Icono del sitio Crónica Uno

Lentitud para atender usuarios marcó el inicio de la jornada de inscripción y actualización de datos en el Registro Electoral

jornada de inscripción y actualización de datos

Foto: Tairy Gamboa

En Caracas, el proceso para la inscripción y actualización de datos en el Registro Electoral se caracterizó por tomarse entre dos y cuatro minutos por persona, y en algunos puntos la poca cantidad de máquinas generó colas de decenas de ciudadanos.

Caracas. Este martes empezó oficialmente la jornada de inscripción y actualización de datos de electores en el Registro Electoral (RE), la cual al menos en Caracas se caracterizó por presentar una baja afluencia de personas y una que otra cola, generada no por una respuesta masiva de la población capitalina, sino por las pocas máquinas habilitadas para la ciudad.

La jornada de inscripción y actualización de datos tendrá una duración de 45 días y una distribución de 783 puntos a escala nacional; estos a su vez contarán con 1000 máquinas electorales, las cuales estarán habilitadas para los trámites que requieran las personas.

En la Gran Caracas, se activaron en total 57 puntos, 46 en el municipio Libertador, y 11 en los municipios del estado Miranda adyacentes: Sucre con cinco, y Baruta, Chacao y El Hatillo, con dos cada uno. Todos estos puntos iniciaron sus actividades a las 8:00 de la mañana y funcionaron sin mayores inconvenientes, pero en aquellos en los que estos se presentaron no tenían forma de resolverlos.

En la plaza El Indio, en Chacao, una impresora falló y nunca fue remplazada, por lo que solo un punto estuvo trabajando. Foto: Tairy Gamboa

En el punto ubicado en la plaza El Indio, en Chacao, se instalaron dos máquinas desde el inicio del proceso. Sin embargo, para las 10:00 de la mañana una de estas ya había presentado una falla con la impresora, lo que obligó a trabajar con un solo punto. Esto, obviamente, generó un fuerte retraso, una fila que en su momento casi llegó a alcanzar las 100 personas, que incluso tuvieron que pasar hasta 30 minutos parados en el mismo lugar. Que en un momento todo el proceso se detuviera para cambiar de lugar la mesa donde estaban los puntos porque le pegaba el sol, solo retrasó aún más el proceso.

Esto simplemente no avanza, tiene una media hora sin moverse. También hay personas que se están coleando, que hacen el paro de que van a saludar y aprovechan y se meten en la fila, dijo Juan, uno de los hombres que esperaba para poder modificar sus datos en el RE.

En el único otro punto de ese municipio, el que se ubicó en el Mercado de Chacao, también se registró una larga cola de unas 50 personas, todas esperando para poder registrarse o modificar su información electoral. En ese lugar el inconveniente no era alguna falla en la única máquina habilitada, era otro: el sistema estaba lento.

Punto ubicado en el Mercado de Chacao. Foto: Tairy Gamboa

Josué, un trabajador vestido con el uniforme de la Alcaldía de Chacao, aprovechó la cercanía del centro para actualizar sus datos, lo que no sabía era que al momento de llegar, a las 10:40 a. m, pasaría una hora sin que hubiese siquiera avanzado, aunque era una de las primeras 20 personas en la fila.

Tengo aproximadamente una hora aquí parado. Nadie se nos acerca a decirnos nada, vine a actualizar mis datos y escogí este punto porque estaba cerca de mi trabajo, dijo el obrero.

Una realidad totalmente opuesta era la que se apreciaba en Plaza Venezuela, punto donde había más de 10 máquinas instaladas, lo que permitió que la cola que se armó, a la espera de que el proceso comenzara, ya para las 10:00 de la mañana fuese inexistente. Sin embargo, los problemas con respecto a la duración del tiempo se mantenían. En el sitio, incluso registrarse por primera vez era algo que tardaba hasta cinco minutos.

El punto de Plaza Venezuela tenía más de 10 máquinas para atender a las personas. Foto: Tairy Gamboa

Algunas personas que hicieron los trámites señalaban que la distancia entre ellos y el operador dificultaba la comunicación, mientras que algunos de los empleados del CNE ponían la responsabilidad en quienes se inscribían o se iban a cambiar de sitio de votación pero no tenían claro en qué centro querían que los ubicaran.

Señor, mire, yo le estoy haciendo un favor. El deber ser es que usted hubiese venido ya sabiendo a qué centro quería que lo asignáramos, dijo una empleada a un hombre que se había ofuscado porque había pasado más de 10 minutos en el proceso.

Quitando la duración del proceso y alguna que otra falla, la jornada de inscripción y actualización de datos ante el RE no generó mucho interés en la población en su primer día. Al menos eso informó la coordinadora del CNE que estuvo a cargo del punto del liceo Andrés Bello, el centro electoral más grande de toda Caracas.

“El proceso ha ido algo lento, no ha venido mucha gente, recuerda que estamos empezando hoy, hay personas que no saben y otros que lo dejan para otro día o para última hora. Pero el proceso comenzó como debía a las 8:00 de la mañana sin problema alguno”, señaló Maite Blanco, quien estuvo a cargo del proceso en el Andrés Bello.

La falta de asistencia de las personas se empezó a notar particularmente para las 12:30 del mediodía cuando la mayoría de los puntos, como el propio liceo Andrés Bello o el complejo educativo Fermín Toro, no tenían a nadie en fila o haciendo los trámites para actualizar sus datos electorales.

A poco más de una hora para el cierre de los puntos (2:00 de la tarde), era palpable el contraste entre la ausencia de personas en estos, y las largas filas en farmacias, estaciones de gasolina y la del Hotel Alba Caracas, donde cientos de personas soñaban con poder ponerse una vacuna contra la COVID-19.

Lea también:

Un año después del nuevo esquema de gasolina hay menos estaciones subsidiadas y siguen las colas

Salir de la versión móvil