Yorcely Lara, de 52 años, fue localizada muerta por sus vecinos en el barrio La Alcabala de Petare. Funcionarios de Polisucre detuvieron a tres involucrados en el homicidio, entre ellos una adolescente de 16 años, en la carretera Petare-Santa Lucía.

Caracas. A los vecinos les extrañó que al caer la noche no habían visto a Yorcely del Carmen Lara Ayo. Llamaron varias veces a su celular y no contestó, tocaron a su puerta y tampoco. No solía perderse de esa manera.

Comenzaron a sospechar que algo malo pasaba y se comunicaron con la única hija que tenía en Caracas, para preguntarle si sabía de ella. Al negarlo, esta les pidió que ingresaran con la copia de la llave que su mamá les había dado.

La pareja de inquilinos era jóvenes de 24 y 16 años. Los vecinos los vieron poco en la zona

Al entrar vieron la casa en completo desorden. Revisaron dos habitaciones y no la encontraron, y decidieron forzar la única puerta que permanecía bajo llave. Ahí estaba Yorcely, sin signos vitales en el suelo.

Eran las 8:30 p. m. del martes 1° de agosto.

La mujer de 52 años estaba maniatada y con una bufanda alrededor de la cara. Bajo su cabeza estaba una almohada con una pequeña mancha de sangre y el cuarto permanecía vacío. Se presume que la causa de muerte fue asfixia.

Llamaron al 911 y una comisión de la Policía del municipio Sucre llegó al lugar. De la vivienda habían robado varios enseres.

La víctima, de nacionalidad colombiana, vivía sola en el callejón San Guillermo del barrio La Alcabala, en Petare. Hace 15 días alquiló una de las tres habitaciones de su casa a una pareja de jóvenes, a quienes los vecinos vieron poco. Desde hace tres días, también, vieron a otro chico durmiendo ahí.

Lee también
Mataron a carpintero a golpes para robarlo en Antímano
La víctima trabajaba en una casa de familia, en Altamira. Era madre de tres hijos, dos de ellos viven en Colombia

Durante la permanencia de ambos en su casa, la víctima vio varias actitudes que no le gustaron, pues algunos artículos se perdían y cuando les preguntaba “se hacían los locos”. Momentos después, aparecían.

Yorcely comentó a uno de sus vecinos que le habían robado una plancha y por eso decidió pedirles que desalojaran la vivienda, incluso pensó en denunciarlos. El director de Polisucre, comisario Manuel Furelos, presume que esto desencadenó una discusión entre los inquilinos y la mujer, y terminaron quitándole la vida.

“Primero se le perdió un celular. Luego pasó lo de la plancha y eso no le gustó, los quería denunciar”, detallaron, bajo anonimato por seguridad.

Fue asesinada en horas de la madrugada del pasado martes. La última vez que habló con su pareja fue la noche de ese día.

Mudanza con sus pertenencias

Funcionarios de Polisucre iniciaron las investigaciones y la madrugada del miércoles 2 de agosto detuvieron a los tres involucrados con los enseres que habían robado de la casa de la víctima.

Yordin Rafael Sánchez, de 24 años; Isaac Aaron Prado Tejada, de 23, y su pareja, de 16 años, se encontraban en barrio Betagama de la carretera Petare-Santa Lucía.

La adolescente y los dos hombres fueron detenidos por Polisucre, en el barrio Betagama de la carretera Petare-Santa Lucía

Alquilaron un camión para transportar los artículos robados y al conductor le indicaron que se mudaban. Polisucre decomisó un equipo de sonido, una lavadora, un televisor, un DVD, una cocina, una caja de cerámica y un rollo de mecate. Todo extraído de casa de Yorcely.

Los vecinos comentaron que no vieron cuando los jóvenes sacaban el botín porque todos estaban trabajando. Presumen que ya habían estudiado esto, porque la última vez que uno de ellos vio a la adolescente fue el martes a las 9:00 a. m. antes de salir a trabajar.

“La muchacha sabía que nosotros teníamos la llave y tocó nuestra puerta para pedirnos que le abriéramos la casa, porque se le había quedado un papel y su papá la estaba esperando. Pero nosotros dijimos que teníamos que esperar que ella contestara las llamadas o llegara. Ella esperó en las escaleras pero al rato se fue”, detallaron.

Sus vecinos tenían una copia de las llaves de la casa, por alguna emergencia y porque les tenía mucha confianza

La víctima le había dado una copia de la llave a sus vecinos, pues sufría de la espalda y temía por cualquier emergencia. Los inquilinos no tenían.

Lee también
Vecinos lidian con la delincuencia y falta de transporte en El Valle

Yorcely era madre de tres hijos, dos de ellos viven en Colombia. Trabajaba en una casa de familia en Altamira de miércoles a viernes; lunes y martes estaba en casa. Otro motivo por el cual se extrañaron al no verla el pasado 2 de agosto.

“Era tremenda persona, una mujer muy alegre. Era primera vez que alquilaba una habitación porque vivía sola y por la situación país”, soltó una de sus vecinas, quien aún tenía los ojos hinchados de tanto llorar por la muerte de su amiga.

Fotos: Luis Miguel Cáceres



Participa en la conversación