Bloquean portal del Inhrr luego de publicar cifras de muertes por COVID-19 que duplican las anunciadas por Comisión Presidencial

muertes por COVID-19, Indígenas en Bolívar asumen pandemia de COVID-19 con poca o nula ayuda estatal

El reporte oficial del 7 de septiembre dio la cuenta de 436 fallecidos, mientras que en el Inhrr en un cuadro destacado indicó que la cifra llegó a 965. Luego de que el portal fuera bloqueado el Inhrr publicó un comunicado señalando que habían sido vandalizados.

Caracas. La tarde de este martes fue “tumbada” la web oficial del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel luego de mostrar un cuadro, en la parte destacada del portal, en donde señalaba en rojo 965 muertes producto de la COVID-19, cuando la Comisión Presidencial reportó para el 7 de septiembre 436 fallecidos. Eso representa 120 % de diferencia.

Desde que comenzó la pandemia en el país, los datos sobre el comportamiento del virus han sido reportados en cadena nacional por los voceros de la administración de Nicolás Maduro. Los dos primeros decesos se anunciaron el 28 de marzo. La curva de mortalidad se mantuvo estable, hasta el 1° de junio cuando de 14 fallecidos al cierre de mayo se pasa a 17. Desde entonces la cifra ha ido en ascenso. Al 1° de julio se contabilizaron 54 muertes por COVID-19, al 1° de agosto 169 y al 1° de septiembre 391. Agosto representó el mes de mayor cantidad de muertos, 222 casos. 

En lo que va de mes, en siete días, la Comisión Presidencial para la COVID-19 tiene el registro de 45 defunciones.

Las cifras desde el primer momento han estado centralizadas en el gobierno. No se ha emitido un boletín oficial epidemiológico que permita hacer seguimiento ni científico, ni sanitario de la pandemia. Unos días se reportan con detalles y otros se omite información precisa como zonas, edades, sexo.

Del lado de los investigadores y de la sociedad civil con trabajo en el ámbito de la salud ha habido críticas e incredulidad en torno al manejo de las estadísticas. A los periodistas se les ha dificultado igualmente hacer un conteo preciso, debido a las incongruencias en los datos hechos oficiales por el gobierno, que tiene centralizado todo, hasta los resultados de las pruebas PCR que no son entregados a los pacientes directamente. 

Hay cuadros y gráficos en el boletín nacional que publica el Ministerio para la Salud, el cual se actualiza con el de la plataforma COVID-19, incluso con los mismos errores numéricos.

En ese boletín se especifican el acumulado diario, los recuperados, los fallecidos, los casos activos, los cerrados, las edades, el sexo y la zona geográfica. No se discrimina dónde están ocurriendo los comunitarios, por ejemplo.

Con esa información es que han mantenido el estatus del virus en la opinión pública. Sin explicación acorde de cómo está ocurriendo la recuperación casi momentánea de pacientes, como por ejemplo, el 10 de agosto cuando anunciaron 2776 recuperados. Ya para el 7 de septiembre hablaban de 43.753 sanados y de 54.350 casos positivos.

Cifras que publicaron en web de Inhre antes de que la tumbaran

Estadísticas que echa por tierra en horas de la mañana el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, cuando en un cuadro destacado informa de 965 defunciones y mantiene los conteos de casos activos en 54.350 y los recuperados en 43.753, pero estas dos últimas cifras las da separadas y no como las anuncia la Comisión Presidencial que las muestra como un todo.

La información se coló en las redes sociales. Pasadas las 2:00 p. m. el portal del Inhrr ya estaba inactivo, situación que continuaba al momento de publicar esta nota a las 6:00 p. m. 

El Instituto le salió al paso a la situación con un comunicado que también circuló en redes y en el que señalan que la página fue víctima de “vandalismo informativo para crear zozobra (…)”, para referirse a la información en la que destacan las muertes por COVID-19.

Lee también
La autopista con el apellido Fajardo o Guaicaipuro no cambia la cantidad de imperfecciones que exhibe 

Por su parte, la Alianza Venezolana por la Salud puso en su cuenta de Twitter lo siguiente: esta evidencia muestra la mentira y engaño del manejo de la información oficial sobre el curso de la pandemia.

Asimismo pidió a la Comisión Presidencial dar una explicación sobre el número de fallecidos.

Ya la Alianza ha venido alertando la inconsistencia numérica frente al incremento exponencial de casos y el número bajo de pruebas diagnósticas realizadas.


Participa en la conversación