Líderes vecinales enviaron un mensaje a la comunidad internacional para que se aplique “mano dura” contra funcionarios del Gobierno.

Caracas. Dirigentes comunitarios aseguraron que las acusaciones por parte de la exfiscal Luisa Ortega Díaz confirman la “escalada” de corrupción que vincula al presidente Nicolás Maduro, a través de la iniciativa de la bolsa de alimentos que venden los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap). Los líderes vecinales exigieron que este caso sea investigado ante organismos internacionales.

Las denuncias de la extitular del Ministerio Publico (MP) las dio a conocer este miércoles en la reunión de fiscales y procuradores de Mercosur en Brasilia, en donde detalló que la distribución de los Clap en el país está encabezada por una empresa mexicana de nombre Group Grand Limited, donde se “presume” la participación de Maduro y cuyos propietarios son Rodolfo Reyes, Álvaro Pulido Vargas y Alex Saab.

Omaira Montero, líder vecinal de la parroquia Altagracia, manifestó que las acusaciones de la fiscal destituida sobre bolsas del Clap eran señalamientos que en su sector la comunidad “rumoreaba”, y que la misma gente denunció en su momento, sin embargo, no fueron escuchados en ninguna institución. Además, expresó que la corrupción inició desde que los encargados de distribuir los alimentos vendían la caja a sobreprecio.

Esas acusaciones tienen que ser ciertas, esa misma empresa mexicana que se relaciona con Maduro, solo demuestra que siempre se estuvieron enriqueciendo a costa del hambre del pueblo y se tiene que condenar a los implicados, sentenció.

Domingo Pérez, dirigente comunitario en el sector de Antímano, explicó que en el país las denuncias del Clap “pasan debajo de la mesa” de la justicia, y no hay ningún control sobre qué personas manejan el dinero recibido por parte de los vecinos de la comunidad para adquirir la bolsa.

Desde mucho antes se sabía que el dinero de las bolsas era cobrado por alguien del Gobierno, que sea el mismo Presidente y que esté implicado en ese caso, sería un acto de ilegalidad que debe pagar con su renuncia, enfatizó.

Pérez recalcó que toda la corrupción en al área alimentaria del país radica en las medidas gubernamentales sobre la importación de los productos de primera necesidad, que no han brindado soluciones a la crisis. El Gobierno tiene dependencia de productos extranjeros, que nunca fueron para alivianar la crisis sino que produjo el efecto contrario y fue aumentar la corrupción, explicó.

Julio César Reyes, líder vecinal en Catia, señaló que a la misma población venezolana no le generan “sorpresas” las acusaciones. A su juicio, siempre se ha “intuido” la existencia de corrupción en la distribución de alimentos Clap. En otros años se han ventilado acusaciones parecidas sobre ese tema, y no han habido la denuncias suficientes para que aplique una averiguación pertinente, puntualizó.

Reyes alertó que en el país los niveles de corrupción han “mutado” a todos los ámbitos tanto para la población como para el Gobierno. Precisó que las declaraciones de Ortega Díaz, más que generar un impacto en las zonas populares, quedarían en “expectativas” si las acusaciones a funcionarios del Ejecutivo no se materializan en sanciones concretas por parte de instituciones internacionales.

José Quintero, quien ejerce su labor en la Asociación Civil Histórica ProCatia, aseveró que los mismos dirigentes comunitarios han sido testigos de funcionarios que actualmente ejercen altos cargos en el poder  y “se enriquecieron a costa del pueblo”.

Quintero denunció que aumentó el tiempo de espera de los vecinos para ser entregadas las bolsas Clap en el sector, antes las recibían cada 15 días, ahora llegan cada 20 ó 30 días. Ya es grave que a una persona le cueste pagarlas y ahora ha quedado en evidencia que el Gobierno siempre se benefició con el hambre de la gente, aseguró.

Lee también
Ortega Díaz cederá a EE UU, España y Colombia pruebas de corrupción contra Maduro y Cabello

Ortega Díaz se “lava las manos”

Líderes vecinales consideraron que la exfiscal se “lava las manos” de todos los casos que no fueron imputados mientras ejercía su cargo en el Ministerio Público, pese a que ha mostrado actuaciones contra el presidente Nicolás Maduro en estos últimos meses, y actualmente develó “pruebas” sobre hechos de corrupción ejecutados por funcionarios del Gobierno.

Pérez cuestionó que después de exiliada es que Ortega Díaz asume una posición más crítica contra el Ejecutivo. Ahora que está en el exilio, ahora sí revela todas las pruebas de corrupción contra el Gobierno ¿por qué si ya se estaban haciendo ese tipo de investigaciones, no salieron a relucir cuando estaba ejerciendo el cargo de fiscal en el país?, preguntó.

Montero sostuvo que la exfuncionaria tiene su “cuota de responsabilidad” en todos los hechos que sacó a luz pública. Ella también tendría que justificar por qué no hizo estas mismas acusaciones cuando estaba en el país. Recibió la cucharada de su propia medicina, la misma gente que apoyó la acusa de traición a la patria, ahora los tiene a todos en su contra, agregó.

Luisa Ortega declaró en el acto del pasado miércoles que tiene la intención de entregar las pruebas de corrupción a las autoridades de distintos países: Estados Unidos, Colombia, España, entre otros, para que se investigue el caso. Los representantes de las zonas populares hicieron un llamado a la comunidad internacional para aplique “mano dura” ante las graves acusaciones y apuestan a que se logre una “verdadera condena” contra todas las personas implicadas.

Foto cortesía: AVN



Participa en la conversación