AN no ha autorizado presencia de bombaderos nucleares rusos en suelo venezolano

bombarderos nucleares

La comisión de Defensa abrió una averiguación por la violación del artículo 187 numeral 11 de la Constitución que le da al Parlamento la competencia exclusiva de “autorizar el empleo de misiones militares extranjeras en el país”. En horas de la mañana, el titular del Ministerio de la Defensa, Vladimir Padrino, señaló que el gobierno de Maduro se prepara para “defender Venezuela hasta el último palmo cuando sea necesario”. Este martes culminó el segundo período ordinario de sesiones de la AN; el martes 18 se instala la comisión Delegada.

Caracas. El artículo 187 numeral 11 de la Constitución vigente de Venezuela establece: “Corresponde a la Asamblea Nacional autorizar el empleo de misiones militares venezolanas en el exterior o extranjeras en el país”.

En horas de la mañana de este martes, el titular del Ministerio de la Defensa de Venezuela, Vladimir Padrino, dio la bienvenida a una misión militar rusa que nunca fue autorizada por el pleno de la Asamblea Nacional para pisar suelo venezolano, integrada por 100 pilotos, dos bombarderos nucleares TU-160, un avión AN-14 de transporte y carga militar y otro avión de pasajeros Il-62.

Pero eso no es todo. A principios de diciembre, el número dos de la Armada iraní, el contralmirante Touraj Hassani Moqaddam, declaró públicamente que entre los planes “para un futuro cercano” de Irán está el envío de “dos o tres barcos con helicópteros especiales a Venezuela, en una misión que podría durar cinco meses”. Esa eventual visita militar tampoco ha sido presentada ante el Parlamento para su autorización.

La llegada de los bombarderos rusos encendió las alarmas de los diputados, quienes a través del presidente de la comisión de Defensa, Edgar Zambrano (AD-Lara), expresaron el claro rechazo del Poder Legislativo a tal presencia militar extranjera. Zambrano solicitó a la cámara y así resultó aprobado, “abrir una averiguación sobre los bombarderos y demás materiales bélicos a bordo de tales unidades”.

100 pilotos rusos integran misión militar avalada por Vladimir Padrino sin autorización de la AN. Foto cortesía AVN

El diputado Franklin Duarte (Copei-Táchira) subjefe de la Fracción de la Unidad exigió a Nicolás Maduro “ordenar de inmediato el retiro de esas naves rusas, ya que, en ningún caso, la Asamblea Nacional ha autorizado el despliegue de bombarderos estratégicos rusos en Venezuela». Advirtió que con esa acción, “el régimen está provocando una confrontación bélica».

«La entrega del país a potencias extranjeras constituye una gran irresponsabilidad del régimen que busca un respaldo militar de una potencia extrajera ajena a nuestro entorno geopolítico para que el régimen de Maduro siga perpetuándose en el poder«, subrayó Duarte.

Por su parte, el jefe de la fracción de la oposición, Juan Guaidó (VP-Vargas), quien no asistió este 11 de diciembre a la plenaria, se refirió al asunto a través de su cuenta Twitter. Cuestionó el discurso maniqueo del Gobierno que rechaza los pronunciamientos de otros gobiernos sobre la naturaleza del régimen político, económico y social de Venezuela, pero permite la injerencia de sus aliados políticos.

Grupos paramilitares del ELN, los cubanos que han penetrado nuestras fuerzas armadas y ahora los rusos realizan maniobras militares en nuestro país sin la autorización de la Asamblea Nacional. Los venezolanos no podemos permitir este tipo de atropellos. En Venezuela no queremos conflictos, lo que necesitamos es un cambio de gobierno urgente, escribió Guaidó.

La semana pasada, Nicolás Maduro fue recibido en Moscú por el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, y anunció la firma de convenios en minería, petróleo y el área militar.

Una larga última sesión

ONG se comprometieron con la AN a contribuir en la restitución de la democracia

La de este martes fue la última sesión plenaria del segundo período ordinario de sesiones de la Asamblea Nacional, que culmina oficialmente este 15 de diciembre. En una especie de carreritas de último minuto, el orden del día contó con 8 puntos para el debate, incluyendo tres proyectos de ley que fueron incorporados por la vía de urgencia reglamentaria.

