Por cuatro horas quienes habitan en los conjuntos residenciales que están ubicados a lo largo de la avenida Costanera de Barcelona cerraron la vía en protesta por la falta de agua que padecen. Afirman que han roto las tuberías matrices para llevar el recurso a sus hogares.

Barcelona. Cuatro meses de penurias rebosaron este miércoles la paciencia de los habitantes del sector Rincón del Neverí en Nueva Barcelona, estado Anzoátegui, que cerraron la avenida Costanera por cuatro horas en reclamo por la falta de agua en la comunidad.

Los habitantes de más de 15 condominios ubicados en la Costanera aseguran que han hecho cientos de maromas para poder tener un poco del recurso en sus hogares. La última, aunque saben que es ilegal, ha sido romper los tubos matrices que circundan el sector con la finalidad de instalar bombas de succión para llevar agua hasta los tanques de sus urbanizaciones.

Jesús Roca habita en el conjunto residencial Los Parques, afirmó que ya son cuatro meses de pagar camiones cisternas, ir a llenaderos y surtirse de un “chorrito milagroso” que surgió frente a la residencia para poder cargar agua hasta su apartamento.

Rincón del Neverí
Vecinos se quejan porque pagan por el servicio de agua pero no lo reciben. Foto: José Camacho.

Esto es una burla, ya no podemos aguantar esta situación. Tenemos cuatro meses en este plan. Hace como un mes vino una gente de Hidrocaribe y lo que hizo fue ver las tuberías y no sé para qué, porque agua no hemos recibido en todo este tiempo”, sostuvo.

Yolanda Nato vive en las residencias Parques Green, colindantes con Roca. Para ella son inaceptables las explicaciones que dan las autoridades de Hidrocaribe, de que tienen que quitarle agua a un sector para enviarle a otro.

Eso es una tamaña irresponsabilidad de Hidrocaribe. Yo no concibo que haya que quitarle agua a Las Casitas (comunidad aledaña) para mandarnos agua a nosotros. Aquí tienen que mandar el agua constantemente para poder llenar nuestro tanque, que tiene 600.000 litros de capacidad. Imagina lo que es comprar cisternas para llenar eso”.

Los vecinos rechazaron que los primeros en atender su reclamo fueron los funcionarios policiales de Polianzoátegui y Polibolívar, que en primera instancia invitaron a los vecinos a deponer la protesta, a lo que se negaron.

Lee también
Lo más reciente del 18 de octubre de 2020

Avanzada la mañana, un contingente de más de 20 guardias nacionales llegó a la zona, movimiento que también repudiaron los residentes, que indicaron que lo que necesitaban era agua, no a la Guardia Nacional.

Pasadas las 10:00 a. m. una comisión de la Alcaldía de Barcelona y personal de Hidrocaribe se acercó a la zona y prometió que en la tarde de este miércoles sería enviada el agua a la comunidad.

A esa promesa los vecinos dieron una respuesta tajante: “Hoy levantamos la manifestación, pero si vemos que no llega el agua, volveremos a tomar las calles. Nosotros pagamos este servicio mes a mes y tenemos el derecho de recibirlo constantemente”.


Participa en la conversación