García Carneiro insiste en borrar 430 años de historia varguense mientras el país agoniza

exportaciones

En medio de las fallas eléctricas intermitentes, la ardua escasez de agua, la crisis del sector transporte y la hiperinflación que golpea el bolsillo de los venezolanos, el gobernador del estado Vargas insiste en cambiar la historia a su imagen y semejanza. Según historiadores, las memorias varguenses serían tiradas a la basura de llevarse a cabo dicha transformación.

Caracas. El gobernador del estado Vargas, Luis García Carneiro, por cuarta vez desde que comenzó a dirigir la entidad insistió en cambiar los símbolos y borrar todos los vestigios de los 430 años de la historia varguense desde su fundación en 1589. Algunos historiadores adeptos al oficialismo apoyan esta decisión, mientras que otros especialistas en la materia opinan que las denuncias por las fallas en los servicios públicos son más importantes para los habitantes de la zona.

Con todo y los apagones, García Carneiro a finales del mes de marzo se atrevió —en una sesión conjunta entre el Concejo Municipal y el Consejo Legislativo, mientras invocaba al fallecido expresidente Hugo Chávez— a introducir una solicitud para cambiar el nombre del estado Vargas por La Guaira.

Rubén Contreras, cronista e historiador, explicó que en 1999 —en una sesión realizada en el hotel Melia— presenció cuando se designó una comisión para elaborar los símbolos del estado Vargas, donde se asumió la bandera diseñada entre Manuel Gual y José M. España de manera consensuada con el exalcalde Lenín Marcano, «por lo que cada uno de sus signos es parte de la memoria de muchos varguenses y no debe ser eliminada».

Contreras considera que en estos momentos el país agoniza; se mantiene en terapia intensiva. Es por ello que el cambio de nombre de la entidad no es una prioridad para los varguenses que sufren cada día las carencias de los servicios públicos como el agua, la luz y el transporte. Además, estima que el gobernador intenta distraer a la ciudadanía para desviarla de todas aquellas penurias que los aquejan. García Carneiro es un ágrafo e ígnaro en el conocimiento del estado Vargas, de sus usos y costumbres, no está calificado para realizar esta decisión, sostuvo.

La Academia Nacional de Medicina a través de un comunicado rechazó esta propuesta debido a que José María Vargas es considerado el padre de la Medicina en Venezuela, con un legado civilista. Reclamaron que desde hace 20 años su imagen ha sido desplazada de los hospitales más importantes del país, la cual sustituyeron por otras figuras más oscuras y piden enaltecer la obra académica que adelantó para el país.

Quien ocupa el cargo de gobernador de Vargas, además, planteó mover de fecha la celebración del 29 de junio al 28 de febrero, día del natalicio José María España. También propuso cambiar el himno del estado y el escudo de armas de manera que exalte a los ancestros locales y contemple a Josefa Sánchez, Juan Bautista Picornell y Manuel Gual.

Del mismo modo, hace tres años firmó la promulgación de un himno vigente, el cual fue aprobado por los legisladores del Consejo, pero algunos historiadores aún difieren de este cambio.

José María Vargas no es cualquier persona

José María Vargas fue electo presidente de Venezuela en los comicios del año 1834, momento en el que tuvo renombre debido al reforzamiento del poder civil mediante su figura. De cierta manera expresó una actitud antimilitarista para la época.

Vargas fue un personaje que hizo aportes importantes a escala nacional e internacional como científico, médico, profesor y rector de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Como novedad en Venezuela para el siglo XVIII, inició las disecciones de cadáveres, inauguró la Facultad de Medicina con las ramas de la ciencia moderna y cambió el paradigma de la educación en el país.

Para cambiar el nombre del estado Vargas se debería realizar un estudio, porque no es solo introducir una solicitud, sino también consultar con los habitantes no de manera arbitraria, sino mediante un referéndum con un CNE legítimo en el caso que se quiera cambiar un personaje ícono de la historia venezolana. Para esto las condiciones tienen que estar dadas, pero el país presenta mayores necesidades, explicó María Soledad Hernández, profesora de historia de la Universidad Católica Andrés Bello.

En horas de la tarde de este jueves el Colegio de Médicos del Distrito Capital, representantes del Frente Amplio del estado Vargas, miembros de fundaciones e historiadores que se oponen al cambio de nombre de la entidad, se reunieron en la Cámara de Comercio de la Guaira para llegar a consenso y tomar decisiones pertinentes en este caso.


Participa en la conversación