El diputado por el estado Vargas, José Manuel Olivares, denunció la muerte de tres niñas: dos por difteria y una por cáncer. La Fiscal General, Luisa Ortega, no los atendió porque tuvo otra reunión urgente.

Caracas. La mañana de este martes, un grupo de Directivos de la Academia Nacional de Medicina, acompañados por diputados a la Asamblea Nacional, fueron a la Fiscalía General de la República, en donde en principio entregarían personalmente una carta a la Fiscal General, Luisa Ortega Díaz, para solicitarle a ese organismo que investigue la epidemia de difteria existente en el país desde el año pasado.

Hasta la fecha, la enfermedad cobró la vida de más de 20 personas, la mayoría del estado Bolívar. No obstante, el diputado José Trujillo acotó que en Caracas existen brotes, específicamente en el Hospital Militar.

Otto Rodríguez, jefe de la Cátedra de Ginecología de la Escuela de Medicina J. M. Vargas de la Universidad Central de Venezuela; Carlos Walter, exministro de Salud, entre otros especialistas y estudiosos del tema de la salud en el país; y los diputados, José Manuel Olivares, Dinorah Figuera y José Trujillo, fueron las personas que acudieron a la institución este 14 de febrero, pero les negaron el acceso ya que la fiscal Luisa Ortega no se encontraba en su despacho.

“La reunión no se concretó porque la Fiscal tuvo un encuentro de carácter urgente por las acusaciones contra el vicepresidente Tareck El Aissami”, detalló Olivares.

Los representantes de la Academia Nacional de Medicina alertaron sobre el brote de Difteria que ocurre en el estado Bolívar, en donde este año hubo dos víctimas mortales menores de edad.

“Elianis Medina y Desiré Machuca fueron las primera víctimas mortales. Nosotros denunciamos esta situación desde mucho antes y la Fiscal es la culpable porque no han llevado ninguna investigación a cabo”, denunció Olivares.

Lee también
La difteria cobró la primera víctima de 2017

El 20 de enero, Medina murió debido a la enfermedad y el 13 de febrero Machuca falleció por la misma causa. Ambas menores de edad y residentes de la entidad sureña. Desde su reaparición en 2016, la difteria ha matado a 25 venezolanos.

“Aquí los niños se mueren de una manera absurda. En un país petrolero no se puede concebir que no haya medicinas para tratar la difteria”, enfatizó el ginecosbtetra, Otto Rodríguez.

El diputado por el estado Vargas, José Manuel Olivares, también recordó la muerte de Victoria Lara, quien tenía dos meses sin recibir quimioterapia en el Hospital J. M. de los Ríos, y murió a los 14 años de edad.

Foto: cortesía Correo del Caroní


Participa en la conversación