En primera instancia se aprobó un acuerdo por el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos que solicita a la comunidad internacional no cesar en sus acciones para paliar la crisis humanitaria venezolana. El acuerdo insta a la alta comisionada para los DD. HH. de la ONU, Michelle Bachelet —invitada por el gobierno de Caracas para realizar una visita al país— agendar encuentros con las víctimas de la persecución política y con la Asamblea Nacional. Además reconoce el avance del caso venezolano ante la Corte Penal Internacional y pide a los países firmantes del Estatuto de Roma, plegarse a la petición de investigación. En este punto se concedió un derecho de palabra al doctor Julio Castro en nombre de una decena de ONG y grupos ciudadanos que se comprometieron a trabajar con el Parlamento para lograr el rescate de la democracia.

También se dio un debate sobre las condiciones deplorables y atropellos de toda naturaleza de la que son objeto los 158 militares venezolanos presos por expresar su descontento ante el Gobierno, y sus familiares. El pleno acordó que la comisión de Defensa remita un informe escrito de esta situación a Bachelet de cara a una eventual venida al país, así como instarla a escuchar a los familiares y abogados de los militares, y participar en una sesión de la comisión.

Otro tema militar que fue tocado este martes fue la incursión armada de la Dgcim en un campamento indígena en Canaima el pasado 8 de diciembre que dejó un pemón muerto y 6 heridos. Américo De Grazia (Causa R-Bolívar), elevó el caso:

Los diputados también aprobaron un acuerdo en rechazo “a la farsa electoral del 9 de diciembre”. El acuerdo declara inexistente esa elección y sus resultados, acompaña la decisión de los electores que decidieron no participar; y le recuerda a la FANB que su obligación constitucional es servir al país y no a una parcialidad política.

En esta sesión fueron sancionadas la Ley de Semillas y la Ley de Migración de Retorno. Además se aprobó en primera discusión el proyecto de reforma de la Ley de Consejos Comunales y la reforma de la Ley del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales.

Asimismo, los diputados aprobaron con reservas el proyecto de presupuesto de gastos para la Asamblea Nacional remitido por el Ministerio de Finanzas para el año 2019. Aclararon que el monto es claramente insuficiente para cubrir las demandas de nómina y de funcionamiento del Poder Legislativo: “Se equivocaron en 2016, 2017 y 2018. A pesar de estas aberraciones, no vamos a cerrar las puertas de esta Asamblea”, dijo Alfonso Marquina (PJ-Lara).

Otros temas

AN guardó minuto de silencio por los peloteros Luis Valbuena y José Castillo

El pleno ofreció un minuto de silencio en memoria de los peloteros del equipo Cardenales de Lara, Luis Valbuena y José Castillo, quienes fallecieron el pasado viernes debido a un accidente de tránsito provocado por una piedra en la vía, que presuntamente habría sido colocada allí por un grupo de delincuentes para robar la unidad.

Además, los diputados dieron la bienvenida a su colega, Nirma Guarulla (MPV-Amazonas), una de los tres representantes indígenas de la oposición que fueron desincorporados en el año 2016 a solicitud del Tribunal Supremo de Justicia, que anuló su elección. Guarulla remitió una carta a la directiva notificando su reincoporación, bajo la misma fórmula aplicada por Romel Guzamana (Representante Indígena-Prociudadanos) a mediados de año.

El diputado de PJ-Cojedes y actual presidente de la comisión de Ambiente, Luis Parra, solicitó a la directiva un permiso de dos años “para atender asuntos familiares y de salud”.

El presidente de la AN, Omar Barboza (UNT-Zulia), declaró cerrado el segundo período ordinario de sesiones y convocó a la instalación de la comisión Delegada para el próximo martes 18 de diciembre a las 10:00 a. m.

Fotos Maru Morales P., Crónica.Uno y cortesía AVN

Vídeo: Maru Morales P., Crónica.Uno


Participa en la conversación