Cualquier pescado pasa de un dólar en el Mercado Mayor de Coche

pescado pasa de un dólar

Los altos precios alejan de la mesa de los caraqueños el tradicional ayuno de carnes rojas durante la Semana Santa. El buco, por ejemplo, la semana pasada costaba $1,45 el kilo en ese mercado, mientras que en algunos establecimientos había oferta de corocoro de un kilo por $1,50 y tres kilos por $4.

Caracas. Los alimentos en las vitrinas parecen artículos de lujo en un país donde 96 % de la población es pobre por ingresos, de acuerdo con la última Encuesta Sobre Condiciones de Vida en Venezuela (Encovi) y donde el salario mínimo es de 1,8 millones de bolívares. En el Mercado Mayor de Coche la mayoría de los pescados pasa de un dólar o lo que es igual a rebasar el sueldo mínimo, esto aleja el ayuno de carnes rojas de las mesas caraqueñas.

El buco, por ejemplo, la semana pasada costaba $1,45 el kilo en ese mercado, mientras que en algunos establecimientos había oferta de corocoro de un kilo por $1,50 y tres kilos por $4. La contracción económica de los últimos siete años, la hiperinflación y ahora la pandemia empeora el acceso de bienes esenciales para la población.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) advertían la semana pasada que la cifra de 9,3 millones de venezolanos con inseguridad alimentaria en 2019 “podría aumentar significativamente” este año tras el deterioro económico y los flagelos de la pandemia. La región es una de las más afectadas por la crisis sanitaria.

Lee también
Precios de víveres y quesos aumentaron entre 20% y 120% en el último mes

Entre 2019 y 2020, 1 de cada 4 hogares vivía en inseguridad alimentaria, según la Encovi. Para entonces ya el grueso de la población no podía costear alimentos. En el estudio elaborado por el Instituto de Investigaciones Económicas y Sociales de la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), 79,3 % de los encuestados dijo no poder cubrir la canasta alimentaria.

Desde hace tres semanas los productores agrícolas advierten que empeora la escasez de combustible en el país, lo que podría derivar en una menor disponibilidad de alimentos o que el costo de los mismos aumente, motivado a que algunos compran el combustible en el mercado negro a precios exorbitantes. Se suma que la nación está en hiperinflación desde finales de 2017. Las proyecciones más recientes de FocusEconomics prevén que la inflación de Venezuela cierre este año en 1757 %, la más alta de la región.

En el mercado mayorista de Coche la semana pasada todavía se conseguían alimentos frescos, pese a las alertas de los gremios de alimentos ante las dificultades para trasladarse en el país, no solo por la escasez de combustibles, sino también por la pandemia, pues los casos repuntaron a mediados de marzo, lo que llevó a las autoridades a reforzar la cuarentena. En el lugar otros pescados como el cataco costaban $1,50, la lamparosa $1,50 y la rueda de jurel y lebranche en Bs. 7.000.000 o lo que equivale a unos $3,70.

Precisamente, este lunes, la ministra de Comercio Nacional, Eneida Laya Lugo, informó que en el Mercado Mayor de Coche se realizó la supervisión de la venta de pescado a precios justos.

A través de su cuenta en la red social Twitter, la ministra Laya indicó que este proceso fue efectuado junto con representantes del Ministerio para la Pesca y Acuicultura, ante el aumento del consumo de esta proteína que se registra durante la Semana Santa.

Lee también
Tradición de los siete templos se cumplió orando desde las puertas de las iglesias

Asimismo, enfatizó que la jornada de evaluación ejecutada por integrantes de ambos entes fue “un trabajo conjunto para la protección económica del pueblo”.

La Canasta Alimentaria para el grupo familiar (que contiene 60 productos de consumo básico) para el mes de febrero de 2021 tuvo un costo de Bs. 402.037.289,83, un alza de de 15,1 % (Bs. 52.814.215,41). Apenas el ingreso mínimo integral, entre salario y tickets de alimentación, es de Bs. 3.600.000 o $1,90 a la tasa oficial de este 29 de marzo.

El año pasado la ONG Oxfam advertía que la situación de los venezolanos era incierta en medio de la prolongada crisis económica y sanitaria. La institución señalaba que la población enfrentaba la pandemia con ingresos insuficientes y servicios básicos deficientes. Hoy el recrudecimiento de la escasez de combustibles amenaza con encarecer el costo de los alimentos, no obstante, los productores abogan por permisos para importar gasoil y frenar el impacto que podría tener no solo en los consumidores, sino también en los procesos operativos.

Lea también

Restricciones en despacho de gasolina limitan oferta de pescado en Anzoátegui


Participa en la conversación