La mayoría de los habitantes de los 18 apartamentos son personas de la tercera edad, sin recursos para pagar los arreglos que se requieren, por ello, solicitan la intervención de las autoridades de la Alcaldía de Libertador, Gobierno del Distrito Capital y Barrio Nuevo Tricolor para rehabilitar el edificio.

Caracas. Al no contar con los recursos necesarios para rehabilitar el edificio Yola, ubicado entre Puente a Monagas en La Pastora, en el municipio Libertador, los residentes del inmueble, en su mayoría personas de la tercera edad que viven de su jubilación y pensión, solicitan a las autoridades que le metan la mano a la edificación que se encuentra deteriorada desde hace más de 20 años. 

Lennis Contreras, a cargo de la Junta de Condominio, informó que el edificio presenta filtraciones que provienen de la azotea y hay desgaste del friso de la fachada por la acción del agua, lo que afecta hasta el interior de los apartamentos. 

Los vecinos están preocupados por los problemas que tiene el Edificio Yola, los cuales ya fueron planteados ante las autoridades municipales. Dijeron que “hacemos un llamado a través de Crónica Uno a los entes municipales para que nos ayuden a reparar el ascensor, a reconstruir las fachadas del edificio y acabar con las filtraciones”.

También exhortaron a Barrio Nuevo Barrio Tricolor para que tome en cuenta a este edificio en su programa de pintura de fachadas.

Nancy Ramírez, habitante del piso 3, señaló que desde hace 10 años su apartamento presenta filtraciones, presuntamente porque se tapó un tubo que estaba ubicado en la azotea. “En principio nadie tenía ese problema, pero desde hace dos años, hay otros apartamentos. Rompí la pared para saber el origen de las filtraciones. El tubo está mojado, uno mete la mano y se siente la gotera, y desde hace como seis meses hay filtraciones en el techo del baño”.

Lee también
Docente replica en escuelas el lema: Buena crianza de hoy es la tranquilidad para el mañana

A Pedro Albornoz,  otro vecino, le preocupa el progresivo deterioro del inmueble por la dificultad que tienen para costear  la colocación del manto asfaltico en la azotea para evitar las  filtraciones.

Otro problema es el deterioro del único ascensor que tiene el edificio, situación que preocupa porque la mayoría de sus habitantes son personas con edades comprendidas entre 50 y 80 años. Los abuelos duran hasta media hora en llegar a sus hogares porque deben subir por las escaleras.

Los vecinos, mayoría de la tercera edad, han tenido que subir varios pisos con sus baldes de agua porque está inservible el ascensor

A Ramona Ilarreta le inquietan esas fallas del elevador dado que a su edad avanzada y con dolores en las piernas se tarda hasta una hora para llegar a su casa. “Estoy toda patuleca, vengo y me siento y  me paro en cada escalón a descansar. En mi casa también hay filtraciones, tengo una tronera en el techo de la casa”.

Marisela Puchi, 16 años residenciada en el edificio, contó que su familia es una de las fundadoras del inmueble. “Me preocupa el ascensor que está dañado desde hace años, y tenemos adultos mayores en sillas de ruedas, enfermos. Esa reparación es costosa”.

“El ascensor vale millones sobre millones y no tenemos dinero”, dijo Pedro Albornoz, quien solicita que la reparación del aparato sea incluida en los programas que ejecutan Gobierno del Distrito Capital y Barrio Nuevo Barrio Tricolor.

Otras calamidades que tiene el edificio es la eliminación de los bajantes de basura, en la actualidad el espacio es usado para guardar los materiales de limpieza del edificio.

El deslizamiento progresivo del muro que separa el edificio de la Quebrada Catuche, es una preocupación más, pues los vecinos temen que de caerse la pared resulten afectadas las casas aledañas y quedar a expensas de la delincuencia.

Lee también
Docente replica en escuelas el lema: Buena crianza de hoy es la tranquilidad para el mañana
Los apartamentos presentan filtraciones causadas por el deterioro de la azotea.

Fotos: Norma Rivas



Participa en la conversación