De acuerdo con el Sindicato Unitario del Magisterio de Aragua son las instituciones educativas públicas las que presentan el mayor deterioro en su infraestructura y de servicios públicos como el agua potable. Los estudiantes deben realizar sus necesidades fisiológicas en tobos, porque la mayoría de las escuelas no cuentan con baños. En Carabobo, gremio reportó 80% de ausentismo estudiantil.


Maracay.  “No hay infraestructuras adecuadas, menos de bioseguridad, para que los maestros, docentes, alumnos y comunidad educativa tengan las condiciones mínimas para el retorno a clases”. De acuerdo con  el presidente del Sindicato Unitario del Magisterio de Aragua (SUMA), profesor Henry Medina,  87 % de las escuelas del sector público en Aragua, están deterioradas y no cuentan ni siquiera con los servicios básicos.

Según  Medina, son los niños, adolescentes y jóvenes de los sectores populares, los más afectados con la desidia y el abandono al que se han sometido a las instituciones educativas públicas, que no cuentan ni siquiera con agua potable: uno de los servicios públicos más importantes, principalmente para la prevención contra la COVID-19.

Las escuelas públicas- dice Medina-, a las que acude más de 90 % de la población estudiantil, se están cayendo desde hace años por falta de mantenimiento y asistencia gubernamental.

El presidente de SUMA refirió que hay reportes de escuelas en donde los niños de preescolar no cuentan con baños operativos y deben realizar sus necesidades fisiológicas en tobos.

Esto – dice- no solo es insalubre en medio de una pandemia, sino que además refuerza en la mente del estudiante, su situación de marginalidad.

Medina refiere además, que los padres y representantes deben sumarse a la denuncia y al reclamo para exigirle a las autoridades, mejores condiciones para el retorno a clases de sus hijos.

El presidente del SUMA también denunció la designación de directores de escuela a personal egresado de otras profesiones y de la Universidad Bolivariana de Venezuela

“Son personas que no tienen ninguna formación pedagógica, de orientación o supervisión. Esto también afecta el proceso de enseñanza porque fortalece la baja calidad docente que ya existe”, explica.

El representante gremial explica que se trata de personas que apenas realizaron una “micromisión” de dos meses, se inscribieron en el partido oficialista, PSUV, sacaron el carnet dela Patria y ahora son directores de escuela.

Hay docentes- dice- que teniendo el título de profesor, han sido obligados a sacarse el carnet de la Patria, a inscribirse en el PSUV y a realizar esa micromisión.

El presidente de SUMA, también mencionó la desaparición de los comedores escolares, cuyo beneficio debe ser rescatado con la exigencia de toda la comunidad educativa.

No es justo- dice Medina- que nuestros niños más pobres, no tengan escuelas dignas ni alimentación balanceada.

En Carabobo registraron 80% de ausentismo estudiantil 

Según representantes del Sindicato de Educadores de la entidad, en Carabobo se registró 80% ausentismo estudiantil y de personal docente durante el reinicio de clases pautado para este 10 de enero.

José Gregorio Medina, presidente del Sindicato de Educadores de Carabobo, sostuvo que el ausentismo se debió a que las infraestructuras educativas no cuentan con las condiciones para contener la propagación de la COVID19, algunos planteles no cuentan con servicio de agua potable. Tampoco tienen equipos de bioseguridad.

Además señaló que los bajos salarios del personal docente también impidieron que los educadores asistieran a sus puestos de trabajo porque no pueden costear los gastos de transporte ni de cubrir sus necesidades básicas como alimentación y salud.

Aymara Aguiar, directora de la Zona Educativa de la entidad, aseguró que están cumpliendo con el protocolo de Bioseguridad en las 1500 escuelas que abrieron sus puertas.

El personal docente, administrativo y obrero hizo acto de presencia de forma masiva, de acuerdo al cronograma que tiene cada institución educativa, recordando que aún estamos en pandemia. Nuestra matrícula está siendo recibida de manera progresiva para cumplir con la planificación de cada institución educativa y cumplir con el calendario escolar», dijo.

Aguiar puntualizó que el aforo por salón de clase será de unos 15 alumnos como máximo. A tres horas de haber iniciado la jornada educativa, manejaba que 70% del personal educativo, obrero y administrativo estaban en sus puestos de trabajo.

Manifestó que, también continuarán con el proceso de vacunación para estudiantes y de refuerzo para los docentes ya vacunados. Precisó que los niños serán inoculados con la vacuna Abdala Soberana, o Sinopharm.

No precisó cuánto es el salario que devenga un educador, sin embargo aseguró que durante el mes de diciembre recibieron todas las semanas bonificaciones. Insistió que ha mantenido reuniones con los gremios y sindicatos para lograr ofrecer un ajuste salarial para los maestros.

En cuanto a los inconvenientes de transporte y traslado de los maestros a sus puestos de trabajo, dijo que en Carabobo se tomó la iniciativa de reubicar a los docentes a escuelas que estén cercanas a sus vivienda, no ofreció cifra de cuánto personal ha sido reubicado.

Lea también

El 10 de enero se reanudan las clases y la deserción de docentes sigue en aumento


Participa en la conversación