Comisión Nacional de Primaria atrapada en medio de la confrontación opositora

Primarias

¿Está la primaria opositora en pico’e zamuro, como lo dijo Leopoldo López? ¿Las amenazas de Miraflores de nombrar un nuevo CNE afectarán el proceso? ¿Los señalamientos de Nicmer Evans sobre la integridad de la consulta hacen mella? Los politólogos Ricardo Sucre y Walter Molina responden.

Caracas. Más de diez días después del cierre de las postulaciones para integrar las juntas regionales que conducirán la elección primaria de la oposición en los estados, la comisión organizadora de ese proceso se mantiene en silencio.

Pero la integración de las juntas regionales no es la papa más caliente que la Comisión Nacional de Primaria tiene entre sus manos comenzando el año: el cronograma definitivo, amarrado al presupuesto de la consulta y sus mecanismos de financiamiento, sí lo son.

En medio del cauto silencio de la Comisión, la confrontación descarnada entre los líderes de la Plataforma Unitaria y la acostumbrada estrategia de intrigas del chavismo, salpica su trabajo:

Desde Voluntad Popular, Leopoldo López, dice la primaria está en pico’e zamuro; desde la Asamblea Nacional 2020, Jorge Rodríguez, acusa a la Comisión de haber pedido financiamiento al extinto gobierno encargado; Nicmer Evans se retira del proceso porque, a su juicio, la integridad de la primaria está en entredicho; y desde Miraflores comienzan a hablar de una reestructuración extemporánea del Consejo Nacional Electoral designado en 2021.

Crónica.Uno consultó a dos politólogos venezolanos, Ricardo Sucre y Walter Molina, su lectura de estos eventos y cómo podrían afectar la concreción de la elección primaria opositora.

Sin un outsider, solo la primaria podría dirimir el conflicto opositor
solo la primaria podría dirimir el conflicto opositor
El politólogo Ricardo Sucre piensa que la mejor opción para la Plataforma será superar los obstáculos y hacer la primaria. Foto: Crónica Uno / Miguel González

El politólogo y profesor universitario Ricardo Sucre, considera que pese a la intensificación del enfrentamiento entre factores de la Plataforma, la elección primaria se mantendrá por dos razones.

Uno, el costo político para la Plataforma sería grande si suspende el proceso. Dos, la primaria parece la vía idónea para dirimir una diferencia de estrategia que ya es histórica dentro de la oposición.

“Salvo que todos se reúnan y presenten un candidato de consenso, que no se ve viable hoy, suspenderla sería una bomba con efecto mariposa hacia 2024. El asunto es que la oposición se sigue debatiendo entre la presión o quiebre y ganarle al gobierno con sus reglas. No ha habido una manera de dirimir eso. ¿Cómo resolverlo hoy? O el deslinde, que al parecer nadie quiere dar el paso, o la primaria, que en el fondo representa la escogencia de un candidato y de una estrategia. A menos que aparezca un outsider”, dice Sucre.

Por su lado, el politólogo Walter Molina, egresado de la UCV y actualmente radicado en Argentina, considera que la vía del consenso ciertamente interesa a algunos dirigentes en la Plataforma, entre ellos, Henrique Capriles y Manuel Rosales.

“Ahora, tampoco la actitud de Leopoldo López estos últimos días contribuye al clima que deberían tener unas primarias”, señala Molina. A su juicio, ver a la primaria per se como el factor que fortalecerá la unidad, como ocurrió con la primaria de 2012, no es factible.

“No estoy tan seguro de que hoy eso pueda ocurrir. No es el mismo escenario de la primaria de 2012, cuando la victoria aplastante de Capriles aglutinó a la mayoría de la oposición en torno suyo. Estamos en un régimen autocrático cerrado, no era así en 2012 ni en 2013 y ahora la oposición esta muy atomizada y dividida”, sostiene.

La Comisión es víctima de las peleas internas en la Plataforma

Desde diciembre pasado, el presidente de la Comisión Nacional de Primaria, Jesús María Casal, ha reconocido que la instancia no tiene dinero. Esa falta de recursos le impide anunciar el cronograma, porque una vez anunciado, tendría que comenzar a ejecutarse y sin recursos, no lograría avanzar.

“En la Comisión de primaria, están conscientes de todo esto y están tratando de tejer una legitimidad, una fuerza que les permita construir esa primaria. Pero es un proceso muy trabajoso, un campo minado”, dice Sucre.

