de este fin de semana para tramitar el documento, pues les han dicho que si no lo tienen, no van a recibir la caja del Clap.

Les han dicho que si no tienen antes del 15 de diciembre, se van a quedar por fuera y que además no van a recibir el bono de 500.000 bolívares. Uno puede entender a la gente, pero eso es un mecanismo de extorsión que está viéndose en 60 % de los Clap en el municipio Libertador. La gente no lo está sacando por convicción, la están chantajeando, tal como hicieron para la elección de la Constituyente, que les dijeron que les iban a quitar la pensión.

Yo me lo saqué y lo tengo debajo del colchón, por si tengo que llevar a mi hijo al hospital, dijo una joven residente de La Candelaria, quien además milita en un partido de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) y que pidió no revelar su identidad.

En San Martín, denunció Andrés Rivero, líder comunitario, ya avisaron que para comprar en el Mercal que está cerca del Hospital Militar los interesados deben tener ese laminado.

Miguel Fañas, habitante de Propatria, comentó que hace un mes fue al Banco Venezuela a pedir el credinómina —un monto que no supera 10 veces su salario— y le dijeron que así tuviera los requisitos completos no se lo asignarían si le faltaba el carnet. En la comunidad donde vivo también lo piden para todo. Los del Clap nos dicen que no vamos a poder gozar de todos los beneficios que da el Gobierno.

Lee también
Carnet de la Patria será obligatorio para bachilleres que aspiren a un cupo en una universidad pública

Se viola el derecho a la salud

La Constitución establece en su artículo 83 que: “Para garantizar el derecho a la salud, el Estado creará, ejercerá la rectoría y gestionará un sistema público nacional de salud, de carácter intersectorial, descentralizado y participativo, integrado al sistema de seguridad social, regido por los principios de gratuidad, universalidad, integralidad, equidad, integración social y solidaridad”.

Por ningún lado aparece que este derecho, universal y equitativo, está supeditado a un documento de control.

El 29 de diciembre del año 2016, Nicolás Maduro, en cadena nacional de radio y televisión, anunció la creación del “carnet de la Patria” como mecanismo para el registro y control de las Misiones y proyectos sociales en el país, incluyendo los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap); con la promesa de afianzar el Poder Popular y contribuir con las políticas de abastecimiento masivo de alimentos y medicinas en Venezuela.

Según los líderes comunitarios —en este caso Carlos Julio Rojas— el mecanismo se ha usado para manipular y chantajear al más débil. No ha solucionado en nada el problema del abastecimiento, ni de alimentos ni de medicinas. Es una forma de mantener el control social y lo vimos este fin de semana con las colas que se generaron en las jornadas.

El pasado 1° de diciembre el presidente Nicolás Maduro dijo que ahora “todo se hará con el carnet”.

Tickeras a cambio de votos

Pero no solo en Caracas Crónica.Uno pudo recoger testimonios de personas que se sienten chantajeadas. Carlis Vargas, quien vive en el barrio Manuelita Sáenz, en Cagua, estado Aragua, contó que este jueves los miembros del Clap pasaron casa por casa pidiendo copia de los carnets de la Patria para, posteriormente, entregarles una tickera por 500.000 bolívares que pueden cambiar por alimentos en cualquier automercado o abasto.

Carlis explicó que además de entregar copia del documento, les dijeron que es necesario que voten el domingo, que se registren en los puntos rojos y “que gane la candidata de la patria, Miriam Pardo”.

Eso es un engaño. Ellos dijeron que le van a dar todo el mundo, pero luego nos dijeron que solo tenían 500 tickeras y que eran para los más necesitados. ¿Acaso uno no está necesitado?, se preguntó la vecina de Cagua.

En este sector, Carlis no es la única que se siente chantajeada o engañada. Jeison Martínez indicó que le llegó el mensaje de que le habían asignado el bono navideño por Bs. 500.000, sin embargo, como no tiene cuenta en ningún banco, este no le ha sido entregado. “He tratado abrir la cuenta en el Banco de Venezuela, pero todo es mentira, no he podido abrirla”, aseguró.

En igual situación está la señora Brígida, de 83 años, quien sufre de Alzheimer. Su hija, Mariana —quien prefirió no dar su apellido— informó que les había llegado el mensaje de texto, según el cual a su mamá le asignaron el bono. Con todo, no pueden abrirle una cuenta bancaria por su condición de salud. “Ese bono se va a perder, ¿quién se lo queda?”.

Este viernes, el Presidente Maduro anunció durante un acto de entrega de vivienda —con la que se cumplen 1,9 millones de casas adjudicadas, según la cuenta del Gobierno— que de ahora en adelante las casas de la Misión Vivienda se asignarán a través del carnet de la Patria.

Cuando se anunció el carnet de la Patria, el jefe de Estado dijo que tenía como fin crear un censo para saber quiénes eran los beneficiados de las misiones y quiénes no tenían, pero el documento se ha empleado para condicionar el acceso a bienes y servicios.

Foto: Francisco Bruzco


Participa en la conversación