Director nacional del Cipcp aseguró que el procedimiento en contra de Mavid se ejecutó en el marco de la ley por tratarse de flagrancia, debido a la denuncia de un paciente que mostró la caja de un medicamento con fecha de vencimiento.

Valencia. Este sábado, el director nacional del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc), Douglas Rico, ofreció detalles sobre el procedimiento llevado a cabo en la Fundación Manos Amigas por la Vida (Mavid) con sede en Carabobo. Fueron incautados 763 medicamentos vencidos desde hace cuatro años, según aseguró el funcionario policial.

Según el director nacional del Cicpc, no se trató de una actuación fuera del marco de la ley, pues los funcionarios  habrían actuado ante un hecho de flagrancia. Según la versión de la policía científica, una persona avistó una comisión del cuerpo de seguridad y denunció que había comprado un medicamento con fecha vencida en 2015.

Este viernes, una comisión del Cicpc se presentó en la sede de Mavid y, luego de violentar las cerraduras, se llevó un lote de medicamentos y fórmulas para bebés, que estaba destinado a los hijos de madres portadoras de VIH.

Eduardo Franco, presidente de Mavid, señaló  este viernes vía telefónica a Crónica.Uno que el procedimiento policial se llevó a cabo sin orden judicial. Para el momento del allanamiento no se encontraba personal de la Fundación en las instalaciones, por lo que policías científicos violentaron las cerraduras e ingresaron al lugar.

Por su parte, Rico dijo este sábado que la presunta víctima «enardecida, cuando vio la comisión del Cicpc le pidió que se parara y le mostró el medicamento, por lo cual los funcionarios acudieron a un local comercial en Naguanagua que resultó ser la sede de Manos Amigas por la Vida».

Asimismo, refirió Rico que una vez los funcionarios ingresaron al lugar, vieron distintos medicamentos con fechas vencidas, «ninguno tiene fecha por vencerse», dijo.

En este sentido, el presidente de Mavid había reconocido que en la sede de la Fundación tenían medicamentos con fecha de vencimiento, pero estos no habían sido entregados. Además, aclaró que cuentan con el permiso del Ministerio de Salud para distribuir fármacos donados por organizaciones nacionales e internacionales.

Mientras se realizaba el procedimiento, vecinos del sector se acercaron y denunciaron a los policías científicos distintas irregularidades referentes a la venta de medicamentos, según el funcionario. Presuntamente, la venta de medicinas solo se cancelaba en dinero efectivo para evitar dejar rastros de las transacciones.

Rico señaló que cuatro ciudadanos fueron llevados el pasado viernes a la Subdelegación Plaza de Toros para rendir declaraciones, entre ellos: Jonatan Miguel Mendoza, tesorero de Mavid; Wilmer Álvarez secretario; Manuel Armas, presidente Mavid, también aseguró que fue llevado Eduardo Franco, director de Mavid, aunque en la mañana del viernes este se encontraba en Caracas y, al parecer, se presentó de manera voluntaria en horas de la tarde en la sede del cuerpo policial.

Otra de las irregularidades que arrojaron las pesquisas, según el funcionario policial, sería que algunos medicamentos contaban con el sello de propiedad del Ministerio de Salud y prohibición de venta.

Eduardo Franco recordó el viernes en la mañana que desde hace dos años el Estado venezolano no realiza la compra de medicamentos antirretrovirales, y que los medicamentos que distribuye Mavid han sido donados por organizaciones nacionales e internacionales.

Douglas Rico desmintió que hayan incautado leche de fórmula para bebés con madres portadoras de VIH, «no había fórmulas lactantes», dijo.

Ante la falta de tratamiento antirretroviral, durante el 2018 fallecieron unas 1200 personas que padecían Sida. Y hasta el 25 de enero 2019 habían perdido la vida unos 10 pacientes con esta infección de transmisión sexual.

En Carabobo hay una población de 8300 personas que viven con la condición de VIH.


Participa en la conversación