“Dicen que están protegiendo al pueblo y mira donde estamos”

Vecinos desalojados del kilómetro 3 de la Panamericana, este viernes durante la OLP, están durmiendo a la intemperie porque no los llevaron a un refugio como les prometieron

Yohana Marra/@yohanamarra

Caracas. La mañana de este lunes más de 100 personas seguían instaladas en el borde del kilómetro 3 de la carretera Panamericana, luego de que este viernes los desalojaran del sector El Cují durante la Operación Liberación del Pueblo.

Encima de bloques apoyaban vasos. Los colchones fueron tirados en la tierra, debajo de techos improvisados por zinc, madera o sábanas. Así estaban a lo largo de un terreno, en frente de sus viviendas demolidas desde este fin de semana.

Los niños, con varias ronchas de picadas de zancudos, caminaban descalzos de un lado a otro, inocentes de que ahora no tenían un techo donde vivir. Los perros también estaban a la intemperie con sus dueños, quienes en muestra de fidelidad se los llevaron luego del operativo.

Así viven los habitantes del barrio Bicentenario desde el 24 de julio, cuando recibieron la visita de funcionarios y tanquetas a las 4:00 am. Sentados bajo la poca sombra que hacía estaban recién nacidos, ancianos y discapacitados, huyendo del sol inclemente.

“No somos malandros, ni paramilitares como dijeron. Si fuésemos malandros no estaríamos dando la cara y pidiendo un hogar. Nosotros salimos porque nos dijeron que íbamos a un refugio y solo nos dejaron guardar las cosas en unos galpones en La Yaguara”, contó Alejandra Vidal, una de las afectadas.

Para comer resolvieron con unas hornillas que les prestaron en un galpón y una colaboración del comedor El Peñón por tres días, es decir hasta este martes. Vecinos se han acercado y les han donado toallitas húmedas para los bebés, así como pañales.

Lee también
Investigan supuesto suicidio de pareja de funcionario de la GNB en La Pastora

“Nos dieron un papelito y nos dijeron que no los botáramos porque eso nos iba a garantizar vivienda digna, pero nos mintieron porque ahora no tenemos donde vivir y demolieron nuestras casas”, soltaban los vecinos aglomerados para contarle sus problemas a la prensa.

Este fue el papel que le entregaron a los desalojados, este viernes 24 de julio. Cristian Hernández/Crónica Uno
Este fue el papel que le entregaron a los desalojados, este viernes 24 de julio. Cristian Hernández/Crónica Uno

La mañana de este lunes fue un funcionario de la Alcaldía de Caracas para constatar la situación. Momentos después llegó un grupo de jóvenes a colaborar con los damnificados. Pero las visitas solo quedaron ahí, pues nadie los sacó.

“Dicen que están protegiendo al pueblo y mira donde estamos. Hemos apoyado al Gobierno votando, ahora necesitamos que ellos nos apoyen a nosotros”, sostuvo Alejandra seguida por el resto de los afectados.

Agresiones

Al menos siete habitantes de la comunidad fueron detenidos y golpeados, después de que hicieran una cadena humana negándose a los traslados. “Admitimos que la PNB se portó respetuosamente por eso aceptamos salir, pero cuando supimos que no sabían a dónde nos llevarían nos opusimos”, dijo un vecino entre los demás.

Una mujer fue agarrada salvajemente por el cabello, por un guardia y le dejaron grandes morados en las piernas y barriga.

Robinson Cuello estuvo entre los retenidos que se opusieron al traslado y contó que lo golpearon hasta que lo metieron en la jaula, donde los PNB hablaron con ellos. Lo llevaron hasta El Poliedrito, donde estuvo hasta las 8:00 pm y salió luego de firmar un papel que admitía que no fue agredido por los efectivos.

Una vecina fue agredida presuntamente por funcionarios de la GNB, tras oponerse a ser trasladada a un refugio. Cristian Hernández/Crónica Uno
Una vecina fue agredida presuntamente por funcionarios de la GNB, tras oponerse a ser trasladada a un refugio. Cristian Hernández/Crónica Uno

Apoyo y viviendas

Un grupo se fue hasta Miraflores la mañana del este lunes para protestar y exigir vivienda, pero fueron movidos del sitio. Exigen que los llevan a un refugio, aunque sea, donde tengan donde dormir.

Lee también
PNB evitó secuestro de dos hombres que llevaban cargamento con 21 relojes Rolex

Denunciaron que muchos están sin ropa y hasta sin papales, porque no los dejan entrar al galpón donde guardaron sus cosas. “Hoy tenía que llevar a mi hija de 11 días de nacida al hospital pero mis papeles están en La Yaguara y no puedo”, relató una joven que estaba entre el grupo.

A continuación fotos exclusivas:

Rechazaron que en la comunidad vivieran paramilitares. Cristian Hernández/Crónica Uno
Rechazaron que en la comunidad vivieran paramilitares. Cristian Hernández/Crónica Uno
Niños duermen bajo techos improvisados. Cristian Hernández/Crónica Uno
Niños duermen bajo techos improvisados. Cristian Hernández/Crónica Uno
Un grupo de familias desalojadas del barrio El Cuji, en el Kilómetro 3 de la Carretera Panamericana, esperan a un lado de la carretera. Denuncian no haber sido despojados a la fuerza y sin aviso de sus viviendas, y que no fueron aceptados en los refugios. Cristian Hernández/Crónica Uno
Los habitantes han comido por colaboración del comedor El Peñón. Cristian Hernández/Crónica Uno
Un grupo de familias desalojadas del barrio El Cuji, en el Kilómetro 3 de la Carretera Panamericana, esperan a un lado de la carretera. Denuncian no haber sido despojados a la fuerza y sin aviso de sus viviendas, y que no fueron aceptados en los refugios. Cristian Hernández/Crónica Uno
Afectados no dejaron a sus mascotas entre los escombros. Cristian Hernández/Crónica Uno
Un grupo de familias desalojadas del barrio El Cuji, en el Kilómetro 3 de la Carretera Panamericana, esperan a un lado de la carretera. Denuncian no haber sido despojados a la fuerza y sin aviso de sus viviendas, y que no fueron aceptados en los refugios. Cristian Hernández/Crónica Uno
Improvisaron donde dormir, en todo el borde del kilómetro 3 de la Panamericana. Cristian Hernández/Crónica Uno
Un grupo de familias desalojadas del barrio El Cuji, en el Kilómetro 3 de la Carretera Panamericana, esperan a un lado de la carretera. Denuncian no haber sido despojados a la fuerza y sin aviso de sus viviendas, y que no fueron aceptados en los refugios. Cristian Hernández/Crónica Uno
Padres temen por la salud de sus pequeñitos. Cristian Hernández/Crónica Uno
La gente del sector El Cují tiene que arreglárselas para dormir. Cristian Hernández/Crónica Uno
La gente del sector El Cují tiene que arreglárselas para dormir. Cristian Hernández/Crónica Uno
Padres exigen un techo donde puedan tener a sus hijos. Cristian Hernández/Crónica Uno
Padres exigen un techo donde puedan tener a sus hijos. Cristian Hernández/Crónica Uno

Participa en la conversación