Un trabajador de cuadra que labora en el hipódromo La Rinconada contó a Crónica.Uno cómo se vivió en el óvalo de Coche la reanudación de los ejercicios matinales.

Caracas. El Instituto Nacional de Hipódromos (INH) suspendió la jornada de carreras y los ejercicios de sábado y domingo en La Rinconada y Valencia. El lunes, la directiva decidió reanudar los entrenamientos en las pistas del óvalo de Coche y en la de Cabriales, y un día después ratificó la cancelación de los programas pautados para el viernes 20, sábado 21 y domingo 22 de marzo.

El doble turno de traqueos del lunes en la cancha caraqueña se vivió con menos gente, algunas regulaciones de acceso y el uso obligatorio del tapabocas como medida preventiva para evitar la propagación del coronavirus. Un caballerizo que labora en La Rinconada y pidió no ser identificado contó a Crónica.Uno cómo se vive el trabajo diario en tiempos de cuarentena por el COVID-19.

Tapaboca obligatorio y ausencia de galopadores 

“Entras y sales al hipódromo a la hora que quieras. Lo importante es que tengas el tapabocas. Sea en la pista, en las cuadras, en los senderos o en el picadero, para evitar algún contagio o que puedas agarrar alguna gripe, porque no ha llovido y hay mucho polvo en la pista, sobre todo en el área de la batea donde se suelta a los ejemplares”, señaló de entrada el trabajador.

“Cuando empezamos a subir los caballos a la pista, a las 8:00 de la mañana del primer día, no habían llegado los tapabocas. Lo que estaba pasando es que quienes no tenían el tapaboca no podían ingresar a la cancha o al sendero grande. Cuando llegaron, todos los profesionales tenían que tener su tapaboca en la pista”, agregó el empleado de cuadra, para quien los tapabocas que entrega el INH a cada profesional son “normales”

“Ellos traen a su gente y los entregan en cada jornada de traqueos. No han dado más nada, ni antibacterial. Los tapabocas son de esos desechables que uno no sabe si los tiene que botar o si le van a repartir nuevos mañana. Deberían dar unos de mejor calidad o cambiar todos los días el que usa uno”, apuntó.

Sobre la asistencia, el caballerizo notó la ausencia de varios compañeros galopadores: “Hubo muy poca asistencia de los traqueadores, me imagino que es por la prevención, para evitar la enfermedad. Entre los caballerizos hubo 80 % de asistencia, pero sí se hizo el trabajo con los ejemplares”.

La necesidad de mantener los caballos en actividad 

Los purasangres de carrera necesitan obligatoriamente mantenerse en actividad, de lo contrario podrían ver afectada su salud, y es por ello que el INH solo detuvo los ejercicios durante el fin de semana.

“Un ejemplar tiene que trabajar a diario, no puede quedarse una semana en el puesto porque eso le puede traer problemas de salud, como cólicos o fiebre, y además pierde la condición física. Tiene que tener una rutina de caminar en las mañanas, ejercitarse en la pista, en la batea o incluso en la piscina equina”, explicó.

La obligatoriedad de mantener a los equinos en buena forma hace temer por una ola de contagios, que entre el personal de las cuadras en La Rinconada sería altamente perjudicial.

“Hasta ahora no hay caballerizos con los síntomas del coronavirus. Sería muy difícil el trabajo si alguno se contagia, casi todo se paralizaría por completo. Todos estamos en las cuadras, por la pista y los picaderos y el virus se expandiría. No sé cómo se haría con los caballos”, concluyó algo preocupado el cuidador.


Participa en la conversación