Eternos Rivales en problemas luego del primer tercio de la temporada

Caracas y Magallanes sufren por el veto de la MLB y el recorte en el presupuesto que les impide contratar mejores peloteros e incluso completar la cuota de importación.

Caracas- Caracas y Magallanes son las novenas de la LVBP con más talento en el sistema de Grandes Ligas, que incluye las granjas de las 30 divisas que hacen vida en el mejor beisbol del mundo.

Paradójicamente, la abundancia de los mejores peloteros en el roster de los dos equipos más populares de la pelota criolla termina siendo un lastre en la atípica temporada 2019-2020, marcado por el veto de la MLB que prohíbe al personal de sus conjuntos participar en un campeonato desafiliado del Acuerdo Invernal.

Los melenudos y la nave han visto mermar considerablemente sus plantillas en la nueva campaña y eso se ha visto reflejado en el primer tercio del recortado torneo. Capitalinos y carabobeños amanecieron el viernes en el sótano de la tabla de posiciones, si bien ambos reaccionaron en la jornada de ese día para poner su foja en un discretísimo 6-10 que los mantiene como colistas.

A la imposibilidad de contar con sus mejores atletas, los dos bandos se han visto perjudicados por el ajuste presupuestario que sufrieron los ocho conjuntos- unos menos que otros- para llevar adelante la temporada de manera independiente, como lo admitió el gerente melenudo Richard Gómez al ser consultado sobre la posibilidad de reforzar el flojo cuerpo de pitcheo selvático.

“Hay una situación de austeridad la cual se ha explicado desde el inicio de la temporada. Tenemos muchas limitaciones y estamos trabajando con lo mejor que podemos conseguir. El Caracas se está manejando como se tiene que hacer. Creando sus propios recursos y sin recibir de otra de otra parte. Es una compañía. Si se produce se gana, sino hay que ajustarse”, explicó el directivo, quien ha descartado la posibilidad de que Leones cubra la cuota de seis extranjeros. De hecho, el equipo solo cuenta con cuatro foráneos.

Lee también
Seis equipos de la liga venezolana de beisbol podrán inscribir jugadores de Major League Baseball

El panorama del Magallanes en lo económico no es muy distinto, aunque el roster de la tercera semana incluye cinco importados y el manager es el mexicano Enrique Reyes. Dos buenos ejemplos para ilustrar el recorte de los filibusteros es la salida consensuada del careta grandeliga Jesús Sucre a Caribes de Anzoátegui y el despido por una desmejora en la oferta económica al coach Gregorio Machado, ahora miembro del staff de los Tiburones de La Guaira.

El poco interés que ha despertado la campaña por el veto de la MLB y la crisis económica que azota al país no ayudan a generar ingresos adicionales, más allá de la escasa publicidad. La muestra es la taquilla de los primeros dos clásicos entre Caracas y Magallanes. En ninguno asistieron ni siquiera 10 mil espectadores.

Sin muchas piezas por incorporar, las tareas a cumplir en lo deportivo para los Eternos Rivales parecen bastante obvias. En el caso del Caracas es urgente mejorar el pitcheo abridor y de relevo, el peor de la LVBP con 6.44 de efectividad en los primeros 15 partidos y 95 carreras limpias permitidas. En el Magallanes la consigna es empezar a fildear. En los primeros 15 choques, el buque registró 29 errores que produjeron 19 carreras sucias de los contrarios.

Además, las dos novenas requieren ser más consistentes y regulares a la ofensiva.

Eso sí, los ajustes deben hacerse rápido. La temporada es de 42 encuentros y cuesta imaginar que sea tan atípica que precisamente sus dos escuadras más populares sean las que se queden sin jugar en enero.


Participa en la conversación