Pero más allá de los recursos, Ricardo Sucre advierte que el problema de fondo para la Comisión es “que todo el mundo” la presiona sobre la fecha, sobre el voto en el exterior, sobre el cronograma: “Y no veo que la Comisión tenga la fuerza suficiente. Si lanzan decisiones sin consenso, eso va a estallar. No es la autonomía de la Comisión de 2012, ni es la fortaleza de la MUD de 2012”, afirma Sucre.

“La Comisión de Primaria esta conformada por gente respetable, ha hecho un trabajo bueno, se ha reunido con gente de todos lados, pero han sido también una suerte de víctimas de las peleas internas de la oposición. Les pasa algo parecido a los que les pasa a los representantes de la Plataforma en México”, acotó Walter Molina.

Esta semana, Jorge Rodríguez no solo amenazó con suspender México, sino que atacó directamente a la Comisión acusándola de haber pedido al gobierno encargado acceso a algunos de los fondos protegidos en el exterior para financiar el proceso.

La comisión emitió un comunicado el jueves donde desmiente tal señalamiento:

“No hemos solicitado ni recibido activos o fondos de la república en el exterior. Esta comisión avanza en la definición e implementación de diferentes mecanismos de financiamiento para garantizar la realización de la primaria, con base en la contribución de ciudadanos en Venezuela y en el exterior”.

Una primaria paralela parece cuesta arriba
precandidato presidencial del Movimiento Democracia e Inclusión
Nicmer Evans fue el primero en anunciar su deseo de participar en la primaria de la Plataforma, y el primero en retirarse del proceso. Foto captura de pantalla

Nicmer Evans, el primer dirigente político en anunciar su participación en la primaria de la oposición, cuando todavía no había ni siquiera una Comisión designada, fue esta semana el primero en retirarse.

Asegura que no puede fotografiarse en un proceso tutelado por los partidos de la Plataforma Unitaria, cuyos dirigentes se acusan entre sí de presunta corrupción en el manejo de activos en el exterior.

Como alternativa, Evans deja sobre la mesa una idea: que la sociedad civil organice una primaria sin máculas.

¿Es acertada la lectura de Evans o se adelantó a los acontecimientos? Ricardo Sucre cree que su colega Evans, también politólogo de la UCV, plantea en el fondo el mismo asunto de la definición de la estrategia:

“No sé si la podrá hacer, pero revela que hay un sector que quiere desmarcarse y organizarse por otra vía. Habría que ver quién más piensa así. La idea está allí. Lo que yo creo es que esa idea no va a calar en la gente, porque la gente ve la unidad en la Plataforma Unitaria”.

Molina sostiene que a priori, la decisión de Evans es respetable, pero no entiende por qué dice que las primarias pueden estar y al mismo tiempo defiende la integridad de los miembros de la Comisión. A su juicio la apuesta de Evans está más orientada a mostrarse como una tercera vía.

Desde Miraflores abonan las intrigas
Jorge Rodríguez | AN
Jorge Rodríguez anunció la intención del oficialismo de revisar la composición del CNE y la posibilidad de levantarse de México definitivamente. Foto: Prensa AN

La reestructuración del CNE, anunciada desde Miraflores y el posible levantamiento del oficialismo de la mesa de México, son dos elementos externos a la primaria, pero ¿podrían tener un impacto en ese proceso?

Ricardo Sucre lo ve así: “Pienso que afectan, pero no mucho, no como para detener la consulta, porque la primaria es un proceso interno de la oposición”.

En medio de estas protestas de inicio de año, los problemas para acceder a los 3200 millones de dólares para el Fondo Social creado en México, la reiteración de EEUU que va a mantener las sanciones, el razonamiento en Miraflores es básico, dice Sucre:

“Ellos tienen su paranoia del poder, se ponen en modo ‘nos quieren tumbar’ y reaccionan. Quieren construir una condición electoral cómoda, jugar seguro. Sobre México, la lógica es poner a pelear a la oposición entre sí de una manera más dura y para eso sale el Fiscal diciendo que la orden de captura contra Borges es por lo que dijo Leopoldo. El gobierno está construyendo su mejor escenario para 2024”.

Walter Molina opina que el anuncio busca un “mayor control, un CNE más controlado porque en 2024 no se juegan unas alcaldías, sino la presidencia”.

Respecto a México, recuerda que el oficialismo se sentó en ese proceso para buscar que le quitaran las sanciones, pero hoy dos elementos juegan en contra de México:

“Al mundo ya no le importa lo que pasa en Venezuela y dos, las presiones sobre Maduro son cada vez menos. El gobierno sólo se movió a México por las sanciones. Ahora que las sanciones las alivian sin necesidad de ceder, que no hay un gobierno interino que presione, no necesitan México”, sostiene.


Participa en la conversación