Escritor inglés Jordan Florit quiere contar historias de Venezuela a través del fútbol

Jordan Florit estuvo recientemente en el país para documentar su libro Red Wine & Arepas sobre la Vinotinto y el balompié criollo. Caracas. La preocupación de sus familiares y las advertencias de que se trasladaba a un destino incierto y peligroso, azotado además por una crisis de enormes proporciones, no detuvieron a Jordan Florit, quien …   leer mas

1669 0
1669 0
Florit

Jordan Florit estuvo recientemente en el país para documentar su libro Red Wine & Arepas sobre la Vinotinto y el balompié criollo.

Caracas. La preocupación de sus familiares y las advertencias de que se trasladaba a un destino incierto y peligroso, azotado además por una crisis de enormes proporciones, no detuvieron a Jordan Florit, quien con la ayuda de algunos amigos decidió viajar a Venezuela para documentar su proyecto sobre el país.

Florit es un joven escritor inglés de 25 años residenciado en el sur de Londres, amante del fútbol y seguidor del modesto club Southampton de la Premier League. Su afición por el balompié, recuerda, empezó a muy temprana edad.

“Empecé a seguir el fútbol cuando tenía 3 o 4 años. Recuerdo que iba al parque a jugar con mi padre y me mantuve jugando fútbol amateur en Inglaterra. También mi padre me llevaba a algunos partidos. El fútbol es más que un juego. Te da identidad y la posibilidad de hacer amigos y establecer un vínculo junto con tu familia”, relata de entrada.

El viaje de Florit a suelo venezolano es parte de la investigación para escribir un libro en inglés sobre la Vinotinto y el fútbol criollo. Red Wine & Arepas: How Football is becoming Venezuela’s Religion es el título de la publicación que surge por el interés del también creador de la cuenta de Twitter “The False Libero” en dar a conocer otros aspectos del país, más allá de la política.

“He estado interesado en Venezuela desde hace siete años. Me interesan los países suramericanos y la mejor amiga de mi esposa es venezolana. Empecé a leer libros sobre el país, pero los únicos libros que encontraba en Inglaterra eran sobre Chávez, la Revolución Bolivariana y Simón Bolívar, y me parece que el fútbol ayuda a conocer más sobre las naciones”, resalta Florit.

“No encontré ningún libro sobre el fútbol venezolano en inglés y mis amigos, mi familia siempre me preguntan sobre la crisis y la situación en el país. Así que decidí escribir un libro para educar a la gente sobre Venezuela. Es un libro de fútbol, pero el deporte sirve para contar historias y descubrir cómo es la vida en Venezuela, en este caso, a través de los ojos del fútbol”, agrega.

Florit asegura que a Inglaterra solo llegan las noticias sobre la crisis política y social de Venezuela –la cual no niega–, pero está convencido de que, más allá de los problemas, los venezolanos son los que construyen día a día el país. Su intención es dar a conocer esas historias que suelen perderse en medio de tantas dificultades.

 En Inglaterra, la gente solo ve los titulares sobre Venezuela. No digo que lo que dicen las noticias no sea cierto porque en realidad la mayoría dice la verdad, pero un país es mucho más que el Gobierno. A un país lo define su gente, y no el poder. Un país debe ser visto a través de la gente que lo hace todos los días”.

Un mal rato en Maiquetía

El viaje de Jordan a Venezuela contó con la ayuda y el apoyo del presidente de la aerolínea Estelar, Boris Serrano, y el presidente de la Liga Futve, Rubén Villavicencio. Al concretarse, Florit inició una campaña en Twitter para recolectar donaciones de camisetas, zapatos y otros artículos deportivos para repartirlos en escuelas de fútbol infantil. La idea era traer dos maletas con la dotación, pero la campaña fue tan exitosa que llenó seis maletas con cerca de 600 artículos.

Al llegar a Maiquetía con semejante cargamento, las autoridades del Seniat no le dejaron pasar las maletas, pues el ciudadano inglés no tenía los recibos de esas compras ni tenía la documentación necesaria para ingresarlas al país. En un principio le exigieron 5000 dólares en impuestos para poder llevar consigo los donativos, pero, al pedir ayuda en su cuenta de Twitter, pudo contactar a un superintendente de la institución tributaria, hizo el papeleo y le devolvieron el equipaje.

Experiencia satisfactoria

Florit visitó en Caracas una escuela de Artigas con la barra del Caracas, entre otras instituciones, y en Maracay compartió con las comunidades deportivas de Santa Rosa y el 23 de Enero.

“Es muy satisfactorio ver cuánto significa para un niño recibir un par de zapatos de fútbol, una camiseta u otro artículo deportivo. Recuerdo que mi primera camiseta era de Alessandro Del Piero, el delantero italiano de la Juventus, y no sabía quién era. A partir de allí empecé a averiguar un poco más sobre su carrera y su equipo. Unos zapatos o una camiseta pueden inspirar a un niño a perseguir su sueño y seguir jugando”, señala.

Lee también
A algunos vinotintos les tocó volver al fútbol venezolano

Además del recorrido para hacer los donativos, Florit presenció varios partidos del fútbol venezolano y conoció la sede de los equipos profesionales en la capital, Maracay, Barinas, Mérida y San Cristóbal. También pudo hablar con jugadores y dirigentes. De vuelta a Londres se llevó una buena impresión del balompié local.

Creo que la calidad del fútbol venezolano es superior de lo que piensan los propios venezolanos y los que lo ven desde fuera. La calidad de los campos de juego es muy buena, y eso es muy importante. En 2007, 16 de los 22 futbolistas que jugaron la Copa América provenían de equipos venezolanos, y en la última solo habían dos, eso es un reflejo de la cantidad de futbolistas que están jugando en Europa”, apunta.

Está previsto que el libro de Florit salga en agosto del año que viene, y su idea es que sea traducido al español y se pueda adquirir a un precio accesible en Venezuela, para que la gente pueda tener acceso a “una representación positiva del pueblo venezolano a través del fútbol”.

In this article

Participa en la conversación

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.