La exdirectora de la Escuela de Derecho de la UCV y exconsultora jurídica del CNE, señala que los cambios realizados por el órgano comicial para las elecciones parlamentarias de este año generan diversas dudas, muchas de ellas centradas sobre la “innovación” del proceso: la lista de adjudicación nacional.

Caracas. El Consejo Nacional Electoral (CNE) ya anunció no solo las fechas de las elecciones parlamentarias de este año, sino también los principales cambios que estos comicios tendrán en comparación con los del año 2015, entre estos destaca algo a lo que la institución se ha referido como una innovación: la lista de adjudicación nacional.

Para Eglée González-Lobato, exconsultora jurídica del CNE, es precisamente esta lista de adjudicación nacional la que sobresale entre todos los cambios anunciados por el organismo.

Señala que más que asegurar la representación proporcional (principal argumento para justificar los cambios por parte del CNE), la lista en realidad termina por convertirse en un mecanismo que cambiar el poder del voto popular por los acuerdos a los que los partidos puedan llegar a concretar para las postulaciones.

La abogada explica que, de hecho, la lista no representa una circunscripción nacional como su nombre induce a creer, sino que el adjetivo de “nacional” hace referencia a uno de sus problemas: los cargos de esta lista son exclusivos para los partidos nacionales.

González-Lobato habló sobre este tema y los cambios anunciados por el CNE en una entrevista para Crónica.Uno. A continuación lo que manifestó.

¿Qué consideraciones tiene sobre cómo se hicieron los cambios en el CNE y al sistema electoral?

Lee también
AN respaldó decisión de los partidos de oposición de no participar en legislativas sin condiciones

Cuando el TSJ designa el CNE y lo habilita para hacer unas normas que modifican el sistema electoral, es una dudosa habilitación. Aunque el Poder Electoral le dice normativa, en realidad lo que cambia es el sistema electoral. Esto siempre ha sido un problema. Cuando hemos hecho propuestas de reforma, no tienen vida si las fuerzas políticas no se involucran. ¿Por qué? Porque son el corazón político venezolano.

¿Y sobre los cambios en sí mismos?

Cuando uno ve los cambios entiende que hay la intención de equilibrar ese desequilibrio y que haya una mayor representación de las fuerzas políticas o minorías, esto no lo permitía el orden del año 2010. Cuando ves las normas ya publicadas te generan dudas que tienen que ver con las tres maneras de adjudicar en la elección: el voto nominal, el voto lista y la lista de adjudicación nacional. Se elegirán 133 diputados por voto nominal y 144 por voto lista, pero de ese número, 96 serán por listas regionales y 48 por una lista de adjudicación nacional a la que solo pueden aspirar los partidos nacionales.

¿Cómo quedan los partidos regionales entonces con esa lista de adjudicación nacional?

No quiero desestimar todo lo que se está haciendo, pero mientras más conozco, más dudas me genera. Por ejemplo, los partidos regionales no tienen posibilidad de obtener diputados por la circunscripción nacional. No importa qué tan determinante sea ese partido en su estado. Me pregunto cómo puede lograr ese partido una curul en el Parlamento, esto lo obliga a negociar.

El artículo 186 de la Constitución señala que los diputados representan una entidad federal, ¿esto no se rompe con la lista de adjudicación nacional?

Lee también
Partidos de oposición que acordaron no participar en votación del 6D preparan pacto político

Habría que ver si esos diputados van a representar un estado y cómo lo vas a adjudicar. No existen diputados que representen una nación a menos que sean un grupo en específico, como los indígenas. Estos diputados no representan un estado, no representan un territorio.

¿Se podrían tener entonces diputados que no representen a la población de un estado?

Eso es una contrariedad a la lógica. El diputado es territorial, es la voluntad y representación del 1,1 % de la población de un territorio nacional. Estos, los de la lista de adjudicación nacional, son diputados sin un territorio. Entonces uno se pudiera preguntar: ¿a cuál sector representan?, ¿a qué sector de cuál población están representando? (…) Me preocupa que con esa lista se genere un efecto que sustituya, en este caso, el poder del voto popular por los acuerdos entre los partidos políticos. Insisto que hubiese sido fundamental que esto lo resolvieran entre todos los partidos políticos, me preocupa que el sistema genere tanta desconfianza.

Si es una lista de adjudicación nacional ¿no deberían entonces votar los venezolanos en el extranjero?

Esa es una pregunta bien formulada, pero que parte de un error inducido desde el CNE y es que se habla de una circunscripción nacional cuando en realidad esta no existe. Esos 48 diputados son asignados regionalmente. A la lista se le dice que es nacional porque los únicos que pueden aspirar a obtener estos diputados son los partidos nacionales.


Participa en la conversación