La empresa actualmente les paga a sus empleados una prima por el nacimiento de un hijo en Bs. 100. Un obrero espera que la presidenta de ese organismo, Evelyn Vásquez, se encargue de liderar las conversaciones para renovar el contrato.

Caracas. “Tenemos más de siete años tratando de que se den las conversaciones para llevar a cabo el contrato colectivo y cada vez nos ponen más trabas. Esto no puede seguir así”, denunció Francisco Salazar, quien trabaja en Hidrocapital desde hace diez años. Salazar no quiso dar su verdadera identidad para conservar su empleo, puesto que otros obreros de esa empresa que han presionado para que se inicien las acciones de renovación del Contrato Colectivo, han sido despedidos o han renunciado.

Los anteriores miembros del sindicato de ese organismo ya no trabajan en la estatal, es por ello que otros obreros comenzaron a hacer las gestiones necesarias para conformar el nuevo grupo gremial. Sin embargo, para llevarlo a cabo se enfrentaron a muchas trabas.

“Cada que entregamos un documento en el Ministerio de Ecosocialismo y Aguas o en el Ministerio del Trabajo, nos decían que la carta estaba mal redactada, o que estaban esperando que tal o cual persona la iba a revisar y darnos respuesta, hasta que nos pusimos de acuerdo y protestamos en Plaza Caracas y nos dieron la boleta para crear el nuevo sindicato”, indicó Salazar.

Aunque ya hicieron las elecciones y escogieron a la directiva del sindicato, las discusiones del contrato colectivo aún están en “veremos”.

Según el obrero, las únicas mejoras que hicieron en pro del bienestar de los empleados fue darles un bono de Bs. 20.000 por concepto del plan vacacional y otro de Bs. 25.000 para la inscripción en el colegio y adquisición de útiles escolares.

“Dieron esa plata y la gente se calmó. Yo voy al cine con mi hijo y me gasto mínimo Bs. 10.000. Antes les daban el plan vacacional a los chamos como por dos o tres semanas, pero este año no lo hicieron”, enfatizó.

[irp posts=»26518″ name=»Obreros denunciaron que aún cerrando calles la alcaldía de Vargas no les para»]

También informó que el nuevo sindicato, luego de tantos años de lucha para conformarse, “al parecer se vendió porque aunque han llevado a cabo varias reuniones con la directiva, ya no nos quieren atender ni decirnos qué hablan en esas reuniones”, dijo.

Aunque Hidrocapital pasó a manos del Estado, los únicos ajustes que han hecho a sus empleados los ejecutan cuando el Presidente Maduro aumenta el salario mínimo y el bono de alimentación. En cuanto a los demás acuerdos que están suscritos en el contrato, los obreros los cobran pero con precios desactualizados desde hace 11 años.

“La prima por nacimiento de un hijo aún la pagan en Bs. 100. Eso no alcanza para nada, con esa cantidad de dinero uno no se compra ni un caramelo”, aseveró.

Salazar espera que la presidenta de la institución, Evelyn Vásquez, se haga cargo del problema que afecta a los empleados de ese organismo y se realice por fin el convenio que buscan desde hace siete años.

Foto referencial.


Participa en la conversación