Lourdes Moreno pensó en abandonar el fútbol luego de la muerte de su madre, pero su familia la convenció de seguir y ahora triunfa con la Vinotinto.

Caracas. Hace año y medio, la capitana de la Vinotinto femenina Sub 20, Lourdes Moreno, tuvo que despedir a la única fanática que no faltaba a ninguno de sus partidos, la señora Nury de Moreno. La madre de la mediocampista falleció prematuramente y sumió a la que apodan cariñosamente como la “Kika” en una profunda tristeza que la hizo abandonar momentáneamente el fútbol.

Afortunadamente, su padre, Juan José, y sus hermanos la hicieron reconsiderar y esta semana la barinesa de 19 años disputa con Venezuela su segunda Copa del Mundo en Papúa Nueva Guinea.

“Mi familia me hizo entrar en razón. Me dijeron que no podía dejarlo, que mi mamá siempre me apoyó, así que después de estar retirada como 5 ó 6 meses, cuando me volvió a convocar la selección, me convencieron para volver”, comentó Moreno a la FIFA, a quien la dolorosa experiencia le reportó aprendizaje y madurez. “No lo superas, porque esto nunca se supera ni lo olvidas, pero sí aprendes a vivir con ello”, indicó la jugadora del CD Lara.

Lourdes ya jugó el Mundial Sub 17 Costa Rica 2014, donde compartió con su “pana”, la goleadora Deyna Castellanos. “Es una lástima que no haya podido venir”, lamenta la camiseta diez, que, ante la diferencia de 14 horas del país con la nación oceánica ha mantenido despierta a su familia frente al televisor a punta de café. “Me dijeron que van a trasnocharse para ver los partidos. Voy a tener a la familia con ojeras”, señala entre risas.

Jugó completo

Moreno participó los 90 minutos en la derrota de la Vinotinto 3-0 en los últimos minutos ante Corea del Sur. Las criollas estuvieron 0-0 durante 77 minutos e inclusive erraron un penal, que fue determinante para el desenlace final.

El resultado complica mucho las opciones de las chamas, que también cayeron 3-1 en su estreno ante las campeonas del mundo de Alemania. Más allá de las escasas posibilidades de avanzar, la “Kika” tendrá el lunes ante México (5:00 a. m.) una buena oportunidad de mostrar el tatuaje con la imagen de su madre y dedicarle un gol o inclusive la victoria. “Los goles y todos mis triunfos van a ser para ella y mi familia”. Y a juzgar por su talento, no serán pocos en una carrera que apenas comienza.

Foto: Cotif



Participa en la conversación